Últimos temas
» Encrucijadas
por Ira Jue 19 Jun 2014, 11:49

» La noche más oscura
por Aisu Lun 09 Jun 2014, 09:38

» ◄Registro de Avatar
por Ryogi Aoi Miér 04 Jun 2014, 14:13

» ◄Registro de Grupo
por Ryogi Aoi Miér 04 Jun 2014, 14:13

» Memento
por Ichinose Hitomi Dom 25 Mayo 2014, 14:04

» Silent Mall
por Ichinose Hitomi Dom 25 Mayo 2014, 13:01

» Nessun Dorma (Que nadie duerma)
por Ichinose Hitomi Dom 25 Mayo 2014, 11:46

» Si no te gusta perder, no juegues
por Bobby Harley Mar 13 Mayo 2014, 22:56

» Flow with'eh
por Bobby Harley Mar 13 Mayo 2014, 21:14

» Aprendiendo a ¿trabajar?
por Sakurakoji Takumi Lun 12 Mayo 2014, 01:33


Reparando a la niña...

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Reparando a la niña...

Mensaje por Rock Steven el Mar 13 Nov 2012, 18:30

Miercoles, 23 de mayo de 2012 19:50 horas

La tarde no podía haber empezado de peor manera. Después de comer algo de ramen y ver una serie de los 80 bastante cutre, decidí que iba siendo hora de dar un garbeo para ver que se cocía por la ciudad. Sin más pensamientos que el de sentir el viento en la cara y saborear una vez mas la carretera, me puse las botas y el chaleco y salté a la moto. Metí la llave en el contacto y la giré esperando escuchar el atronador aullido de la bestia.

Pero algo fallaba...

No se escuchaba nada en absoluto.

- no, no chavala... no me falles ahora ostias.

Empecé a darle golpes al deposito como si eso fuera a hacerla arrancar. Sabía que no lo haría. También sabía cual era el motivo... el regulador de corriente. Y lo peor de todo era que faltaba poco menos de media hora para que cerraran los comercios.

- no desesperes pequeña que papi te traerá lo que necesitas... y tirando el casco al sofá salí por patas a la calle.

Siempre me lo decía mi madre: "¡no dejes las cosas para última hora!". Típico de ella y típico de mí el no hacerle ni puñetero caso... y luego pasaba lo que pasaba: siempre tarde a todos los sitios. Lo mas grave es que ya sabía que me estaba fallando y que tendría que haberla cambiado hacia unas semanas.

..................................

-"¡Coño, coño, coño! Putos peatones..." me repetía a mi mismo mientras trotaba apartando ligeramente a cualquiera que se cruzase en mi camino sin importarme lo más mínimo. Era un poco extraño que pusiese el término peatones en la frase, pero estaba tan acostumbrado a ir en moto que los veía como tales sin darme cuenta que yo era uno de ellos en ese momento.

El motivo de mi carrera no era otro que el de llegar a tiempo a la tienda de repuestos. Era consciente de que mi moto tenía ya una edad y la pieza tenia que cascar algun dia. Era de facil arreglo, pero para que quedara otra vez como nueva tenía que comprarla sin mas remedio.

Llegué jadeando hasta la esquina de la calle en la que se encontraba la tienda. Tras un rapido vistazo observé que entraba un posible cliente y suspiré. Miré mi reloj de muñeca y vi que aun eran las 19:50... todo un record de velocidad. Tendría que hacerme atleta.

Sonreí ante esa idea y metiendo la mano en los bolsillos de los vaqueros me encaminé ya tranquilamente hacia el establecimiento.

Por los pelos...
avatar


Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 18/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Endo Sayaka el Mar 13 Nov 2012, 22:09

- Así que eres... ¿Mecánico?

Sólo bastó esa media sonrisilla para que su mal humor aflorase. Pero no fue eso lo único que la enfureció, sino esa mirada condescendiente que le dirigió, como si estuviera diciendo "pobrecita ilusa..." Se cruzó de brazos aún estando de pie frente a aquel mostrador y frunció el ceño mostrando así sus malas pulgas.

- Eso he dicho. ¿Tienes alguna vacante o no? - espetó.

