Últimos temas
» Encrucijadas
por Ira Jue 19 Jun 2014, 11:49

» La noche más oscura
por Aisu Lun 09 Jun 2014, 09:38

» ◄Registro de Avatar
por Ryogi Aoi Miér 04 Jun 2014, 14:13

» ◄Registro de Grupo
por Ryogi Aoi Miér 04 Jun 2014, 14:13

» Memento
por Ichinose Hitomi Dom 25 Mayo 2014, 14:04

» Silent Mall
por Ichinose Hitomi Dom 25 Mayo 2014, 13:01

» Nessun Dorma (Que nadie duerma)
por Ichinose Hitomi Dom 25 Mayo 2014, 11:46

» Si no te gusta perder, no juegues
por Bobby Harley Mar 13 Mayo 2014, 22:56

» Flow with'eh
por Bobby Harley Mar 13 Mayo 2014, 21:14

» Aprendiendo a ¿trabajar?
por Sakurakoji Takumi Lun 12 Mayo 2014, 01:33


Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Página 5 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Mitsuomi el Mar 16 Jul 2013, 22:40

Los dedos de Shizue se posaron sobre su mentón e hicieron fuerza suavemente hacia arriba para elevar su rostro. Mitsuomi no opuso resistencia, de modo que acabó levantando su cabeza para mirarla directamente a los ojos mientras le hablaba. La idea de que Mayumi tuviera algo que decirle, algo que nunca hubiera sospechado, le hizo obsesionarse con ello durante un par de segundos, hasta que la pelinaranja paseó sus dedos por su rostro para llevar un mechón de su cabello hacia detrás, escondiéndolo tras su oreja.

Sonrió ligeramente cuando volvió a hablar, pero no pudo evitar pensar de nuevo en lo que le había dicho. ¿Y si Mayumi le había dejado por algo más? ¿Y si había "aprovechado" ese malentendido para hacer lo que quería, que era dejarle? No creía que ella hubiera actuado así, al menos diría que no por lo que la conocía, pero no podía dejar de pensarlo. Se dio cuenta de lo mucho que necesitaba hablar con ella, lejos de ser una excusa para simplemente verla. Si de verdad se había acabado tenía que saberlo para poder pasar página; de lo contrario seguiría siendo como un alma errante como hasta ahora.

- Jamás me ha sentado mal una comida. Que yo recuerde. - comentó apartando por un momento esa nube negra de su mente - Me gusta demasiado la comida como para que eso pase. - bufó ligeramente, sin poder transformar ese bufido en una risa real aunque al menos había sonado divertido.
avatar

4º Carrera

Avatar : Snow Villiers
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 06/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Shizue el Mar 16 Jul 2013, 23:03

Mitsuomi había cambiado ya radicalmente de tema dejando claro que ese estaba medio zanjado, así que Shizue sonrió de medio lado y se fue hacia la nevera a buscar un vaso de leche, quedándose apoyada en la puerta de la misma durante unos instantes.

- No lo jures, tu cuerpo habla por si sólo - comentó entonces algo burletera.

La verdad es que parecía que le estaba llamando gordo, aunque fuera de broma, pero lo cierto es que lo decía porque estaba bastante fuerte, y eso que aún no le había visto sin camisa. Cogió la botella de leche y se sirvió un vaso, no tardando en beberlo y lamerse el labio para que no se le quedara el clásico bigote, aunque fijo que se le quedaba un poco, pero bueno le daba igual.

- ¿Quieres?
avatar


Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Mitsuomi el Miér 17 Jul 2013, 18:12

Shizue no dijo nada más sobre el tema, cosa que él agradeció pues no le agradaba mencionar aquel asunto tan delicado para él. La observó sacar una botella de leche de su nevera para a continuación servirse en un vaso y beber, dejando la marca blanquecina del líquido sobre su labio superior aunque no tardó en limpiar la mayoría al pasar su lengua por la zona. Le ofreció también un vaso, aunque Mitsuomi aún no respondió sino que se acercó a ella para pasear su dedo pulgar por la zona superior del labio de ella y retirar el ligero rastro de leche que había quedado en él.

- Sabes que eso de beber leche para que te crezcan las tetas es mentira, ¿no? - bromeó riendo ligeramente.

Se apartó ligeramente de ella para coger otro vaso y apoyarlo sobre la encimera, esperando a que Shizue le sirviera un poco. La miró con una sonrisa ladeada, aún con ese aire bromista con un toque divertido.

- Aunque tampoco es que necesites beber leche. - añadió mirando fugazmente hacia su pecho, de forma descarada pues estaba de broma y quería que ella se diera cuenta de que sólo estaba tratando de quedarse con ella.
avatar

4º Carrera

Avatar : Snow Villiers
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 06/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Shizue el Dom 21 Jul 2013, 12:40

El rubiales se acercó. Lo primero que hizo Shizue fue mirarle con una cerca algo enarcada pues no sabía qué iba a hacer, hasta que claro, él mismo le pasó el dedo por el labio superior para quitarle lo que ella dedujo como restos de leche. No le gustaban ese tipo de acercamientos aunque fuese ella misma quien los provocase a veces. Porque, una cosa era que ella se acercara en plan confianzuda y otra muy diferente es que alguien se le acercase cuando ella tenía la guardia "o lo que fuera" baja. No obstante, si era el rubio no le molestaba, le inspiraba confianza y todo eso, a saber por qué.

Su broma no estaba fuera de lugar, es más, casi ella se le adelanta diciéndole un "¿para qué?" si a ella no le hacía falta, pero Mitsuomi fue más rápido que ella esta vez, así que simplemente se cruzó de brazos.

- Me lo quitaste de la boca - dijo primeramente - Aunque.. No disimules con tus miraditas ¿Eh? Que entre broma y broma la verdad asoma - rió ligeramente y cogió el vaso para llevarlo al fregadero.

Se estaba haciendo tarde, era consciente, pero no tenía un mínimo de sueño, quizás sí debía reconocer que algo cansada estaba y que, seguramente, si cogía la cama ahora podría quedarse frita, pero casi en contra de su voluntad. Sabía de sobra que muchos más temas de conversación no había pero..

