Últimos temas
» Encrucijadas
por Ira Jue 19 Jun 2014, 11:49

» La noche más oscura
por Aisu Lun 09 Jun 2014, 09:38

» ◄Registro de Avatar
por Ryogi Aoi Miér 04 Jun 2014, 14:13

» ◄Registro de Grupo
por Ryogi Aoi Miér 04 Jun 2014, 14:13

» Memento
por Ichinose Hitomi Dom 25 Mayo 2014, 14:04

» Silent Mall
por Ichinose Hitomi Dom 25 Mayo 2014, 13:01

» Nessun Dorma (Que nadie duerma)
por Ichinose Hitomi Dom 25 Mayo 2014, 11:46

» Si no te gusta perder, no juegues
por Bobby Harley Mar 13 Mayo 2014, 22:56

» Flow with'eh
por Bobby Harley Mar 13 Mayo 2014, 21:14

» Aprendiendo a ¿trabajar?
por Sakurakoji Takumi Lun 12 Mayo 2014, 01:33


Víspera de un día "especial"

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Víspera de un día "especial"

Mensaje por Momonari Junko el Miér 13 Jun 2012, 21:32

Lunes, 30 de Abril de 2012
17:00 de la tarde.

Había venido al parque con su madre, lo cual no era habitual dado que hoy era Lunes. Los Lunes no se iba al parque, ni los Martes, ni los Miércoles ni los Jueves. Los Viernes sí, y todo el fin de semana. Pero los Lunes no. Entonces, ¿por qué habían ido al parque un Lunes? Su madre le había dicho que como mañana tendría un día muy especial podría aprovechar todo el día de hoy para jugar. A Junko no le parecía especial ir al colegio, según le habían dicho sus padres era como la guardería pero para niños un poco más mayores, así que no entendía muy bien porqué mañana habría de ser especial. Pero igualmente no rechistó cuando se le propuso el plan de ir al parque, porque ella adoraba el parque. Además, ella sabía que le hacía ilusión empezar el "cole", aunque también tuviera un poco de miedo.

Nada más llegar, Junko se abalanzó sobre los columpios. Adoraba esos columpios, y sobre todo le gustaba balancearse ligeramente acostada para poder mirar al cielo; parecía que volaba si hacía eso. Estuvo columpiándose de esa forma un rato hasta que volvió a sentarse correctamente después de que su madre le gritara desde el banco donde estaba sentada que lo hiciera. A su lado había un niño mayor que ella columpiándose, pero súbitamente saltó del columpio cuando estaba en lo más alto y aterrizó sobre la arena del parque con los pies sin ningún tipo de problema. La pequeña Junko lo miró con los ojos abiertos de par en par, fascinada por aquella proeza. Volvió a columpiarse y cuando estuvo en lo más alto saltó del columpio. Se imaginaba a sí misma flotando en el aire como si fuera una astronauta en la Luna. Pero lo cierto es que cayó de bruces sobre la arena debido a un mal aterrizaje. Se quedó tendida en la arena boca abajo, con su cabeza alzada buscando con la mirada a su madre, pero no la había visto porque estaba hablando con una señora. Le dolían las rodillas pero aquel salto, por muy desafortunado que hubiese sido, la había divertido. Seguramente si su madre se hubiera acercado hacia ella consolándola por la caída habría roto a llorar porque era lo que se suponía que tenía que hacer cuando se caía, pero nada de eso había tenido lugar.

Se incorporó, sentándose de rodillas sobre la arena y mirando hacia su madre con cara de confusión. Llorar o no llorar... He aquí la cuestión.
avatar


Avatar : Yuzuyu Sakashita
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 13/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Toushiro el Jue 14 Jun 2012, 16:23

Había sido un día bastante normal en la universidad. De hecho, era de los pocos de la clase que había terminado todos los proyectos que tenía pendiente, de modo que no se veía sumido en la espiral de agobio y desesperación que arrasaba con la mayor parte de sus compañeros. La verdad es que no iban retrasados, pero al ver que habían tres personas que ya habían terminado, sintieron que el tiempo se les venía encima. En cualquier caso, ese no era asunto de Toushiro.

Sí lo era, sin embargo, la falta de sueño. Muchos creían que tener un momento de inspiración tenía sólo ventajas, pero no era así en absoluto. El temor a que, si dormía, desapareciera aquella musa era tal que había ingerido cantidades sobrehumanas de café. Por esta razón, ahora que había entregado todo, Toushiro estaba deseando llegar a casa para poder tirarse sobre el colchón y no despertar hasta la semana siguiente. Era un decir, porque sabía perfectamente que eso era biológicamente imposible a pesar de la acumulación de cansancio en su cuerpo.

Caminaba con aire taciturno, con la mirada perdida en un libro que sostenía distraídamente con las manos. La lectura era interesante, pero su espíritu estaba tan ausente que a veces tenía que leer el mismo renglón tres veces para darse cuenta de lo que estaba leyendo. No se daba cuenta de por dónde iba, y la gente se apartaba de su camino, mirándolo con extrañeza o incluso con cierta molestia porque no era capaz de quitarse de en medio.

No fue sino un par de capítulos después cuando alzó finalmente la cabeza, dándose cuenta de que no estaba para nada en la ruta que debía seguir para llegar a casa. Suspiró, rendido, pues no era la primera vez que le ocurría. Se encontraba en un parque, curiosamente, un parque que le era familiar... Allí donde, cinco años atrás, había visto llorar a Mayumi.

Sonreía con suavidad al recordar aquello cuando vio cómo una niña saltaba del columpio y caía de bruces sobre el suelo, ensuciándose con la arena. Se incorporó con torpeza y miró a su alrededor, algo perdida. Toushiro también miró a su alrededor, intentando identificar a la madre, pero había tantas mujeres allí que era imposible saber cuál era la correcta. Problemas de la falta de datos. ¿Quería decir eso que la pequeña estaba ahí sola?