Había ido a mil talleres y en todos había sido rechazada, en algunos de forma sutil y en otros de forma absolutamente descaradamente machista; de modo que ahora estaba probando a buscar trabajo en almacenes y tiendas de repuestos y motor. Aquella era la segunda de la semana a la que iba, la segunda de la que era rechazada.

- Lo siento, ahora no tengo ninguna vacante. - ni se molestó en ocultar el sarcasmo.

Ya está, había tenido suficiente. No hacía sino encontrarse con machistas inútiles que no podían aceptar que una mujer fuera tanto o más capaz que ellos para hacer su trabajo. Es que ni siquiera le daban una maldita oportunidad, todos la habían rechazado en rotundo; ni siquiera le habían ofrecido un contrato temporal no remunerado para demostrar lo que valía.

- ¡Maldito bastardo!

Se acercó al mostrador y estampó un sonoro puñetazo sobre él, tan fuerte que casi logra resquebrajar el cristal que lo cubría. El dependiente se echó hacia detrás por la sorpresa, y Endo aprovechó su momento de shock para desquitarse.

- Sois todos unos putos machistas. No podéis soportar la idea de que una mujer pueda hacer mejor vuestro trabajo porque no tenéis cojones para aceptarlo. ¡Pues óyeme bien! A mí no me pisotea nadie, ¿te queda claro? ¡Nadie! - volvió a golpear el mostrador - Quédate con tu tienducha de mierda, inútil. No tardarás en cerrar porque no sabes una mierda de mecánica ni de repuestos, ¡payaso! - gritó con fuerza revelando su frustración.

El hombre caminó hasta el teléfono deprisa y miró a Endo de forma entre atemorizada y molesta.

- Lárgate de mi tienda o llamaré a la policía, loca.
- ¡Llámala si tienes cojones, eunuco! A ver si pueden llegar antes de que te destroze la maldita tienda.

Mientras una persona entraba en la tienda, el hombre estaba marcando en el teléfono y Endo por su parte estaba buscando algo con lo que poder romper algo, lo que fuera de aquella tienda; incluso podría destrozarla por completo si quería.
avatar


Avatar : X-23
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 07/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Rock Steven el Miér 14 Nov 2012, 17:53

- ¡Maldito bastardo!

Pues vaya... si que habia llegado a tiempo si. A tiempo para ver que una maldita loca acababa de golpear el mostrador ante la mirada atónita del dependiente. Joder con las niñas de hoy dia. Y lo que mas me impresionó fué exactamente eso. ¿era realmente una mujer? vaya maneras de hablar. Lo que si que estaba claro es que no era una japonesa, no podia serlo ¿verdad? siempre tan recataditas ellas...

- Sois todos unos putos machistas. No podéis soportar la idea de que una mujer pueda hacer mejor vuestro trabajo porque no tenéis cojones para aceptarlo. ¡Pues óyeme bien! A mí no me pisotea nadie, ¿te queda claro? ¡Nadie!

Tras decir esto y donarle unos cuantos insultos más, pude observar que me encontraba ante la típica feminista de mierda con todas su altanerías y chulerias varias, sabiendose las diosas porque se suponía que los hombres no podiamos tocarlas ni decirles una palabra mas alta que otra sin ser duramente castigados por la justicia.

- No me jodas... - mascullé mientras me apoyaba en la puerta y daba la última calada al cigarro para después tirarlo a la calle. Mientras, el dependiente decía algo de llamar a la pasma y ella lo incitaba a hacerlo.

Uf... ya estaba bien. Era hora de entrar en escena.

-Caballero... deje de marcar el número anda. Creo que puedo entenderme con la señorita.

Entré en el establecimiento tranquilamente y pude verle la cara. Coño, pues si que era japonesa... que tia mas rara. Ya de paso me fijé en ella en conjunto y observé que le iba el mismo rollo que a mi: ropajes negros y demás. Bueno.. algo era algo. Quizás la similitud sirviese para apaciguar a la yegua salvaje. Eso, claro estaba, obviando el hecho de que yo era hombre y ella una fémina. Que el creador de la primera Harley me diera fuerzas...

Pasando junto a ella, me apoyé en el mostrador e intenté hacer toma de contacto mirando al frente con la barbilla apoyada en la mano, para que no se sintiera acorralada ni empezase a liarmela parda.

- Oye chavala, seré breve... posiblemente no te guste yo a ti ni tu me gustes a mi. Pero si por lo que sea no fuese ese al caso, estoy pensando en proponerte algo...