- Oye fortachón, ¿qué estudias? ¿Educación deportiva? Perdona lo obvio - rió ligeramente.
avatar


Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Mitsuomi el Mar 23 Jul 2013, 22:17

Rió suavemente con la respuesta de Shizue, encogiéndose de hombros para luego alzar sus dos brazos en señal de rendición, extendiendo sus manos hacia arriba también con las palmas abiertas, queriendo expresar que sólo había tratado de picarla un poco y que no la había mirado más allá de esa intención. Shizue le había servido el vaso y había llevado el suyo al fregadero, mientras Mitsuomi dio un sorbo rápido a aquel líquido. Se giró hacia ella cuando le preguntó qué estudiaba, enarcando una ceja cuando trató de adivinar que era Eduación deportiva.

- Ni de lejos. - negó con la cabeza - Medicina, tercer curso.

Terminó de beberse la leche antes de dejar el vaso sobre la pila también, pasando luego a limpiar su boca con el reverso de su mano. Por inercia paseó su lengua por sus labios luego a pesar de que no tenía rastro alguno de leche.

- Tienes delante de ti a tu futuro ginecólogo. - comentó seriamente, aunque no tardó ni dos segundos en comenzar a reír - ¡Es broma, es broma! Aún no he elegido especialidad pero no creo que sea ginecología. - añadió entre leves risas.
avatar

4º Carrera

Avatar : Snow Villiers
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 06/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Shizue el Mar 23 Jul 2013, 22:51

Cuando el fortachón dijo lo de medicina Shizue en un principio no se lo pudo imaginar, es decir, las apariencias le habían engañado que te cagas. No es que se dejara llevar siempre por ellas, obviamente no, pero a la hora de decir cualquier cosa, era la que influía y esta vez no podía estar más equivocada. Que le gustara el ejercicio no significaba que quisiera dedicarse plenamente a eso.

No pudo evitar imaginárselo con la bata blanca unos instantes hasta que de pronto dijo lo de ginecología. Podría haberse mosqueado, pero qué va, le hizo gracia así que no pudo evitar reír a la vez que él.

- Oye, que si te gusta te gusta, yo no digo nada, quien sabe - se burló también bromeando.

Se quedó pensativa unos instantes.

- Yo estoy estudiando derecho pero la verdad... Es que no me llena - confesó - Lo terminaré y tal porque ya estoy en segundo de carrera y por mis tíos, la verdad pero... Creo que acabaré metiéndome a poli o algo así - suspiró - ¿Qué tal me quedaría el uniforme? ¿Y la porra? - dijo cogiendo una cucharón e imitando tener una porra, para las risas.

avatar


Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Mitsuomi el Lun 29 Jul 2013, 14:43

Rió aún más cuando Shizue respondió a su broma de aquella manera, aunque no tardó en negar con la cabeza mientras aún reía. Respetaba todos los campos de la medicina, en realidad, pero la ginecología era una de las ramas que menos le atraían. Aún tenía que pensar detenidamente qué camino escoger y lo cierto era que se le echaba el tiempo encima pues el curso próximo ya tenía materias que eran específicas de unas ramas o de otras.

Dejó de pensar en ello cuando Shizue le contó que estudiaba derecho pero que no le motivaba; la verdad era que no se la imaginaba de abogada para nada, aunque quién sabe. Sonrió cuando dijo que acabaría siendo policía y no pudo retener otra leve risa cuando la vio con aquel cucharón de madera como si llevara una porra en la mano.

- Si es para hacer un streaptease te permito llevar hasta el cucharón. - bromeó riendo seguidamente - Seguro que te quedarán genial, hasta te pega y todo. - añadió ya un poco más serio aunque guiñándole un ojo.
avatar

4º Carrera

Avatar : Snow Villiers
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 06/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Shizue el Mar 06 Ago 2013, 23:40

¿De verdad le pegaba? Ella era de las malotas, fiestas ilegales, carreras de moto ilegales, vamos, cuanto más ilegal hubiese en la frase más le pegaba a Shizue. Sin embargo, siempre había evitado cualquier lío, y no porque fuera una cobarde, pues siempre se enfrentaba a sus problemas con la cabeza alta y honestidad, sino más bien por sus tíos. La habían criado desde muy pequeña, ellos eran su base, ellos lo eran todo así que no quería decepcionarlos de ninguna manera, por ello siempre había sacado todo a la primera y ahora estaba en derecho. No le motivaba nada pero... Al menos hacía algo hasta que salieran las oposiciones y demás para policía, y eso era lo que le hacía gracia. ¿Policía? ¿Hacer el bien? Más bien acabar con los imbécil que había por ahí.

- Ya bueno, a menos que me motives con algo a cambio de streaptease nada rubiales - comentó primero - La verdad es que eso del uniforme tengo que reconocer que me da el pego pero bueno, ya veremos si todo sale bien.

Bostezó en ese momento y miró la hora. Menos mal que se iba a quedar, no quería tener que preocuparse en mitad de la noche, ¡y a ver com le explicaba a tu amiga que había dejado irse a Mitsuomi a las tantas! Bronca fijo, y pasaba de eso. La verdad es que si se paraba a pensar, había hablado de cosas íntimas del rubio y ella le había ayudado en lo que podía, se podría decir que estaban empezando una pequeña amistad, a saber. Con sus colegas también tenía ese tipo de relación la verdad, pero no quedaba tanto con ellos como para decir que eran amigos. ¿Darían el cuello por ella? Desde luego fijo que si le tocaban la fibra ella por ellos fijo que sí.
avatar


Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Mitsuomi el Jue 08 Ago 2013, 20:37

Una suave risa salió de sus labios al escucharla, sin poder evitar seguir con aquella broma que había empezado antes, ¿o la había empezado ella? Bueno, Shizue sólo había hecho una pregunta sobre su futura dedicación o no a ser policía, en realidad era él quien había sacado la broma de ese contexto. Pero una broma de ese estilo daba mucho juego.

- ¿En serio? ¿Y qué quieres a cambio? ¡Yo quiero un streaptease! - fingió estar emocionado con la idea.

Por un momento, la idea de ver a Shizue con el traje de policía puesto, la porra en una mano y unas esposas en la otra comenzó a cobrar vida en su imaginación. Se la imaginó con una coleta alta y gafas de sol puesta, moviéndose con sensualidad al tiempo que le amenazaba con la porra para que no se levantase de la silla...