El joven se sacó un pañuelo del bolsillo del pantalón, lo mojó en la fuente, y fue junto a la muchachita. Se arrodilló frente a ella y le tendió el paño mojado para que lo usara en las zonas que tuviera irritada por la caída. Encontraba que estaba un poco fuera de lugar si él era quien se ocupaba... Además, nunca había tratado demasiado con niños. Eran tan impredecibles que casi se podía decir que le daban miedo.

- Llorar no es malo. No te hará menos fuerte.

_________________










avatar

1º Carrera

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Yuuka Kiyoshi el Vie 15 Jun 2012, 16:32

Yuuka no estaba por la labor de asistir a las últimas clases de la facultad. Las llevaba bastante bien, y no era de esas personas a las que le gustaba perder el tiempo sin hacer algo que le fuera a resultar útil más adelante. A estas alturas, todo lo que tenían eran prácticas, y ella ya practicaba suficiente curándose sus propias heridas y algunas que se hacían sus padres en el hogar, como pequeñas quemaduras o cortes poco profundos.

Recordando a sus padres, pensó en la "intensa" charla que tuvieron el otro día sobre la actitud de Yuuka con las personas. Fue una situación bastante divertida en cierto modo: un insistente vendedor a domicilio llamó a la puerta, siendo Yuuka quien le recibió, mirándole con mala cara. Aún así el hombre comenzó a hablar irrtiantemente, haciendo así que le cerrara la puerta en las narices en lugar de hacerle tragar la enciclopedia que portaba.
A sus padres no les pareció nada bien esto y comenzaron a sermonearla acerca del respeto y bla bla bla, pues así sonaba en su mente y le recordaron que aunque tuviera permiso a independizarse, seguía viviendo bajo su techo y que la echarían si no hacía algo bueno en un día, aunque claro, era un farol.

Siendo las pocas personas a las que Yuuka quería, pensó que lo mínimo era hacerles caso, asique se dirigió al parque, que solía estar lleno de niños a esas horas. Y eso suponía una operación matemática sencilla: Niños + parque + no mirar a donde van = heridas. Y curar heridas es una buena obra.
Y en caso de no encontrar a alguien que se hubiera hecho daño, ya procuraría ella de encontrarlo de maneras poco convencionales.

Se acercó a la zona de los juegos infantiles, donde había bastante niños jugando y con muchas madres por los bancos, parloteando entre ellas. Tanto ruido molestaba a Yuuka, pues no le gustaba tanta molestia, ya que la distraía demasiado de sus pensamientos poco coherentes.
Miró a los columpios, donde una niña pequeña comenzó a columpiarse y saltó, intentando caer de pie y sin un rasguño. Todos sabían como iba a acabar esa historia, cayendo al suelo de bruces. Y así fue.
La pequeña miró hacia todos lados, buscando a su madre probablemente, pero no la encontraba. Era su oportunidad, podía ayudar a la chica y haber hecho una buena obra, curándole alguna herida si tuviera. Algo es algo.

Conforme se acercaba, un chico de cabellos plateados, de una edad parecida a la suya, aunque bastante más alto, se acercó a la niña, arrodillándose ante ella y ofreciéndole un pañuelo mojado, seguramente, para que se limpiara por la caída.

-Llorar no es malo. No te hará menos fuerte.- dijo el muchacho a la niña con el pañuelo en la mano.

La muchacha se aguantó las ganas de decir "discrepo en eso totalmente", centrandose con toda su tozudez en la buena acción que necesitaba hacer, asi que, tragando saliva, se acercó a ellos dos y, agachándose un poco, ya que Yuuka no pecaba de altura, se puso a la altura de la chica, mirándola detenidamente y suspirando un momento.

-¿Estás bien?- preguntó sacando un tono de amabilidad de donde podía, aunque le costara -¿Tienes alguna herida?-
avatar


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 08/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Momonari Junko el Sáb 16 Jun 2012, 02:02

Junko se dio cuenta de algo: no tenía telepatía. Por más que miraba a su madre ésta no parecía darse cuenta de ello y no la había mirado. Quizá no era como esa niña de la película que había visto el día anterior, y no podía hacer cosas raras con la mente. Seguramente sus padres tendrían razón al decirle que las cosas que pasan en las películas son mentira. Se encogió de hombros pensando en todo esto y debatiéndose entre levantarse por su cuenta o esperar un poquito más a ver si su madre la veía, cuando de repente sus ojos divisaron un pañuelo húmedo delante de su rostro. A su lado, arrodillado, había un niño (bastante grande) que la miraba y le hablaba. Tenía el pelo gris... O blanco, no lo sabía muy bien, y llevaba gafas. Su madre decía que la gente llevaba gafas porque tenía los ojos malitos y no veían bien. Junko veía bien, y se alegraba de no llevar gafas. ¡Seguro que pesaban un montón!

Lo que le dijo el chico hizo que la pequeña le mirara ladeando la cabeza, confusa. No lo había entendido muy bien... ¿Qué tenía que ver llorar con ser fuerte? ¿Si uno llora pierde fuerza? ¿Y si no llora se hace fuerte? Entonces... ¿Qué pasa cuando una persona no llora nunca, nunca? Aquel tema indudablemente la fascinó y no pudo dejar de pensar en ello hasta pasado un minuto, cuando otra persona se acercó hacia ella.

- ¿Estás bien? ¿Tienes alguna herida? - le preguntó.

Parecía amable; más amable que el chico a decir verdad, éste parecía muy serio, como si estuviera enfadado o triste todo el rato. Pero le había ofrecido un pañuelo mojado, supuso que para limpiarse las manos llenas de arena y las rodillas.

La pequeña miró hacia los grandes ojos verdes de la chica con sorpresa, para luego ponerse en pie con parsimonia y mirarse las rodillas, las manos y los codos. Se señaló la rodilla izquierda.