En ese mismo momento si que me giré y me encaré a ella poniendo la sonrisa de medio lado sin quitar la mano de su sitio. Por una fracción de segundo pensé que era bonita, guapa incluso. Pero descarté ese pensamiento de mi mente para dirigir toda mi concentración al tema que estaba tratando. Una idea comenzaba a formarse en mi mente... pero seria algo arriesgado y tendría que mentirle. Perfecto.

- Por lo que veo estas buscando curro ¿no? es que... curiosamente acabo de abrir un taller recientemente y estoy falto de mano de obra. Sería para reparar motos de todo tipo y lo que vaya surgiendo si somos capaces de arreglarlo. La paga sería a comisión por vehículo reparado y ya hablaremos mas adelante de las horas que tendras que echarle al asunto.

Tras soltar la parrafada entrelacé mis manos y le puse una expresión interrogativa

- ¿Preguntas?

Me la había jugado. Nada era cierto de todo lo que había contado, pero cabía la posibilidad de que aceptase. Necesitaba trabajo y yo le ofrecía uno ¿Qué más se podía pedir?

Era cierto que no tenía un taller... ni siquiera un garaje amplio para tal efecto. No tenia agenda de clientes y ni siquiera era mecanico, o al menos no uno cualificado. Había tocado demasiadas motos en mi vida para saber todo lo que un mecanico de verdad podía saber, eso era cierto.

Pero ahí comenzaba mi plan maestro.

Tenía el suficiente dinero para alquilar un garaje amplio y montar lo que necesitase para reparar motos. Claro que lo malo era que me quedaria literalmente sin un duro y luego estaba el tema de conseguir clientes... pero eso era algo que pensaría el futuro Rock.

Lo importante era crear una base de operaciones donde empezar a crear mi Iron Hammer en Rokâi. Un lugar donde crecer y expandirse hasta ser una banda respetada por unos y temida por otros... pero eso era ya mirar demasiado adelante. Si el negocio de convencer a la chica para trabajar conmigo funcionaba, me abriría las puertas para empezar a pensar en el siguiente paso. Y si una vez "contratada" y después de comentarle lo que tenía planeado ella se negaba a unirse a la banda pues no pasaba nada, seguiría como trabajadora en el taller. Todo encajaba

Y por último solo me quedaba una cosa que decirle...

- Por cierto, me llamo Steven. Rock Steven

Ahora solo me quedaba esperar a ver su reacción.
avatar


Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 18/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Endo Sayaka el Miér 14 Nov 2012, 19:38

Dejó de buscar un arma cuando el hombre que había entrado en la tienda le pidió al dependiente que dejara de marcar a la policía. Enarcó una ceja al escuchar ese "señorita". Mal comienzo. Pasó junto a ella y se apoyó en el mostrador para comenzar a hablarle un segundo después. Bueno, tenía razón en una cosa: no le gustaba un pelo. Mucho menos después de su extraño ofrecimiento. Qué casualidad que tenía un taller. Qué casualidad que buscaba a alguien para trabajar allí. Le olía a mentira de las gordas, estaba tan acostumbrada a ser objeto de mentiras que quizá había desarrollado un sexto sentido para captarlas. Además, Rock Steven era extranjero, tal y como había podido comprobar nada más verle.

- ¿Pretendes que me crea esa basura? - espetó - ¿Un extranjero que viene a Japón para montar un taller de reparaciones? Me suena raro. Además, qué casualidad que la única persona que entra en la puta tienda sea un mecánico que busca empleados. ¡Ja!

Se cruzó de brazos, sin quitarle el ojo de encima al dependiente por si intentaba algo o volvía a tratar de llamar a la pasma. Miró ahora al "guiri".

- ¿Sabes qué creo? Que me estás contando toda esa parrafada para que me calme. ¿Te he dado lástima? Pues guárdate tu condescendencia, Rock Steven. No necesito limosnas de nadie.
avatar


Avatar : X-23
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 07/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Rock Steven el Miér 14 Nov 2012, 20:22

Puta psicopata... ¿seria posible lo que estaba escuchando? joder ¡asi le diera por explotar a la niñata!

Intenté calmarme un poco ante toda esa sarta de tonterias que salían de su boca: cosa que no me costó poco.