¡Y luego te pone las tetas en la cara!
¿Q-Qué coño...? ¡Fuera de aquí!
¿Cómo? ¿No me has echado de menos?
Creía que me había librado de ti hace tiempo.
Sí, bueno, me callaste unos cuantos meses. ¡Pero ahora estás soltero, chaval! ¡Vamos a por titis!
... Cállate.

Se dio cuenta de que se había quedado embobado hablando con... ¿Consigo mismo? Shizue le estaba mirando un tanto extrañada, probablemente por haberse quedado en silencio tanto tiempo pensando en sus cosas.

- Per-perdona, me quedé pensando en una cosa. - trató de no parecer avergonzado por habérsela imaginado en su cabeza.
avatar

4º Carrera

Avatar : Snow Villiers
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 06/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Shizue el Jue 08 Ago 2013, 20:53

Lo que le dijo Mitsuomi logró despertar aquel ensimismamiento momentáneo y río. Negó con las manos durante unos instantes y no pudo evitar pensar la situación. Le hacía gracia estar bromeando de estas cosas con un tío, primero porque se veía a la legua que Mitsuomi no iba a por Shizue, y eso en cierto modo le molaba, odiaba a aquellos tíos que sólo hablaban con ella para meterle mano.

De pronto se dio cuenta de que el rubiales se había quedado totalmente empanado, así que no pudo evitar quedársele mirando con una ceja enarcada. Él se disculpó de pronto y ella le puso una mirada insinuante.

- ¿Y en qué pensabas pillín? ¿Eh eh? - le dio un codazo - Que te has quedado soplado.

No pudo evitar reírse.

- Además, no aguantarías un streaptease mío.. Además, no creo que me puedas ofrecer nada interesante, y sino.. Enseña tus cartas fortachón.
avatar


Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Mitsuomi el Jue 08 Ago 2013, 21:18

Trató de no ponerse nervioso cuando Shizue le preguntó en qué se había quedando pensando, tratando de inventarse algo coherente mientras ella le daba un suave codazo. A veces, mentir diciendo la verdad era una buena salida... La miró de forma insinuante pero dejando luciendo también divertido para dejar claro que bromeaba.

- Te estaba imaginando sin ropa, sólo con la gorra de policía puesta. - sonrió travieso.

Soltó una suave risa para que quedara claro que sólo había sido una broma, aunque tenía parte de cierto, en realidad. Shizue le respondió diciéndole que no aguantaría un streaptease suyo y que no podía ofrecerle nada que la tentara a hacerlo.

"Enseña tus cartas" quiere decir "bájate los pantalones", aquí y en Pekín.
Mira que eres tocapelotas. Que te calles.
Tocapelotas yo, no. ¡Que te las toque ella! Desnúdate, hombre, y verás que ella enseguida quiere quitarse la ropa también.
Paso de ti...

- ¿Que no aguantaría? Yo creo que aguantaría de sobra. - rió suavemente - No creo que lo hicieras aunque pudiera ofrecerte algo demasiado tentador. ¿O me equivoco? - enarcó una ceja divertido.
avatar

4º Carrera

Avatar : Snow Villiers
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 06/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Shizue el Jue 08 Ago 2013, 21:24

Se cruzó de brazos en cuanto oyó la respuesta de Mitsuomi. La verdad es que no se imaginaba haciendo un streaptease y tampoco que le hicieran ninguno a ella claro está. Era de esas chicas que sentían ese típico vergüenza a ajena que hace por ejemplo que cambies de canal cuando el chico en la tele empieza a cantarle a la chica... ¡Ni de coña!

No pudo evitar sonreír de forma pícara y acercarse a él para luego agarrarle del mentón y ponerse medio de puntillas, aprovechando que él estaba apoyado en la encimera y por lo tanto tenía menos altura, para acercarse a su cara aún con esa mirada.

- ¿Sabes? Tengo que reconocer que me encantan los retos - medio susurró.

No pudo evitar echar una pequeña bocanada de aire con la risilla que soltó.

- Pero la verdad es que cuando se trata de algo íntimo no me hace tanta gracia - confesó - Quizás soy conservadora en ese aspecto - añadió soltándole el mentón con picardía.
avatar


Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Mitsuomi el Jue 08 Ago 2013, 21:36

Una sonrisa cargada de picardía y un sutil movimiento de caderas mientras se acercaba a él lograron ponerle un poco nervioso, aumentando esta sensación cuando sus dedos sujetaron su mentón y se puso ligeramente de puntillas para quedar a su altura y clavar su mirada en la suya. Tragó saliva cuando le susurró aquello y sintió su respiración tan cerca cuando soltó esa risilla.

¡OH, SÍ! ¡OH, SÍ! ¡Dámelo todo, nena!
...

Finalmente le soltó, aunque no separó demasiado la distancias. Respiró un tanto aliviado pues lo cierto era que se había acumulado cierta tensión en su cuerpo... Hacía mucho tiempo que una chica no se acercaba así a él... Trató de parecer sereno, e incluso de seguir su juego sonriéndole con picardía, encarcando una de sus cejas.

- ¿Sabes? - comenzó imitándola, rodeando ligeramente su cintura con su brazo para acercarla unos milímetros más a él - Entonces no deberías acercarte tanto. Puede que yo no sea tan conservador... - susurró.

Lo decía medio en broma... Medio en serio. Notó el aroma de ella, la cercanía entre ambos, el calor que desprendía su cuerpo que podía palpar con su mano, situada allí a mitad de su espalda.

...
¡Dáselo todo, rubiales! ¡Ataca, ataca!

Separó muy ligeramente su rostro del de ella queriendo poner fin a aquella situación cuando esos nervios volvieron a invadirle. Sin embargo, su mano no se movió...
avatar

4º Carrera

Avatar : Snow Villiers
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 06/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Shizue el Jue 08 Ago 2013, 21:53

Se había separado de él y su intención era dar ahora un paso hacia detrás y luego apoyarse en la encimera también pero a su lado, mirando cualquier estantería o pared, y sin embargo, no pudo hacerlo, porque el rubiales se le había adelantado en cuestión de velocidad. Antes de que su pie se fuese hacia detrás, su cintura había sido apresada por el brazo de Mitsuomi, quedando su mano en la espalda de la pelinaranja.