- Pupa. - a continuación se señaló la otra rodilla - Pupa. - volvió a decir.

Asintió con la cabeza y luego miró al chico, bajando la mirada hasta el pañuelo que aún le ofrecía. Lo cogió con suavidad entre sus diminutas manos llenas de arenilla para comenzar a limpiárselas. Cuando acabó se miró las rodillas nuevamente y comenzó a frotar una de ellas con el pañuelo para limpiarla también. Se lo tendió de nuevo al chico.

- Muchas gracias, señor. - le dijo educadamente.

Mamá siempre le decía que había que dar las gracias cuando te daban algo y que había que pedir las cosas por favor. También que había que aprender a reconocer los errores y pedir perdón. Esto último debía reconocer que no lo entendía ni llevaba muy bien...

- Me pican las rodillas. - se quejó repentinamente, posando sus manos sobre éstas.

Le dolían pero le hacían cosquillas, cosquillas malas. No le gustaba.
avatar


Avatar : Yuzuyu Sakashita
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 13/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Toushiro el Dom 17 Jun 2012, 22:49

La niña no dijo nada, sino que se limitó a ladear la cabeza. Toushiro imitó el gesto, simplemente para que su mirada quedara paralela a la de la pequeña. Esperaba una respuesta que no llegaba. ¿Tal vez aún no había aprendido a hablar? Sería un poco extraño, pues a simple vista parecía rondar los cinco años. También era muy posible que no se fiara de él, de un simple desconocido que se le acercaba; en ese sentido, su comportamiento era más que ejemplar.

- ¿Estás bien? ¿Tienes alguna herida?

Toushiro volteó la cabeza para mirar a la joven que acababa de entrar en escena. No era la clase de individuo que pasara desapercibido; al menos, su corte de pelo contribuía a ello. Comprendió entonces la afinidad del sexo femenino para con los niños. Observó cómo su mera presencia conseguía que la niña pronunciase las primeras palabras con una voz aguda y dulce que sólo puede tener alguien de su edad. ¿Pupa? Claro, el idioma de los infantes. El peliblanco se sorprendió a sí mismo sonriendo suavemente, momento en el cual la pequeña aceptó su pañuelo y se limpió con cuidado la suciedad y las heridas.

- Muchas gracias, señor.

Toushiro arqueó las cejas. ¿Señor? Recuperó su pañuelo observando con interés a aquella niña, la primera persona en el mundo en haberlo denominado de esa manera. A sus ojos era un adulto, entonces. Ese era un tema que venía repitiéndose mucho a lo largo de los últimos días... Linda coincidencia. Por un instante se vio tentado a responder un "señor es mi padre", pero imaginaba que una chiquilla no pillaría esa referencia que tanto se repite en el cine y en televisión.

- Me pican las rodillas.
- Es normal que te piquen. Tus terminaciones nerviosas están irritadas por el golpe, pero no te preocupes: las células ya han comenzado su labor de cicatrización. No te rasques, o tardarás en curarte. Será mejor que te llevemos con tu madre.

Estaba claro que no se le daban demasiado bien los niños, ya que no era capaz de tratarlos como dios manda, en este caso, utilizando un vocabulario sencillo que le resultara fácil de comprender. Sin embargo, sí que era consciente que si hablaba de heridas infectadas eras posible que la pequeña se asustara, de modo que obvió esa parte. Debían limitarse a encontrar a su madre para que le aplicara alcohol o algún tipo de desinfectante.

Se irguió y miró a la joven, ajustándose las gafas sobre el puente de la nariz.

- Te he incluido, pero no es una obligación, ni mucho menos. Soy Aoyama Toushiro. ¿Y tú? Bueno, ¿vosotras? - sería mejor hacer que le niña olvidara sus picores.

_________________










avatar

1º Carrera

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Yuuka Kiyoshi el Lun 18 Jun 2012, 22:12

El chico de pelo grisáceo la miró detenidamente, cosa que Yuuka se dió cuenta. No le gustaba sentirse observada, y menos por un desconocido. Pensándolo bien, la sitación constaba de una pareja de desconocidos que se acercaban a una niña que estaba en el suelo, mientras un muchacho le ofrecía algo a la niña y la chica simplemente se quedaba mirando. Cualquier persona sería capaz de sacar las cosas de contexto y armarse una buena en la zona.
Dejando a un lado esos pensamientos, la pequeña de pelo castaño la miró con sorpresa al primer instante, pero después, se levantó tranquilamente y se miró los codos, las manos y las rodillas.

-Pupa- dijo señalándose la rodilla izquierda, en la que se veía un rasguño -Pupa- repitió, señalando esta vez la otra.

Yuuka la miraba algo confundida. ¿Pupa? Debía ser por la corta edad de la pequeña, que estaría en torno a los 5 años. La muchacha asintió con la cabeza y, cogiendo suavemente el pañuelo humedo que le tendió el chico con sus pequeñas manos, comenzó a frotarse las rodillas para limpiarlas. Una vez hubo terminado, se lo tendió al muchacho de nuevo.

-Muchas gracias, señor.- dijo en agradecimiento mientras le devolvía el pañuelo. Parecía estar mejor la cosa, aunque los rascuños que llevaba era mejor limpiarlos también con desinfectante y cubirlos con una curita, para que no se llenara de arenilla la herida, pues afortunadamente, no era muy grande.
De pronto, la muchacha se llevó las manos a las rodillas, lo cual no le gustó ni un pelo a Yuuka, pues la chica aún tendía las manos con polvo y podía llegar a ensuciar la herida, lo cual acabaría el algo peor: -Me pican las rodillas- dijo la muchacha

-Es normal que te piquen. Tus terminaciones nerviosas están irritadas por el golpe, pero no te preocupes: las células ya han comenzado su labor de cicatrización. No te rasques, o tardarás en curarte. Será mejor que te llevemos con tu madre.- respondió el chico al comentario de la pequeña, dejando a Yuuka con una expresión incrédula.