Suspire... y volví a suspirar una segunda vez mientras cerraba los ojos y me frotaba las sienes con ambas manos.

- Ey chavala, que te suene como quieras pero es cierto. Vale que mis principales motivos para estar en este... digamos extraño pais por llamarlo de alguna manera no sea el de montar un taller. Pero me sirve de ayuda economica mientras resuelvo lo que he venido a hacer aqui. Como tu bien sabras el puto dinero no cae de los jodidos arboles.

Nota mental. Después de esto necesitaba pillarme una buena ostia a base de birra...

- ¿Sabes qué creo? Que me estás contando toda esa parrafada para que me calme. ¿Te he dado lástima? Pues guárdate tu condescendencia, Rock Steven. No necesito limosnas de nadie.

Bueno, bueno, bueno... esto ya era el colmo. Normal que no encontrara un maldito trabajo. Vaya maneras de promocionarse...

¿Perdon? mira ni lo he dicho para que te calmes y no soy un puto samaritano ¿vale? eso que te quede claro. Soy un tio practico y he visto la oportunidad de poder ganar dinero más facil. Y si, si con eso consigo ayudarte a salir del desempleo pues mejor.

Lo que me faltaba... estar dandole explicaciones. La proxima vez finge intentar ayudar a alguien. Que gilipollas que soy...

Haz lo que te de la gana pero creo que no te he dicho nada para que me respondas y me trates como lo estas haciendo.

En verdad no esperaba ninguna respuesta, de hecho me giré hacia el dependiente, que no sabía si llamar al final o no a la policia, y comencé a sacar dinero de la cartera calculando lo que me podria costar la maldita pieza que tantos quebraderos de cabeza me habia dado.

Por suerte o por desgracia encontré de casualidad una tarjeta anunciandome como ayudante mecanico de cuando vivia allá en Boston. Tenía solo 16 años y mi padre me dijo que mi primera moto la pagaría de mi sueldo al igual que hizo él. El taller era de mi tio, el cual tambien estaba en la banda en aquella época. Y fué el recuerdo de ese tiempo el que me hizo sentirme algo melancólico y me dió las fuerzas necesarias para creer que lo que tenía planeado hacer tenía una meta factible y podría empezar reclutando a esta tipeja.

Con todo eso en la mente, le lancé la tarjeta a traves del mostrador hasta dejarsela a la vista.

- Echale un ojo incredula. Tiene ya su tiempo pero es lo único que tengo para demostrate que voy en serio joder...

avatar


Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 18/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Endo Sayaka el Miér 14 Nov 2012, 21:06

Tenía lo que había que tener para dirigirse a ella de esa forma, le reconocía eso. Endo siguió escuchándole, sin poder evitar bufar ligeramente cuando le dijo que no debió haberle respondido y tratado de esa manera. Que se fuera al diablo, ella le trataba como le daba la real gana y punto; desde luego no iba a sentirse mal por ello.

Se acercó al mostrador cuando él lanzó aquella tarjeta tras rebuscar en su cartera y sacar dinero de ella. La cogió y comenzó a leerla. Era un anuncio de Rock Steven el mecánico, aunque desde luego no anunciaba ese propio taller del que le había hablado, principalmente porque ponía una dirección de Boston. Pero, además de saber que el rubio procedía de Boston, no es que hubiera recibido más detalles que lograran dejarla más tranquila.

- Supongamos por un segundo que te creo. ¿Dónde tienes ese taller propio? - preguntó dejando la tarjeta nuevamente sobre el mostrador.

El dependiente finalmente colgó el teléfono y les dirigió una mirada de reproche.

- ¿No es mejor que hablen de sus cosas fuera? Yo no tengo nada que ver con sus asuntos.

Endo simplemente pasó de él, ignorándole por completo, lo cual era mejor para él pues con el cabreo que tenía encima lo más probable era que volviera a la idea de destrozar aquella tienda. Se limitó a esperar a que el guiri le respondiera.
avatar


Avatar : X-23
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 07/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Rock Steven el Vie 30 Nov 2012, 17:59

FDI: perdon por el retraso ^^U

Se le veía en la cara que no le convencía ni un pelo lo de la tarjeta. Puta mierda. Era lista la niñata esta...
Cosa que me venía de perlas si al final se liaba lo que tenía en mente. Necesitaba mentes despiertas que se pudiesen forzar en momentos de estres.