Fue ahora él quien acercó su rostro al de ella. Normalmente, era ella quien tenía las riendas de cualquier situación pero no se esperaba para nada que él fuera a seguirle el juego, es decir, sobre todo después de lo que le acababa de contar. Tragó saliva, aunque para sí misma y no de forma sonora y se quedó mirándole de forma fija a aquellos ojos azules. Ya sabes, si quitas la mirada pierdes, y a ella no le gustaba perder...

- Puede que intimides a todas con tus musculitos y mirada penetrante, y puede que todas se traguen ese cuento pero yo.. - alzó una ceja y sonrió enseñando un colmillo - No me lo creo. Seguro que eres igual de conservador que yo.

La verdad es que esperaba que así fuese, porque por la cara, no estaba encajando ninguna de las piezas e incluso, había empezado a notar nervios aflorar por su cuerpo. Además, sabía de sobra que Mitsuomi seguía teniendo la mano en su espalda, pero de momento no había dicho nada. ¿Te imaginas que fuera en serio? Y de pronto se imaginó la escena, con encima A-chan en la puerta. Estaba segura que empezaría a tirar confeti, primero porque siempre le decía a Shizue que buscara un tío, segundo porque él era su mejor amigo, tercero proque ellas eran mejores amigas, y cuarto porque se fliparía. ¿Pero en qué pensaba? Malditas tonterías..
avatar


Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Mitsuomi el Jue 08 Ago 2013, 22:04

Y así era como el juego peligroso daba comienzo... Ninguno quería perder, como era lógico, por eso era tan arriesgado. Él seguía con su mano en la espalda de la pelinaranja. Ella respondió de forma un tanto soberbia sin apartar la mirada de la suya, echando ambos un pulso invisible y mudo pero bastante notorio para ellos. Sus miradas conectadas, sus cuerpos casi pegados, sus pieles casi rozándose, sus alientos conectándose cuando uno hablaba tan cerca del otro... Todo ello puso ligeramente su piel de gallina, disfrutando y temiendo aquel momento a partes iguales.

¿Quería perder aquel juego realmente? ¿Hasta dónde estaba dispuesto a llegar? Lo cierto era que no lo sabía, ahí estaba; simplemente manteniendo la mirada de ella pensando su siguiente jugada. Una jugada que pronto ejecutó cuando trasladó suavemente su mano un poco más abajo, cerca de las caderas de Shizue, apostándola allí con delicadeza.

- ¿Eso crees? - sonrió ladeadamente - ¿Estás dispuesta a arriesgarte para comprobarlo? - la retó.

¿Qué coño estás haciendo? Para ya...
¡No! ¡No pares! Joder, rubito, ¡no tenía ni idea de que te habías vuelto un casanova! ¡Ataca!
...
avatar

4º Carrera

Avatar : Snow Villiers
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 06/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Shizue el Jue 08 Ago 2013, 22:28

Tenía que aguantar por supuesto, pero era difícil. Era difícil no apartar la mirada, o darle una piña por haberle tocado la cadera, pero bueno era Mitsuomi, y si era el mejor amigo de A-chan era porque no era un cerdo, así que confíaba en esa premisa de momento, pero eso no quitaba todo el resto, por supuesto, que era un tío. Le confundía que se comportara así pero hasta ella sabía que era puritana en ese aspecto y mira, con cualquier reto no había quien le parase, y le jodía tener que parar, así que había que salir por la tangente fuese como fuera pero.. ¿Cómo? Había que pensarlo, y no había tampoco mucho tiempo para ello. Coño.

- Por supuesto.

Quizás fuera un error, o quizás no, pero no podía creer que Mitsuomi fuera a seguir adelante, primero porque para que le gustara alguien ya estaba su amiga, y es que Shizue creía que si no fuera porque ésta está colada por otro, ya se hubieran líado y serían novios, porque se notaba que tensión sexual había, o eso pensaba la pelinaranja.

Encima, Mitsuomi había bajado ya la mano hasta su cadera, sin tocar nada que no debiese pero dejando claro que podía bajarla más, y ella en ese instante dejaría claro que no estaba conforme con una buena piña, pero sabía de sobra que no lo haría, que era para retarle, ¡eso era lo que más le jodía! Maldito rubiales, ¿cómo se iba a librar de él? O mejor.. ¿Quería librarse de él? La verdad es que no, pero así de repente...

Estaba nerviosa.
avatar


Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Mitsuomi el Jue 08 Ago 2013, 23:50

Mal. Ella tendría que haber dicho que no y separarse, reír nerviosamente los dos un tanto incómodos y pasar a otra cosa. Pero no, tenía claro que Shizue no quería perder aquel juego, ese reto prohibido que tentaba a ambos demasiado como para rendirse. Su mano continuó posada en su cadera y sus cuerpos apenas separados por milímetros mientras sus miradas seguían conectadas. ¿Qué podría hacer para que se rindiera primero? No quería llegar al límite y comprometer esa nueva amistad que estaba surgiendo entre ellos, pero tampoco quería perder... Podría sonar estúpido, pero no, no quería ser el vencido esa vez.

Su mano no se movió, pero si el resto de su cuerpo, avanzando un milímetro más hacia ella hasta que sus rostros estuvieron aún más juntos. Acercó tanto sus labios a los suyos que casi parecía que iban a rozarse con el más mínimo movimiento. Entreabrió sus labios para tentarla, desviando por un segundo su mirada hacia ellos; rosados, carnosos, tentadores, debía admitir. Volvió a mirar sus ojos y de nuevo a sus labios, tan cerca y tan prohibidos que parecían quemar desde aquella milimétrica distancia.

- Esto es peligroso... Aunque creo que tú ya lo sabes. - susurró tan sumamente cerca que de seguro pudo sentir su respiración sobre su boca - Pero lo que no sabes es que a mí me gusta el peligro. - añadió, sonriendo maliciosamente sin separarse un ápice, dejando que sus labios siguieran tentándose en silencio.
avatar

4º Carrera

Avatar : Snow Villiers
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 06/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Shizue el Vie 09 Ago 2013, 00:08

Respiró hondo un segundo y volvió a tragar saliva. Debía añadir algo más, sabía de sobra que debía hacerlo porque ese "por supuesto" había dejado todo demasiado claro. Era hora de retroceder un pie sin que se notara mucho, vamos hacer lo que había pensado antes, pero en plan espía. Sin embargo, no le dio tiempo, el rubio era más rápido que ella, eso estaba claro, y eso había hecho que Mitsuomi ganara un tanto, quedando el marcador a: Fortachón 1 - Shizue 0.