Giró la cabeza y le miró sorprendida. Ella no tenía buena mano con los niños, pero sabía de sobra que una explicación así no la iba a entender a esa edad. De hecho, a más de uno le habría costado entenderla, tuviera la edad que tuviera. Suspiró y volvió a mirar a la niña, mientras buscaba algun trozo de esparadrapo que solía llevar (no para fines benéficos usualmente), pero que con eso y un pañuelo, se podría tapar la herida malamente.
En ese momento el joven se levantó y miró a Yuuka, ajustándose las gafas.

-Te he incluido, pero no es una obligación, ni mucho menos. Soy Aoyama Toushiro. ¿Y tú? Bueno, ¿vosotras?-

-Yo soy Yuuka Kiyoshi- dijo mientras se ponía de pie, aunque no llegaba a la altura de los ojos del muchacho. Se volteó hacia donde estaba la pequeña y con una amabilidad que, para su asombro ya no resultaba tan forzada como al principio, se inclinó para que no hubiera tanta diferencia con respecto a la pequeña -¿Y tú nombre es..?-
avatar


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 08/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Momonari Junko el Jue 21 Jun 2012, 14:08

- Es normal que te piquen. Chino chino chino chino chino chino chino chino chino chino chino chino chino chino chino chino chino chino chino chino chino chino. No te rasques, o tardarás en curarte. Será mejor que te llevemos con tu madre. - no había entendido casi nada de lo que le había dicho el chico, de modo que la pequeña se quedó mirándole con cara de confusión ladeando la cabeza.

El chico mayor se puso en pie y le habló a la otra chica y luego se presentó como Aoyama Toushiro. Seguidamente les preguntó a las dos su nombre. La otra chica mayor se llamaba Kiyoshi Yuuka, y nada más decirles su nombre se inclinó junto a Junko y le preguntó el suyo con amabilidad. La pequeña sonrió contenta; le gustaba que le hablaran tan amablemente, le hacía sentir bien. Aunque le gustaba más cuando su madre le hablaba con cariño o su padre la hacía reír, pero eso sólo lo podían hacer sus padres. Toushiro era más serio aunque también le hablaba de forma amable, aunque no entendiera la mayor parte de lo que le decía.

- Yo me llamo Momonari Junko, tengo cinco años y mañana voy a empezar el colegio. - dijo hablando ligeramente deprisa.

Volvió a sonreír, aunque pronto el sentir de nuevo la picazón en las rodillas la hicieron mirarlas agachándose ligeramente mientras ponía una mueca de dolor. Se levantó de nuevo y al alzar la vista vio a Yuuka con algo entre las manos, parecía una tirita.

- ¿Qué es eso? - le preguntó con curiosidad.
avatar


Avatar : Yuzuyu Sakashita
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 13/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Toushiro el Lun 25 Jun 2012, 14:47

Toushiro suspiró con suavidad. La niña lo miraba con una expresión que dejaba constancia más que evidente de la falta de entendimiento relativa a esta cuestión. ¿A qué edad aprendían los niños a conocer el funcionamiento del cuerpo humano? Fue con la presentación de la pequeña con la que comprendió que aún no había iniciado sus estudios en educación primaria, lo cual daba más sentido a la situación. El peliblanco sonrió, contagiado inexplicablemente por el entusiasmo de Junko ante la idea de empezar la escuela.

La otra joven, Yuuka Kiyoshi según acababa de mencionar, sacó un rollo de esparadrapo de su bolso. El peliblanco se sorprendió, si bien era consciente de que las mujeres solían salir a la calle preparadas para la peor de las hecatombes. Aún así, él no era de los que generalizaban, sino que le gustaba llegar a sus conclusiones basándose en los pequeños detalles. Kiyoshi-san parecía tener la piel algo magullada, lo que le conducía a pensar que tal vez practicara algún deporte en el que pudiera caerse a menudo y hacerse ese tipo de roces o heridas. Esto explicaría el por qué iba tan bien equipada.

Toushiro se llevó el pañuelo mojado a los labios, y lo encajó entre sus colmillos, mordiendo con fuerza. Después, dio un tirón y la tela se rasgó con un sonido muy característico. Así, se quedó con un pedazo de tela en cada mano, que le tendió a la muchacha para que pudiera ponérselos a Junko.

- Junko, ¿sabes dónde está tu madre? - preguntó entonces.

_________________










avatar

1º Carrera

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Yuuka Kiyoshi el Mar 26 Jun 2012, 13:54

-Yo me llamo Momonari Junko, tengo cinco años y mañana voy a empezar el colegio.- dijo la pequeña rápidamente.

¡Qué pequeña era! Comparada con ellos dos, la diferencia de edad era bastante. Aún recordaba, aunque vagamente, su tiempo cuando empezó la escuela. En ese momento, era una niña más bien introvertida, completamente opuesta a Junko. "Aunque igual de torpe" pensó para sus adentros cuando vió que la chica se agachaba ligeramente, poniendo una leve expresión de dolor por las heridas.
Debían escocerle bastante, sobre todo con el polvo y suciedad que hay en el parque.

Toushiro, como así se había presentado el chico, se llevó el pañuelo a la boca y, agarrándolo fuertemente con los dientes, rasgó la tela, partiendo así el pañuelo en dos parte, ofreciéndoselas para que pudiera así ponérselos a Junko en las heridas.
Yuuka se sorprendió por su acción. Parecía el tipo de persona estirada que cuida demasiado sus cosas, tal vez siendo hasta un poco receloso con lo suyo, pero rompió su pañuelo, el cual además, era de tela, para usarlo para ayudar a una chica a la cual ni siquiera conocía. Tal vez lo había etiquetado mal y no era tan frío y borde como ella pensaba.