Estaba claro que ahora me tocaba a mi volver a mover ficha. No me había dado casi tiempo a reaccionar ni a pensar en algo convincente. La pelota casi no había rozado su tejado cuando ya estaba en la mia.

Maldita sea.

No me quedaba otra. Improvisar no era nada raro ni nuevo para mi. De hecho, era casi el pan nuestro de cada día viviendo en Boston y con la poli a todas horas pegada a los talones, esperando el momento en el que dijeses algo que no debías para aprovechar ese hueco y machacarte con todas sus leyes y palabrerías de mierda.

Así que sin nada en mente forjé algo medianamente convincente.

- A ver chavalita... si que existe ese taller. ¡Si no que me lo digan a mi el trabajo que me costó reunir la pasta!

Ese tipo de frases eran las que me daban tiempo para crear la siguiente mentira. Ese era el juego.

- Y claro, no está en el centro donde todo es bonito y de ricos y toda esa mierda. Está donde realmente se necesita. Y esa zona no es otra que cerca de Meguru.

Al menos alli los alquileres serían mas baratos...

-Exactamente esta a medio camino entre Meguru y la fabrica. En un poligono indrustial pequeño por llamarlo de alguna manera.

Eso era cierto. Había pasado por alli varias veces y muchas naves antiguas se alquilaban o vendian. La fabrica realmente un extremo de dicho polígono.

- Si se ve por fuera no tiene pinta de ser un taller y las maquinas aun me las tienen que traer. Pero como ya te he dicho acabo de adquirirlo. Y tengo cartera de clientes.

¿Colaría? Obviamente no había comprado ni alquilado nada pero también era verdad que ea fácil entrar en una de esas naves abandonadas diciendo que era mia. Me extrañaba mucho que justo en ese momento apareciese el dueño.
Por otro lado era consciente que le había dicho que el taller ya estaba abierto y cuando viese la nave solo vería mugre y dejadez. Eso era un tema para el futuro Rock. De momento ya tenía bastante con lo que había soltado.

El cebo estaba echado... solo quedaba que picara la amiga sardina.
avatar


Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 18/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Endo Sayaka el Sáb 01 Dic 2012, 02:16

El supuesto taller del guiri, al parecer, estaba en los suburbios de la ciudad, en un polígono industrial. Endo conocía muy bien esa zona siendo motera, y sabía de sobra que todas aquellas naves estaban oxidadas y deterioradas al máximo, pero muchas albergaban negocios en ellas pues la gente con problemas económicos alquilaba allí por dos yenes. Encima añadió que no tenía la maquinaria aún, pero curiosamente ya tenía una cartera de clientes. Sin un taller propiamente dicho, con una nave cochambrosa acabada de adquirir, siendo extranjero, ¿y ya tenía clientes? O era muy bueno en lo que hacía o era un burdo mentiroso.

- O sea que acabas de comprar el local, no tienes la maquinaria necesaria, ¿pero ya tienes clientes? Explícame eso. - bufó con ironía.

En realidad le daba igual, le importaba una mierda si tenía o no taller, máquinas, clientes o lo que coño quisiera. Le daba en la nariz que había más parte de mentira que de verdad en su historia, pero era cierto que por probar no se perdía nada. Si resulta que todo era un fiasco siempre podría partirle la cara y quedarse tan ancha.

- ¿Sabes qué? Olvídalo, no quiero saberlo. - añadió antes de que el guiri pudiera responderle - De momento he decidido creerte, pero como me la juegues te corto los huevos. ¿Estamos?

- ¡Por favor! ¿Van a largarse ya de mi tienda o llamo a la policía? - el dependiente comenzaba a inquietarse.

Endo le fulminó con la mirada, frunciendo el ceño y clavando sus ojos en los suyos. Pronto se dio la vuelta y cogió una barra de hierro de una caja llena de varios repuestos.

- ¿Quieres llamar a la puta poli? ¡Vale! Pues te daré pretextos para ello.

Y sin más comenzó a dar golpes contra el cristal del mostrador con la barra de hierro, destrozando éste. El dependiente comenzó a gritar y a marcar nerviosamente en el teléfono, mientras Endo se desquitaba un poco más. Tras el último golpe contra el mostrador tiró la barra al suelo y se dio la vuelta. Le había cabreado, qué le vamos a hacer.