El rubiales se había acercado un poco, lo suficiente para su pecho rozara casi el torso de Mitsuomi. Sentía la tensión, y sentía el calor que desprendían los dos cuerpos y sobre todo, sentía como su corazón latía más rápido por los nervios que comenzaban a subir desde la punta del dedo del pie, hasta el último pelo naranja de su cabellera.

El rostro de Mitsuomi se acercó peligrosamente, y Shizue no podía hacer otra cosa que de momento quedarse quieta, no podía moverse, primero porque estaba paralizada, y segundo porque entonces perdería "ese combate" raro que tenía entre ellos dos. Su mirada se trasladaba entre los ojos de Shizue y sus labios, pero en cambio ella no podía dejar de mirarle a los ojos, nerviosa por su próximo movimiento.

¿Qué hacer? ¿Qué cojones pensar? Sabía de sobra que había ido demasiado lejos y aún así seguía en sus trece. Si le pidiera consejo a su mejor amiga, tenía clarísimo lo que le diría: "A QUÉ #@%! ESTÁS ESPERANDO". Pero no era tan fácil joder. Mitsuomi era agradable, listo obviamente, maduro, o eso parecía, simpático y encima.. Era un quesito fortachón, lo que le daba más encanto aún. Además de eso, había confesado sus aún sentimientos por su ex-novia, aunque no lo había dicho de forma oficial, se notaba que tenía una espinaza clavada que tenía que sacar sí o sí y eso encima le hacía más mono todavía, por respetar sus propios sentimientos de aquella manera. Obviamente, comprendía a la perfección que le siguiera el juego por estar completamente soltero... ¡ARGH! ¿En qué quedamos?

Sus palabras sólo provocaban que Shizue no quisiera bajarse del burro, es más, él jugaba con ella, la incitaba a responderle de forma orgullosa, parecía que él quería eso y cuando alguien quiere eso, ¿por qué no dárselo? Sobre todo, si estás picando a las más picada de todas.

- Me río... - susurró - En la cara del peligro.. - continuó.

No pudo evitar ensanchar la sonrisa, y a la vez que lo hacía su cabeza le daba martillazos por enterada. ¿Y qué si se besaban? Sólo era un beso.. ¿No? Pues ya está, ¡sin complicaciones! Era fácil decirlo, pero cuanto más pensaba que sólo era un beso, más nervios notaba en su estómago. Apoyó la mano sobre la encimera, gesto que parecía de seguridad ante su frase, pero en realidad, era para no derretirse ahí mismo..
avatar


Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Mitsuomi el Vie 09 Ago 2013, 00:43

Tragó saliva disimuladamente, aparentando estar sereno por fuera cuando en realidad estaba más que nervioso por dentro, y a cada segundo más todavía. Shizue no se rendía aún y eso le dejaba a él el turno libre para reaccionar, aunque no supiera cómo hacerlo, menos aún cuando esa mano se apoyó sobre la encimera haciendo que sus cuerpos se juntasen un poco más, tentándole lentamente como un veneno que iba calándole los huesos, recorriéndole las venas, infiltrándose en su cerebro haciendo que enloqueciera poco a poco, notando cómo la cordura iba desapareciendo, esfumándose muy lentamente como si sólo fuera una cortina ligera de humo.

Mordió su propio labio inferior mientras se daba tiempo para pensar, logrando con ese gesto una acción sensual para tratar de ablandarla, aplacarla y que se diera por vencida. Pero no lo hizo. Tenía que actuar o ella ganaría, no podía separarse pues la encimera estaba tras él, de modo que si quería rendirse - que no quería - tendría que hacerla retroceder y quedar así como un idiota, como un cobarde que se dejaba amedrentar por ella. No, no pensaba perder... Con todas las consecuencias. Era cabezota para ciertas cosas, y aquella había sido una de ellas aunque no se lo esperara, pero era así.

Lentamente terminó de acercar sus labios a los de ella, pero no los juntó, eso sería demasiado previsible y ella podría esperárselo y no darle importancia. Quería tentarla, no darle lo que era obvio y que podría aceptar sin más. No, no los juntó... Sólo rozó su labio inferior con el labio inferior de Shizue, pegándolos un segundo para luego elevar milímetros su cabeza y que se perdiera el contacto lentamente al estar pegados, separándose casi a cámara lenta con una caricia, dejándolos nuevamente cerca, tentándola.

- Veámoslo... - respondió a su anterior frase, retándola una vez más.
avatar

4º Carrera

Avatar : Snow Villiers
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 06/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Shizue el Vie 09 Ago 2013, 01:08

El primer gesto de Mitsuomi logró que Shizue hiciera fuerza con su mano en la encimera. Se había mordido el labio inferior, normalmente no sería para tirar cohetes, pero le quedaba a él tan sexy que si fuera hielo se derretiría ahí mismo. Ese gesto le quedaba tan de muerte que Shizue parpadeó más lento de lo normal, concentrándose en no derretirse en ese mismo instante y que sus rodillas no le jugaran una mala pasada. ¿Qué? Por mucho que fuera una tipa dura y motera de esas, no quitaba todo el resto, además ella era más sentimental de lo que aparentaba, sólo que no lo dejaba ver por simple protección a si misma.

El cuerpo del rubio demostró de nuevo desplazamiento, aunque ésta vez por la parte de las clavículas, pues había movido el cuello muy ligeramente, lo suficiente como para creer que la iba a besar. Era un juego demasiado tentador, y el que juega con fuego se quema.. Y a pesar de gustarle mucho el fuego... No sabía si quería quemarse. Sí, pero no.