-¿Qué es eso?- preguntó la pequeña con curiosidad mirando el esparadrapo que tenía Yuuka en las manos. Tal vez nunca habían necesitado ponerle un trozo de esparadrapo por una herida o una lesión por algún golpe o caída.
Se agachó de nuevo, poniendose a la altura de Junko y enseñándole el rollo más de cerca, para explicarselo visualmente.

-Se llama esparadrapo- dijo pronunciando perfectamente, para que la entendiera mejor -Es... Uh... Como una especie de celo, que se usa para sujetar vendas y ayuda a curar.- No estaba segura de como definir mejor un esparadrapo a una niña pequeña para que lo entendiera bien.

Cogió uno de los trozos del pañuelo que Toushiro había partido previamente con los dientes y, doblándolo de manera que el tamaño fuera aproximado al de la herida, cortó un pedazo de esparadrapo con los dientes y lo pegó a la piel de la pequeña sujetando el pañuelo, y mientras sujetaba esto con una mano, cortaba otro pedazo y se lo pegaba en el lado contrario, sujetando así bien la tela.

-Junko, ¿sabes dónde está tu madre?- preguntó el chico mientras Yuuka terminaba de colocar la "tirita" provisional en la otra rodilla de la joven.

Yuuka miró a la pequeña, aguardando la respuesta de dónde se encontraba su madre. Deberían acompañarla hacia dónde se encontraba, sólo por si acaso. Le daba pereza, y bastante además, pero una buena obra es una buena obra.
avatar


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 08/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Momonari Junko el Jue 28 Jun 2012, 20:38

- Se llama esparadrapo. Es... Uh... Como una especie de celo, que se usa para sujetar vendas y ayuda a curar. - le respondió.

Junko se encontró a sí misma tratando de repetir aquella palabra en su cabeza. Espar-... Esprada-... Espardatrapo... Espara-... Esparadra-...

- ¡Esparadrapo! - dijo finalmente con entusiasmo cuando por fin le salió.

Mientras ella había estado entretenida pensando en aquella nueva palabra, el chico había partido su pañuelo en dos ayudándose con sus dientes para luego tendérselo a la Yuuka, quien cogió uno de los trozos y lo dobló para ponerlo sobre su herida. A continuación cortó un trozo de esparadrapo y lo pegó sobre el trozo de tela, no tardando en pegar otro para reforzar. ¡Ah, vale! ¡Así que el esparadrapo era como una tirita!

- Es como una tirita. Yo tengo tiritas de Pucca y de Hello Kitty. - dijo sonriendo alegremente hasta el punto de entrecerrar sus ojos - ¡Gracias! - exclamo contenta.

Toushiro le preguntó entonces si sabía dónde estaba su madre, lo cual hizo que inmediatamente la niña mirara a su alrededor tratando de localizarla. Al mirar hacia el banco donde estaba sentada antes señaló con el dedo, pero se dio cuenta de que ¡no estaba allí! ¿Dónde estaría? ¿¡S-Se habría marchado sin ella!? N-No podría haberla abandonado en aquel parque... ¿No?

- ¡E-Estaba allí! ¿Dónde...? ¿Dónde está mami? - se giró hacia los dos chicos con cara de preocupación, como si alguno de los dos fuera a responderle.

¡No quería que su mami le abandonara! ¿Qué había hecho mal? ¡Ostras! ¿Sería por haber hablado con dos desconocidos? Seguramente su madre lo había visto y se había marchado enfadada.

¡Perdóname, mami! - pensó angustiada.

Sus labios comenzaron a temblarle sin que pudiera evitarlo y su ceño se había fruncido. Tenía ganas de llorar...
avatar


Avatar : Yuzuyu Sakashita
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 13/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Toushiro el Jue 12 Jul 2012, 12:06

[FDI: siento mucho el retraso, chicas]

Toushiro observó con atención cómo Kiyoshi-san colocaba cuidadosamente el trozo de pañuelo que él le había ofrecido previamente sobre la herida de la pequeña, ajustándolo segundos más tarde con alla del esparadrapo. La chispa de la inspiración iluminó sus ojos azules, pero esta vez optó por no hacer uso de su cámara de fotos para inmortalizar aquella escena. No quería asustar a ninguna de las dos y, desde luego, no quería dar explicaciones sobre por qué tener que ponerse a sacar fotos en ese momento.

Junko aguantó "la cura" como una campeona, y el peliblanco no pudo evitar sonreír ante sus intentos de pronunciar la palabra "esparadrapo". Sin embargo, su rostro alegre pronto se borró cuando comprobó con desesperación que no encontraba a su madre por los alrededores. Sus enormes ojos castaños los miraron a ambos con signos de evidente angustia, a punto de romperse a llorar. El joven se agachó nuevamente y le puso cuidadosamente la mano en la cabeza.

- Tranquila, te ayudaremos a encontrarla - apartó su mano y se la tendió, esbozando una suave sonrisa - Cuando lo hagamos te dibujaré un Hello Kitty en el esparadrapo, ¿vale? Anda, vamos.

Ladeó entonces la cabeza para mirar a Kiyoshi-san, a la espera de una reacción por su parte. ¿Vendría también a buscar a la madre de la pequeña?

_________________










avatar

1º Carrera

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Yuuka Kiyoshi el Vie 13 Jul 2012, 00:39

[OOC: No te preocupes, lo bueno es que has vuelto]

Yuuka le terminó de colocar el pequeño apaño sobre las heridas mientras era observada por ambos. Se sentía como cuando tenía que hacer algunas clases prácticas en clase frente a ojos del profesor y en ocasiones, de la clase también.
Esperaba que así Junko supiera lo que es el esparadrapo. Lo comparó como una especie de tirita, y según dijo, ella tenía tiritas con estampado de Pucca y Hello Kitty. Bueno, no debía de sorprenderla, ya que era una niña pequeña, y las tiritas de colores eran normales en esas edades.