- Yo que tú me largaba de aquí. - le dijo al tipo antes de salir con paso rápido por la puerta.


OFF: No pasa nada ;-)
avatar


Avatar : X-23
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 07/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Rock Steven el Sáb 01 Dic 2012, 09:21

Mierda... había desarrollado demasiado la mentira... y estaba seguro que para eso si que no había explicación posible. Al menos no una convincente...
Pero nada, valor y al toro. Respiré profundamente y me disponía a replicarle con alguna respuesta absurda cuando comenzó a hablar ella de nuevo.

No me lo podía creer. No pude por emnos que poner los ojos como platos ante ese cambio tan radical de actitud. "Menuda suerte la mía" logré pensar mientras observaba como la chica entraba al trapo. Lo único que no me había gustado un pelo era lo de mis huevos... pero lo veía lógico asi que lo dejé estar.

Lo que ya no veía tan lógico aunque en el fondo me encantase fué la reacción que tuvo ante la súplica del dependiente de que nos marcharamos del local. Y el palo de metal estaba en el momento inadecuado, sitio incorrecto...

- No tendras pensado hacer lo que creo ¿verdad?

Sabía que no me estaba escuchando. Tenía la mirada perdida y también sospechaba que sí que lo iba a hacer.
El mostrador haciendose añicos y plagando el suelo de pequeños cristales me lo confirmó.

Tenía cojones la amiga... perfecto.

Después de la pequeña trastada y observando como el dueño llamaba nerviosamente a la policía la escuché sugiriendome que saliera de alli por patas. Claro que iba a hacerlo, pero antes tenía que hacer algo.

Me acerqué rápidamente al mostrador, o lo que quedaba de él, y logré extraer la tarjeta que me exhibía como mecánico. Bien era cierto que tenía más en la cochera pero la necesitaba.

Cuando ya estaba saliendo por la puerta me quedé plantado y me di cuenta que varios viandantes ya estaban mirando hacia mi dirección y señalandome con el dedo. Que bieeen.. ahora se creería que había robado en el local. Perfecto...
Tras esto, apartando la vista de los asquerosos peatones, miré hacia un lado y otro de la calle para ver por donde se había marchado. No tardó en percatarse de que estaba a una decena de metros mas allá, aún caminando a paso rápido. Así que no me quedaba otra que salir corriendo en pos de ella.

- Joder... vaya puto dia de carreras para arriba y abajo.- dije más para mí mismo que para nadie en particular.

Cuando ya la tenía justo delante le toqué en el hombro y logré articular forzadamente algo que parecía un frase.

-Ey....te...olvidabas la tarjeta... Va mi... número ahí...

Tenía que dejar de fumar. Esa mierda me estaba matando joder.
avatar


Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 18/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Endo Sayaka el Vie 07 Dic 2012, 00:24

Endo acabó corriendo por las calles porque varias personas se habían quedado mirando curiosas hacia la tienda. Probablemente algunas la habrían visto huir del lugar pero poco le importaba, sinceramente. No sabían quién era ella y dudaba de que la hubieran podido ver con claridad. Cuando ya estaba bastante alejada relajó el paso y comenzó a caminar con normalidad. Estaba tan concentrada en sentir la adrenalina que le había subido que no escuchó los pasos a su espalda ni se percató de que alguien se acercaba a ella hasta que sintió una mano posarse sobre su hombro. Unos dedos ásperos tocaron su piel y por instinto Endo se giró apartando aquella mano con un manotazo.

- ¡No me toques!

Aquel gesto no había sido tan fuerte en realidad, y al ver que se trataba del guiri y que le tendía aquella arrugada y desgastada tarjeta su semblante se tranquilizó ligeramente. Odiaba que la tocaran, pero seguramente el chico no lo había hecho con mala intención. Aún así, esperaba que su advertencia surtiera efecto y lo tuviera en cuenta para la próxima vez.

- ¿Una carrerita de nada y ya estás así? - preguntó con sorna, sonriendo de medio lado - No sé yo si serás un buen mecánico. - añadió para burlarse un poco más.