Y tanto que se quemó. Sus labios habían rozado efímeramente, pero tanto como para sentir como cosquilleo en su labio inferior, ese cosquilleo que si fuera una gota de agua, hubiese creado ondas en su labio. Los juntó muy brevemente y luego una caricia coronó su sensual manera de intentar ganar el reto. Shizue había bajado la mirada hacia sus labios, pero estaba tan cerca en aquel momento que tuvo que mirarle a los ojos, dejando claro que la guerra no era sólo de acercamiento, sino de miradas. Aunque bueno, cuando volvió a separarse, ya se pudieron mirar mejor, era como si al parpadear fueran a rozarse, pero no era casí claro, aunque parecía.

Tuvo que mantener la cabeza fría un segundo, aunque fuera muy difícil, tuvo que hacerlo pues para pensar en lo que significaba tanto ese gesto como sus palabras. Era un juego, ahora no era sólo un reto sensual, era una apuesta, "quien aguanta más sin devorar al otro" y eso ya era más difícil viendo el nivel. Pero no debía subestirmarla, porque al conocer ya el juego, sólo había que mover ficha hacia delante, para tentar más y más...

No se iba a quedar atrás.

No se consideraba la chica más sensual de mundo ni mucho menos pero sabía jugar con su parte femenina por muy escondida que a veces la tuviera, o creyera tenerlo. Así pues, clavó su mirada de forma directa y fue ella ahora quien se acercó, dejando una de sus piernas entre las del rubiales para estar más cómoda, pues sino, con la altura, poco podría hacer. Se mantuvo firme en la posición de la encimera para no cagarla ni tropezar ni nada y entonces fue ahora ella quien movió pieza. Su otra mano se trasladó a la nuca de Mitsuomi, entrelazando sus dedos con su pelo y dándole ese empujón para que sus labios volviesen a rozarse, aunque esta vez los entreabrió. No bastana con eso, porque sabía que él acababa de mover una pieza parecía, así que debía ir más allá..

Fue por ello por lo que, con los dos coj***s bien puestos, rozó el labio superior del rubio con su lengua, casi tan efímero como el gesto mismo de Mitsuomi antes. Era un juego, un reto y una apuesta. No era perder una simple cosa, era perder tres.

- ¿Satisfecho..? - susurró con un toque de picardía.
avatar


Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Mitsuomi el Vie 09 Ago 2013, 01:47

Su mente comenzaba a jugarle malas pasadas, imaginándose a sí mismo corriendo tras los labios de Shizue para apresarlos entre los suyos, morderlos, besarlos y no dejarlos escapar. Se imaginaba rodeando su cintura para estrecharla fuertemente contra su cuerpo mientras comenzaba a entreabrir su boca para buscar su lengua y entrelazarlas con frenesí, abandonándose a lo que viniera después sin oponer resistencia, únicamente dejándose llevar por sus instintos e impulsos... Pero eso sería adelantar demasiado los acontecimientos, principalmente porque el objetivo no era ese... Porque no lo era, ¿no? No... Sólo tenía que tentarla, lograr ponerla nerviosa, erizar su piel, acelerar su respiración, hacerla desear que diera un paso más.

¿Y por qué era él quien sufría todo eso? Tal vez porque Shizue no paraba aquel juego, de hecho, lo había puesto a otro nivel con ese gesto de rozar con su lengua su labio inferior, lentamente, con toda la paciencia del mundo, sólo para tirar su anzuelo sabiendo que él lo mordería. Y vaya si lo mordió... Notó su respiración acelerarse, su corazón volviéndose loco apresado en su pecho, su temperatura corporal aumentar hasta casi hacerle arder, sus pupilas dilatarse y los nervios recorrer cada centímetro de su cuerpo. Hacía mucho tiempo que no tenía ese acercamiento con una chica, demasiado, quizá, porque notaba cómo tenía ganas de perder aquel juego haciendo una estupidez.

Miró a Shizue, luchando por no perderse en su mirada para retener su concentración, aunque ésta amenazara con esfumarse de un momento a otro. Sonrió tenuemente, travieso, confiado, claramente fingiéndolo pero eso ella no lo sabía. ¿Qué demonios podía hacer ahora? Estaba en desventaja, eso lo sabía... Y no quería estarlo.

No he querido decirte nada hasta el momento para no desconcentrarte pero... ¡Empótrala contra la nevera y mét-...!
¡NO! ¡Cállate, joder! Necesito pensar...
Y yo necesito mojar. Llevamos muuuuucho tiempo sin sexo, tío, y ella te lo está poniendo a huevo. ¡No seas tonto!
¡Que te calles, coño!

"Calma. Calma. Piensa, rubito". Sólo podía mantener su mirada y sonreírle aparentando estar relajado, confiado en que sería el vencedor de aquel reto tan particular. No, tenía que hacer algo más. Ahora le tocaba a él mover ficha.

- ¿Por qué? ¿Por un simple roce? - sonrió maliciosamente - Eso no me hace ni cosquillas.

Su mano libre pasó a posarse un efímero segundo sobre el hombro de ella, moviéndose unos pocos centímetros por su piel con delicadeza y parsimonia. Dos de sus dedos, el índice y corazón, se colaron por debajo de la tira de su camiseta, acariciando la piel oculta bajo la tela y dejándole paso para poder seguir el recorrido con toda su mano si quería, muy peligrosamente cerca de sus pechos. Avanzó sólo un poco más antes de parar el movimiento, sin dejar de mirarla, con sus labios aún cerca y su propia mente suplicándole lanzarse a por ellos. De nuevo los acercó, rozándolos sólo un segundo para quedarse milimétricamente cerca y lamer sus propios labios con lascivia para provocarla, haciendo que con ese mismo movimiento su lengua pudiera pasearse brevemente por los labios de ella.
avatar

4º Carrera

Avatar : Snow Villiers
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 06/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Shizue el Vie 09 Ago 2013, 02:06

Era evidente que se había quedado pensativo, y eso le daba aunque sea unos segundos de ventaja, unos segundos para pensar en qué coño hacer y prepararse par alo que le venía encima, que no sería poco. Lo primero que su mente barajó es que finalmente el rubio la besaría y ella no podría evitar entreabrir sus labios para que el contacto fuera pleno. ¿Por qué se lo imaginaba tan cerca? ¿Tan presente? ¿Tan claro? Se imaginaba como juguetaba con el pelo del rubio, como finalmente sus cuerpos se quedaban completamente pegados, uniendo ambos calores.