- ¡Gracias! - dijo la pequeña sonriendo alegremente ante la cura provisional para sus heridas.

La joven se sorprendió ante el agradecimiento de la pequeña. Se podría decir que le había resultado incluso adorable su reacción. Apartó la mirada de la chica, ya de pie, intentando no encariñarse demasiado con ella. Pero por algún motivo que aún desconocía, comenzaba a disfrutar de la compañía de ambos. Era una sensación extraña, ya que ella nunca cogía cariño a nadie así de buenas a primeras. Debía ser por la actitud con la que ella se había presentado. Aunque al principio era solo una fachada de amabilidad, ese comportambiento comenzó a surgirle menos y menos forzado.
Veía a Junko como una persona buena, demasiado buena como para comportarse mal con ella. Por otro lado, Toshiro se le veía con una actitud bastante madura, aunque más afable que al principio. Quien sabe, tal vez este encuentro acaba resultandole bueno al final.
Salió de sus pensamientos, mirando a la pequeña que buscaba a su madre pero sin encontrarla. ¿Dónde podría haber ido? La anterior alegre expresión de Junko cambió a una mueca que parecía a punto de romper a llorar. Yuuka no sabía que hacer, no quería que llorara.
Justo en ese momento, Toshiro se arodilló frente a ella y le puso la mano en la cabeza para calmarla.

- Tranquila, te ayudaremos a encontrarla. Cuando lo hagamos te dibujaré un Hello Kitty en el esparadrapo, ¿vale? Anda, vamos. -

Le tendió la mano de mano con una suave sonrisa para tranquilizar a la pequeña y darle confianza de que encontraría a su madre. Acto seguido, miró a Yuuka, esperando algo parecido a una respuesta. Debía estar preguntandose "¿Vienes o no?", aunque no lo diría por educación.
La joven tragó saliva y se apartó un poco el pelo largo que había pasado por encima de su hombro con un gesto de su mano, intentando que pareciera lo menos agresivo que de costumbre.

- Yo también voy. - respondió mirandoles a ambos, aún sin creerse este cambio de actitud que había pegado - Su madre aparecerá antes si la buscamos entre dos. ¿Cómo es de aspecto?- preguntó a la pequeña, aguardando una respuesta mientras miraba alrededor.
avatar


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 08/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Momonari Junko el Jue 19 Jul 2012, 00:04

El chico de pelo gris se agachó junto a ella y posó su mano sobre su cabeza, de manera que la niña centró su mirada en la de él. Sus palabras tranquilizaron a Junko ligeramente, era algo que le sucedía casi por inercia: cuando le decían que se tranquilizara, lo hacía, en mayor o menor medida. Toushiro le dijo que la ayudarían a buscar a su madre y que cuando la encontraran dibujaría a Hello Kitty en su esparadrapo. Apartó la mano de su cabeza y se levantó, ofreciéndole a continuación su mano. Junko dudó durante unos momentos; si su madre se había marchado enfadada porque había hablado con dos extraños, no podía irse con ellos... Tal vez si se quedaba sola su madre volvería. O tal vez su madre no se había ido ni estaba enfadada... Junko no sabía muy bien lo que pensar.

La otra chica no tardó en comunicarles que también les acompañaría para buscar a la madre de la pequeña, bajo la atenta mirada de ésta quien miraba a ambos alternadamente con sorpresa. Le preguntó cómo era su madre, ante lo que Junko desvió la mirada quedándose pensativa y apretando ligeramente sus labios hacia adelante. Se llevó también un dedo a los labios, situándolo al lado de la comisura de éstos.

- Hmm... Mi mami es... Muy guapa. Es una chica mayor que yo, de pelo castaño oscuro y ojos marrones claros. No lleva gafas y... Es delgada. - trató de recordar algo más -Vestía una falda rosada baja y suelta porque podía agarrarme a ella sin problemas mientras caminábamos, y una camiseta de manga corta de color blanco. Y zapatos bajos. Y... Creo que ya está. - finalizó.

Finalmente, dejando a un lado sus preocupaciones por haber hablado con desconocidos y enfadar a su madre, la pequeña Junko estiró su bracito para alcanzar la mano de Toushiro y cogerla con suavidad, sintiendo cómo la de él envolvía la suya completamente dado que su mano era fina y pequeña.
avatar


Avatar : Yuzuyu Sakashita
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 13/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Toushiro el Vie 20 Jul 2012, 14:43

Kiyoshi se sumó a la búsqueda de la madre de la pequeña, quien les proporcionó una descripción aceptable de ésta. Estaba claro que lo mejor era guiarse no por las características físicas, sino por la manera en la que iba vestida. Era una suerte que Junko se hubiera fijado en este tipo de detalles, ya que facilitaría enormemente la tarea.

Fue cuando la niña le dio la mano cuando Toushiro comprendió que aquello iba a ser inviable, pues la diferencia de altura lo forzaría a andar encorvado durante todo el trayecto para poder mantener el contacto.

- Espera, mejor hagamos otra cosa.

Sonrió para no asustar a Junko y la cogió con suavidad, para sentarla sobre sus hombros. El joven se sorprendió al notar lo ligera que era la chiquilla. Se sintió extraño teniendo este tipo de gestos, pues era la primera vez que hacía algo así. Por primera vez se preguntó si llegaría a tener hijos en un futuro. La idea le resultaba demasiado extraña como para pensar en ella sin comenzar a sentirse incómodo.

- ¿Mejor así, Junko? Agárrate fuerte. Ahora eres una gigante, seguro que encontramos a tu madre enseguida.

No lograba comprender cómo se sentía tan relajado y tan "humano" cuando interactuaba con la pequeña. No era demasiado lógico... En cualquier caso, Toushiro inició la marcha.

- ¿Llevas mucho tiempo en el parque, Kiyoshi-san? ¿Viste a alguna mujer que encajara con la descripción?