Cogió la tarjeta de entre sus dedos y la guardó en el bolsillo trasero de su pantalón.
avatar


Avatar : X-23
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 07/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Rock Steven el Jue 13 Dic 2012, 21:58

Su giro improvisto y el manotazo me pillaron por sorpresa, debía admitirlo. Tenía reflejos, de eso no cabía la menor duda...

- ¿Una carrerita de nada y ya estás así? No sé yo si serás un buen mecánico.

¿Pero que coño...? a esta tia se le iba la cabeza.

- Esto... que cojones tiene que ver el tocino con la velocidad?-pregunté picado.-Que yo sepa, un mecanico tiene que ser habil y preciso. Y no veloz de piernas.

¿En serio estaba contandole esa historia a la tipa esa? joder, vaya dia raro de la hostia...
Y como veía que no tenía pensamiento de nada mas solo me quedó hablar a prisa y corriendo, nunca mejor dicho.

- Guardalo bien anda...

Ahora solo me quedaba pillar una nave lo antes posible e intentar que se pareciera en algo a un taller. Y eso todo antes que ella me llamase para ir a verlo...

Joder, que putada.
avatar


Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 18/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Ryogi Aoi el Vie 21 Dic 2012, 12:55

[Quizá os interese echarle un vistazo a ésto: http://rokainoseikatsu.jimdo.com/noticias/ :-P La noticia saldrá publicada al día siguiente de este tema, el 24 de Mayo.]

_________________

[C=#503E76]
avatar

4º Carrera

Avatar : Fuuchouin Kazuki
Mensajes : 890
Fecha de inscripción : 21/12/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Endo Sayaka el Vie 21 Dic 2012, 14:42

Sonrió satisfecha, porque Rock se había picado con su comentario. En realidad tenía razón, para ser mecánico no era imprescindible estar en forma sino tener fuerza, especialmente en los brazos; pero le encantó verle replicándole y dándole explicaciones innecesarias. No dijo nada, se limitó a mirarle con esa sonrisa sarcástica dibujada en sus labios un poco más.

Sin embargo, algo le hizo dejar de sonreír y volver a su característico semblante serio. Alguien se acercaba a ellos con pintas sospechosas...

- ¡Eh, tíos! ¿Queréis pillar un poco de meta? La vendo barata, en serio. Es una nueva meta azul que lo está petando ahora. ¿Queréis probarla?

Endo frunció el ceño. Sintió su cuerpo paralizarse, manteniéndose completamente estática. Desde que había iniciado su recuperación no había tenido que negarse ni una sola vez a comprar nada, básicamente porque no le habían ofrecido nada. Así que aquella era la primera prueba de fuego que se le acababa de presentar, negarse. Por unos segundos comenzó a sentirse como si tuviera mono, como si su cuerpo se lo demandara. Era una sensación asquerosa y muy vulnerable que no le gustaba en absoluto sentir.

- N-No... - respondió brevemente con un hilo de voz.

El camello sacó una pequeña bolsa de su bolsillo, dejando ver unos pequeños cristales de color azul. Realmente parecía una metanfetamina muy pura...

- ¿No? ¡Vamos! Seguro que quieres probarla. Te garantizo que vas a flipar. ¿Y tú qué, rubio? ¿Te animas? - zarandeó ligeramente la bolsita ante ambos.

Ya se había negado una vez... ¿Sería capaz de negarse una segunda?


OFF: OMG! Rock, te han pillado, yo me libro, juju~
avatar


Avatar : X-23
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 07/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Rock Steven el Vie 21 Dic 2012, 15:34

[FDI: ¡¡¡vamos no me jodas!!! ¿La lias tu y me como yo el marron? ¡Fuk da police! xD]

Aun estaba echando los pulmones por la carrerita cuando observé esa sonrisa ácida. Era cierto que no tenía ni fuerzas para seguir replicandole, pero al menos me recuperaba rápido y esa sonrisa al menos ratificaba su "buen" humor. Ya la había visto cabreada y de buen humor en menos de 10 minutos. Increible.

Aun estaba pensando en eso cuando un tipo a mi espalda empezó a farfullar algo. Rápidamente me giré y me di cuenta de que se trataba. Un puto camello.

¿Meta azul? ¿que lo peta? ¿pero que cojones decia ese tio? no terminaba de pillarlo... ¿intentando vender esa mierda y aun no era ni de noche?

Puto pais y jodida ciudad. Estaban todos echos una mierda de la cabeza.