Tragó saliva pensando en cual sería su siguiente movimiento y lo que vino a continuación le sorprendió. Estaba encaminándose a un nivel superior, sobre todo porque había rozado su cuerpo, había jugado con la poca ropa de Shizue y ahora rozaba su piel. Sabía de sobra que desde el principio, sobre todo por las cosas que le podría haber contado Aoi, que la pelinaranja ante cualquier gilipollez, daría una patada, casi literalmente.

Sus palabras junto a aquel roce casi llegaban al límite de la pelinaranja, pero no, tenía que resistirse. Además, si lo pensaba fríamente, ¿de verdad salía alguien perdiendo? Ya no estaba segura, sólo sabía que no tenía que ser la primera en ceder fuera como fuese, pero era muy difícil. A pesar de ser muy rudas sus manos, no eran ásperas, tampoco suaves como bebé, pero lo suficientemente suaves como dejar ver una piel de gallina. Él había dicho que no le hacía ni cosquillas y si era así, era hora de hacérselas.

Fue ahora ella quien movió ficha, es más, tenía que hacerlo porque sino... Sino vendría lo inevitable. Así que, su mano derecha abandonó la encimera y entonces se acercó peligrosamente al borde del pantalón de Mitsuomi y entonces subió la mano por dentro de la camisa. Típico de los chicos, llevar la camisa por fuera, lo que lo hacía todo más fácil. Lo primero que palpó fue su cadera, notando lo claramente fibrosa que estaba. Comenzó entonces a medio caminar con los dedos, subiendo poco a poco y notando como la camisa se le quedaba en la muñeca trabada, obviamente, y se levantaba a medida que subía aquella mano atrevida. Finalmente la dejó casi medio costado y pectoral y no tardó en acariciar esa zona levemente para luego darle un apretón sensual.

- Me alegra saber que estamos en el mismo nivel entonces.. - respondió de forma juguetona - Porque yo tampoco tengo cosquillas - sonrió.

Ahora fue ella quien se relamió los labios. Bajó la mirada un segundo pero luego volvió a clavarla sobre la mirada del rubio.
avatar


Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Mitsuomi el Vie 09 Ago 2013, 02:24

Echando la vista atrás era difícil pensar que todo había comenzado por un uniforme de policía que dio paso a un streaptease. ¿Cómo habían llegado exactamente ahí? Shizue era la mejor amiga de su mejor amiga Aoi, alguien a quien además acababa de conocer esa misma noche. Había bebido con ella, cantado con ella, bromeado con ella, y rozado sus labios con su lengua. Algún maldito paso se había perdido por el camino, porque eso era avanzar demasiado en muy poco tiempo. No se conocían realmente, aunque habían compartido algunas intimidades charlando anteriormente, pero eso lo hacía un poco más atractivo; quizá era ese morbo lo que le motivaba a seguir. Tal vez fuera el hecho de sentir cierta tensión sexual entre ambos que no podría explicar, pero que sí que podría explicar cómo habían llegado a aquella situación. La ecuación era simple, en realidad: él era un hombre, uno que además había echado demasiado de menos ese tipo de acercamientos y juegos; ella era una mujer atractiva, peligrosa y seductora. Fin de la ecuación. Pero aquella solución no le servía para ganar ese reto.

Su camiseta comenzó a ceder en cuanto la mano de Shizue subió por su piel lentamente, avanzando con sus dedos como una araña en busca de su presa, sabiendo que no podrá escapar a su veneno letal. La piel se le erizó, tragando saliva con disimulo tratando de aplacar sus nervios. Relamió sus labios haciendo que tuviera que controlarse para no lanzarse a por ellos y cazarlos furtivamente. La miró, reunió fuerzas para sonreír con picardía y luego ladeó ligeramente su cabeza.

- ¿Ah, no? - su sonrisa se ensanchó.

La mano que había permanecido en su cintura también se coló sin dificultad por debajo de la camiseta de ella, apretando ligeramente esa curva tan sensual de su cuerpo. Luego siguió subiendo un poco más, paseándose por su vientre y marcando como límite cuanto pudiera hacer que ella le detuviese, decorosa y rindiéndose para perder el juego.

- Eso tengo que verlo. - susurró maliciosamente.

Pero tuvo clemencia y paró su mano en su cintura, cerca de sus costillas, paseando uno de sus dedos en círculos por su piel jugueteando lentamente. No se había olvidado de sus labios, aún peligrosamente cerca de los suyos, tentándole a cada instante. Los acercó, pero no los rozó aunque apenas los separaban unos pocos milímetros, sólo para que pudiera sentirle cerca, para que sintiera las mismas ganas que él de devorarlos, para que tuviera que centrarse en no hacerlo y ser más vulnerable al contacto de su mano sobre su piel.
avatar

4º Carrera

Avatar : Snow Villiers
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 06/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Shizue el Vie 09 Ago 2013, 13:48

Sus movimientos no eran predecibles, ella intentaba adivinarlos pero no era tan fácil como parecía. Todo había empezad con un pique, luego con un juego, luego había pasado a un reto más picante pero ahora, habría beso sí o sí. Es decir, se veía venir, aunque ella lo que quería era seguir avanzando para que él se echara atrás pero estaba complicado así que ahora mismo podían pasar dos cosas, o ella quería que si pasara, fueran estas dos:

a) Mitsuomi se echa atrás porque ella es una fiera y gana todos los retos.
b) Mitsuomi la besa, siendo él el que cede y ella gana en ese sentido, porque no ha dado su brazo a torcer.

Siendo adultos, era un simple beso, la cuestión es que hacía tiempo que no tenía este tipo de contacto, fuese en juego o no y menos con una persona con ese físico, que no es que ella no fuese guapa, que no era lo que pensaba, pero vamos que era complicado todo. Pero algo tenía claro, Mitsuomi le gustaba al menos físicamente, y además parecía un buen tío así que reparos reparos.. Había que ser sinceros, ¿en darle un beso? No tenía. Pero le gustaba ese juego en el fondo, le gustaba picarse, era muy fácil para ello, y ya había dicho antes que los retos le encantaban, lo que pasa es que se le había ido de las manos, y ni de coña cuando pensó el día por su mente pasó esta misma escena, es que se lo cuentan y no se lo cree ni de jaco.