_________________










avatar

1º Carrera

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Yuuka Kiyoshi el Miér 25 Jul 2012, 14:08

La descripción que dio Junko acerca de su madre, aunque algo pobre, era más que suficiente para al menos, hacerse una idea. La ropa sería el metodo más fácil para encontrarla, ya que sería bastante casual que varias personas llevaran el mismo conjunto en ese momento.
Le pequeña agarró la mano de Toshiro, dispuestos a partir, pero caminar así sería bastante complicado. Cosa que el muchacho debió de pensar también, por lo que soltó su mano para luego cogerla en brazos y sentarla sobre sus hombros.
Era una escena bastante bonita aunque cursi. Tan cursi que el interior de Yuuka se revolvía.
Mientas se disponían a iniciar la marcha, Toshiro le preguntó si había visto a alguien de aspecto similar al que describió la pequeña antes.
La muchacha se llevó un dedo a los labios y pensó por unos momentos. Lo más probable es que la hubiera visto de pasada en la zona de los bancos cercanos al parque de juegos, pero no recordaba a alguien con ese aspecto.

- No recuerdo haber visto a esa mujer exactamente, pero creo que podría estar en la zona que hay por aquí con bancos y asientos. - dijo mirando hacia el lugar que mencionaba y señalándolo con la mano. - Pudiera ser que se hubiera ido a sentar allí un rato mientras Junko jugaba. Es lo único que se me ocurre. -

No creía que una madre se fuera muy lejos y dejara a su hija pequeña jugando en el parque sola. Tendría que estar por la zona, tal vez, hablando con alguna otra madre.
Miró a Junko, que estaba muy alta sobre los hombros de Toshiro, seguramente desde allí vería bastante bien a las personas.

- Junko ¿Desde ahí arriba podrías ver bien a tu madre? Si te parece verla, dínoslo. -
avatar


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 08/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Momonari Junko el Lun 06 Ago 2012, 13:28

La pequeña Junko sintió una sensación extraña en el estómago cuando Toushiro la elevó en el aire durante unos pocos segundos. Finalmente se vio sentada sobre sus hombros y se sorprendió de lo alta que estaba, ¡podía ver todo el parque! Asintió con la cabeza ante la pregunta del chico y sonrió cuando le dijo que era una gigante, ¡realmente lo parecía! Junko no prestó atención a la conversación que mantenían el chico y Yuuka, se había quedado atónita contemplando todo el parque desde su nueva altura.

- Junko, ¿desde ahí arriba podrías ver bien a tu madre? Si te parece verla, dínoslo. - le preguntó Yuuka.

Junko miró hacia abajo para dirigir su vista hacia ella, asintiendo con la cabeza para seguidamente volver a alzarla y obsevar el parque. Esa mujer no era, esa tampoco... Ni esa, ni aquella... ¡Un momento! Aquella mujer parecía... ¡Sí, era su madre! Junko comenzó a revolverse de forma inquieta y señaló hacia el lugar en el que había visto a su madre.

- ¡Allí está mi mami! ¡Mami! ¡Mami! - exclamó contenta.

Al ver que Toushiro hacía esfuerzos por sujetarla debido a sus bruscos movimientos Junko se quedó quieta y se llevó la mano tras la cabeza mientras sonreía de forma avergonzada por haberse emocionado en exceso.


[FDI: ¡Perdón por el retraso! >//<]
avatar


Avatar : Yuzuyu Sakashita
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 13/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Toushiro el Miér 22 Ago 2012, 13:28

La respuesta de Kiyoshi-san no carecía de lógica, si bien Toushiro no encontraba ningún motivo que justificara que una madre perdiera de vista a su hija en un parque infantil, no sólo porque la pequeña podía hacerse daño (tal y como había ocurrido) sino por la conducta de terceras personas. La mayoría de los raptos infantiles ocurrían en lugares como ese y, aunque sonara muy extremista, esa era la razón que tenía al joven tan descontento al pensar en Momonari-san.

- ¡Allí está mi mami! ¡Mami! ¡Mami!

Toushiro la sujetó firmemente para evitar que resbalara de sus hombros, pues Junko se había puesto a brincar, emocionada al haber reconocido a su madre. El peliblanco suspiró con alivio y sonrió ante el entusiasmo de la niña al tiempo que daba grandes zancadas para dirigirse a la mujer que coincidía con su anterior descripción.

- ¿Momonari-san? - bajó con cuidado a Junko para que pudiera reunirse con ella - Su hija se ha caído del columpio. Kiyoshi-san le ha hecho un apaño, pero será mejor que le cure la herida con alcohol para evitar infecciones. ¿Se puede saber por qué ha dejado sola a una niña tan pequeña?

_________________










avatar

1º Carrera

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Yuuka Kiyoshi el Lun 03 Sep 2012, 12:39

Finalmente encontraron a la madre de la muchacha, que tampoco estaba demasiado lejos de la zona. Junko se alegró muchísimo de volver a reencontrarse con su madre, lo cual, era normal para una niña de 5 años. A esa edad, la relación con los padres es bastante importante para los niños.
Se acercadon al lugar donde se encontraba aquella mujer con pasos rápidos. El joven peliblanco comenzó a habler en ese momento:

- ¿Momonari-san? - bajó a Junko de sus hombros, para que fuera con su madre - Su hija se ha caído del columpio. Kiyoshi-san le ha hecho un apaño, pero será mejor que le cure la herida con alcohol para evitar infecciones. ¿Se puede saber por qué ha dejado sola a una niña tan pequeña?

Yuuka le miró algo sorprendida. Parecí algo molesto por las palabras que acababa de decirle a la madre, y eso que la acababa de ver. Tal vez pensaba que era una madre un tanto descuidada, pero ella no la veía así. Por el contrario, parecía una mujer bastante atenta, y de seguro que quería bastante a Junko.

- Probablemente se despistara un momento, además ya sabes como son los niños. - respondió Yuuka, con un tono tan sereno que hasta a ella le sorprendía. - Igual Junko se separó semasiado y ya está. -

Le sorpendía como esa niña pequeña consiguió cambiar su actitud en tan poco tiempo. Bueno, los infantes tienen esa hailidad única de ablandar a la gente en cuestión de segundos y, aunque ella no se consideraa en ese colectio, con esa niña era diferente.
avatar


Mensajes : 95
Fecha de inscripción : 08/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Momonari Junko el Sáb 08 Sep 2012, 13:17

Momonari-san era una mujer de cabellos castaños bastante oscuros, de ojos grandes y expresivos color miel y una tez pálida aunque suave y tersa. Era una mujer joven, en buena forma física, a la que le rodeaba un extraño aura de ternura. Sin embargo, en aquel momento expresaba preocupación, angustia, pues había perdido de vista a su pequeña; a la razón de su vida.

- ¡Junko! ¿Dónde estabas? ¡Me tenías muy preocupada, estuve buscándote por todo el parque! ¿Por qué te moviste de donde te dije que te quedaras?

La pequeña Junko había ido corriendo hacia su madre en cuanto Toushiro la bajó de sus hombros, pero en cuanto comenzó a recibir la reprimenda de su madre se paró en seco y comenzó a sollozar. ¿Había sido mala? Juraría que no se había movido de donde le dijo su mami pero... Tal vez se había movido cuando aquel niño paseaba a ese perro tan bonito. ¡Pero luego había vuelto a los columpios! Apenas había sido un segundo para ella, pero para su madre el perderla de vista en los columpios había hecho que se angustiara y comenzara a buscarla, por eso no estaba sentada en el banco.

- ¡Lo siento, mami! ¡No me devuelvas, por favor! - gritó angustiada.

Su madre se extrañó por sus palabras aunque se echó a reír.

- ¿Devolverte? ¿Adónde?
- L-La prima Aiko me dijo que cuando los niños se portan mal sus mamis las devuelven, se las tragan y vuelven a la tripita.

"Aiko y sus bromas pesadas a la pobre Junko", pensó su madre. Se acercó a la pequeña y la cogió en brazos mientras la abrazaba. Se separó de ella un poco para poder secar sus lágrimas con la mano y sonreírle con ternura, como sólo una madre puede hacer.

- No voy a devolverte, cielo. Ya hablaré con tu prima Aiko de eso. - entonces se giró hacia los jóvenes que habían traído a su pequeña de vuelta - Perdonad por las molestias causadas, de verdad que estaba buscándola por el parque cuando no la vi en los columpios, pero con tanta gente no reparé en que volvió allí al poco tiempo. Muchas gracias por ayudarla y traerla.

Les hizo una reverencia y miró a su hija, centrando su atención en su rodilla: tenía un trozo de pañuelo ajustado con un trozo de esparadrapo.

- ¿Te has hecho pupa? Tendremos que curarla. Sana, sana, culito de rana. Si no se cura hoy se curará... - cantó suavemente mientras frotaba con cuidado su rodilla.
- ¡Mañana! - terminó ella con entusiasmo - ¡Esto es un esparadrapo, mami! Me lo ha puesto Yuuka-chan y Toushiro-chan me ha dado su pañuelo. Son mis amigos, mami.

La mujer se sorprendió de que su hija supiera decir "esparadrapo", pero rió suavemente y volvió a sonreír a los dos jóvenes.

- Pues en ese caso vamos a invitarles a un helado, ¿vale? ¿Os apetece, chicos? - ofreció.
avatar


Avatar : Yuzuyu Sakashita
Mensajes : 21
Fecha de inscripción : 13/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Toushiro el Dom 09 Sep 2012, 22:37

Fue Kiyoshi-san quien respondió en primer lugar, describiendo una situación en la que la madre no era negligente y la niña era revoltosa. Vaticinar los hechos jamás los volvería reales pero Toushiro decidió dejar el tema a un lado cuando contempló la reacción de Momonari-san, con los ojos llenos de lágrimas, abrazando a su pequeña con gran alivio. Por segunda vez en poco tiempo, el peliblanco rememoró aquella escena en la que, con cinco años, se había clavado un cristal en la pierna tras haberse caído de la bicicleta. Su madre también se había preocupado muchísimo...

- ¡Esto es un esparadrapo, mami! Me lo ha puesto Yuuka-chan y Toushiro-chan me ha dado su pañuelo. Son mis amigos, mami.

¿Toushiro-chan? El joven sonrió e hizo una reverencia para corresponder al saludo de Momonari-san. Sólo entonces se dio cuenta de que: a) sonreía, y bien que sonreía; b) que el disgusto que le había provocado aquel corto abandono se había disipado completamente. De hecho, se sentía extrañamente relajado. ¿Por qué? ¿Tal era el efecto de ver cómo Junko expresaba su inocente felicidad a cada gesto?

- Pues en ese caso vamos a invitarles a un helado, ¿vale? ¿Os apetece, chicos? - ofreció.

Toushiro estaba cansado porque la última semana había tenido que trabajar en tres encargos distintos para la universidad, y esa misma mañana había entregado el último. Aun así, todavía era relativamente temprano y un helado no le tomaría demasiado tiempo. En casa lo único que pensaba hacer era dormir, lo cual era una actividad que podía esperar. La verdad es que si se le presentaba la oportunidad de ocuparse de alguna manera, él era de las personas que siempre lo aprovechaba.

- Es usted muy amable, Momonari-san, me encantaría aceptar su oferta. Soy Aoyama Toushiro - realizó una nueva reverencia - Lamento mi comportamiento inicial, me dejé llevar por mi propia preocupación.

_________________










avatar

1º Carrera

Mensajes : 267
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Víspera de un día "especial"

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

Afiliados