Sus caricias le producían una sensación distinta, la verdad es que parecía ser muy delicado aunque sabía que estaba jugando nada más. Era un poco chorrada pensar lo de delicado, pero como casi nunca dejaba que nadie se acercara, pues era normal que pensara este tipo de cosas, sobre todo si cuando alguien se le acercaba era un bruto de cojones. Respiró suavemente para que no se le notaran los nervios y tragó saliva. ¿Qué coño podía hacer ahora? Cada vez la cosa estaba más complicada y ya no sabía bien qué pieza mover. Los dos estaban en claro contacto con sus pieles, no directamente pero sí a través de la mano y eso era suficiente. Su cabeza le jugaba malas pasadas, imaginándose el torso de Mitsuomi, o que de pronto había pasión descontrolada, pero eso como desfase.

Sus miradas seguían en contacto y el rubiales no paraba de tentarle con los labios. Aquí estaba claro que perdía que besara al otro, así que era una guerra sensual para ver quien perdía más.. La cordura. Se le ocurrió algo, pero de sólo pensarlo ya notaba los nervios aflorar y además que no se veía haciendo ese tipo de gestos aunque ya los hubiera visto en películas y le pareciera sensual. Pero es que no se le ocurría nada más...

Finalmente movió pieza.

Mordió su propio labio inferior para darle de merecer, era el típico gesto que a todos los tíos ponía, y luego desvió sus labios un poco más abajo de los de él, quedándose luego a un lado, como si fuera a darle un beso en la mejilla, además, se ayudaba de la mano que tenía en su nuca para guiarle y que moviera la cabeza. Quizás pareciese que iba a su cuello pero no, en donde se quedó fue en la mandíbula, que no tardó en mordisquear ligeramente para luego propinarle un pequeño lametón. Aprovechó para sonrojarse mientras sonreía, pero pronto intentó calmar ese rubor. Lo había visto en otros sitios y ya se lo habían hecho a ella en UNA ocasión, así que debía de molarle.. Sí o sí..

Después de ese lametón, trasladó su lengua en un camino casi recto a los labios del rubiales sin embargo, antes de que el propio chico entreabriera los labios, cerró la boca y sonrió de forma maliciosa.

- Quizás no tenga tanta experiencia como tú pero sé jugar bien mis cartas.
avatar


Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 02/05/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Mitsuomi el Vie 09 Ago 2013, 15:57

Shizue mordió su labio inferior, juguetona, traviesa, sensual y provocativa, logrando aumentar sus nervios. Un gesto como aquel le parecía bastante tentador y sexy, no lo podía negar, menos aún cuando tragó saliva al verla tratando de concentrarse y aplacar su nerviosismo. La mano posada tras su nuca le fue guiando para que moviera su cabeza al antojo de ella, lo cual a decir verdad hizo sin oponer resistencia, dejándose llevar por la sutileza con la que ella iba actuando. Cuando llegó a su mejilla pensó que le daría un beso ahí y quizá seguiría caminando con sus labios hasta los de él, pero no fue así en absoluto: mordió suavemente su mandíbula y luego paseó su lengua por ella, tan sumamente lenta que iba erizando su piel a medida que iba rozándola. Sus manos permanecían inmóviles ahora, sus ojos clavados en los labios de Shizue y su corazón aún más acelerado si eso era posible. Aquella lengua ligeramente áspera y húmeda iba paseándose por su mentón en dirección a sus labios, haciendo que desease con todas sus fuerzas que aumentase la velocidad y llegara por fin hasta sus labios para fundirse en un beso con los suyos.

Un poco más... Paciencia... - pensó mientras entreabría sus labios levemente casi sin darse cuenta.

Pero ese momento que tanto ansiaba no llegó. Los labios de Shizue se cerraron parando aquel roce de su lengua contra su piel, curvándose en una sonrisa cargada de malicia. Sí, le había dejado a cuadros, debía admitirlo, pero también había aumentado su calor corporal y sus ganas, hasta el punto de dejar que un suave suspiro lleno de deseo se escapase de entre sus labios. Sonrió igual, divertido de aquello aunque estuviera muriendo por devorar su boca y estrecharla contra él con fuerza dejando que sintiera cuán motivado estaba en ese momento. Cerró sus ojos, sin dejar de sonreír aunque fue borrando esa sonrisa lentamente, hasta que para cuando abrió sus ojos de nuevo su expresión mostraba una bien diferente, casi como si hubiera sacado su lado salvaje y la mirara deseoso, hambriento, como un león que espera cazar a su presa. Esa mirada era casi como un aviso, como si realmente pretendiera reclamar ese beso que tanto se negaban pero que deseaban fervientemente, esperando únicamente que fuera el otro quien se rindiese.

- Puede que yo tenga un as en la manga... - susurró intrigante.

¿Qué as ni qué as? ¡Te tiene cogido por los huevos, rubito! Bésala ya y déjate de tonterías, coño. Nos estás poniendo tenso con tanto jueguito de las narices.

No. No podía perder. Era hora de sacar la artillería pesada. Alejó la mano de su cintura, dejando la otra aún sobre sus costillas acariciándola de vez en cuando, trasladando su ahora mano libre hasta la mejilla de Shizue, posándola sobre ella con delicadeza. Acarició con el dedo pulgar su piel antes de moverlo hasta sus labios y rozarlos suavemente, haciendo que se entreabrieran cuando fue bajando aquel dedo por su labio inferior. Aprovechó el momento para acercarse y pasar su lengua por el interior de ese labio que él mismo había abierto, soltándolo después cuando retiró su dedo. Siguió bajando su pulgar hasta llegar a su mandíbula para finalmente posar su mano sobre su cuello, a un lado de éste, casi en un gesto tierno. Pasar más de ahí le pondría en desventaja pues necesitaba tiempo para calmarse y pensar su siguiente jugada, de modo que sonrió traviesamente quedándose tan cerca como lo habían estado desde hacía bastante rato, volviendo a acariciar la piel bajo su camisa.
avatar

4º Carrera

Avatar : Snow Villiers
Mensajes : 284
Fecha de inscripción : 06/06/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Feliz cumpleaños: la otra cara de la moneda

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 5 de 9. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

Afiliados