- N-No...

Ahora si que estaba sorprendido. Giré la cabeza lentamente porque no me esperaba esa respuesta viniendo de esa tia tan temperamental.

Un: "si joder pasate algo ostias" o un " vete a la mierda yonki" eran respuestas que si me habría esperado, pero ese no tan...titubeante... no tenía sentido que se viniera abajo.

- ¿No? ¡Vamos! Seguro que quieres probarla. Te garantizo que vas a flipar. ¿Y tú qué, rubio? ¿Te animas?

Ya. Eso sobraba. No estaba de humor precisamente para que un mindundi yonkarra viniera a dar por culo. Habiamos montado un espectaculo, estaba aun recuperandome de la mierda de carrera y encima no había comprado la puta pieza.
Pero a saber por qué, logré a penas mantener la serenidad. Bastante se había liado ya. De hecho no deberíamos ni estar alli en esos momentos. La poli debía de andar cerca ya. Por lo tanto solo me quedó apretar los dientes y fruncir el ceño a la vez que miraba al malnacido ese.

- Vete.

Y si el tipo era inteligente me haría caso. Creía que ya estaba lo suficientemente claro como para que captara mi expresión de: "o te vas o te arranco la cabeza".
avatar


Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 18/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Endo Sayaka el Lun 24 Dic 2012, 19:04

El camello pilló claramente la mirada del rubio, pero no hizo ningún caso. El motivo era obvio y simple: sabía que Endo era vulnerable. Conocía aquel mundo y conocía a muchos drogatas, y le bastaba una mirada o una mínima reacción para saber quién consumía y quién no, quién podría empezar a consumir y quién no, y quién había consumido y luchaba por no hacerlo más. Endo estaba en este último grupo, y por desgracia el tipo lo supo al vuelo.

- ¡Vamos, tíos! - exclamó extendiendo sus brazos brevemente - Un tirito de nada no os va a hacer daño, ¿verdad? Además, sólo sería una vez, no pasaría nada.

Se acercó a Endo y le mostró la bolsita con cara de complicidad.

Sólo sería una vez... No pasaría nada...

El mero hecho de medio creerse aquello le hizo sentirse una completa basura, una hipócrita y blandengue que no podía seguir con su propósito, aquel propósito empezado ya hacía dieciocho meses. Sabía que no sería sólo una vez y que desde luego sí que pasaría de todo. Y aún así sus ganas de probarla no habían disminuido. Tragó saliva y suspiró al tiempo que desviaba la mirada. No sabía qué hacer... ¿Echar a correr? ¿Rendirse?

- Pensad en lo que vais a flipar con esto, en serio. Te hace subir a lo más alto en un segundo. ¡Yujuu~! ¡Es la hostia! - exclamó mientras señalaba hacia arriba.

Y una vez más Endo dirigió su mirada hacia él...
avatar


Avatar : X-23
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 07/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Rock Steven el Mar 25 Dic 2012, 06:15

Hasta la polla. Estaba hasta la polla. ¿un tirito de nada...? ¡Venga ya! me estaba dando cuenta que Endo intentaba pasar del tema pero el tipo no paraba de incordiar para que se fijara en él... muy bien, ella se iba a fijar en él... pero no porque vendiera droga.

-¿Qué cojones no entiendes de la palabra VETE, camello yonki de mierda?

Me enfilé hacia él e hice algo que no me había ocurrido desde que había llegado a Japón: perdí los estribos.

Sin darle ni tiempo a reaccionar hundí mi puño con todas mis fuerzas en su fea cara. No sabría decir si era guapo o no el chaval... pero a partir de ahora seguro que ya no lo sería más.

Después del impacto, que daba por seguro que ni se lo esperaba, le di una patada en el estomago y una vez en el suelo empecé a darle patadas por todo el cuerpo. No me daba cuenta en realidad de lo que hacía. Era un camello de mierda. Lo sabía. Pero en ese momento me daba igual lo que pasase incluso si venía la pasma. Solo quería dejarlo fuera de la circulación un tiempo y que comprendiese que un VETE es un VETE.

Ni siquiera me importaba lo que pensara la chica, "a la mierda" pensé mientras pateaba a ese malnacido.

Nunca se olvidará de este dia...
avatar


Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 18/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Endo Sayaka el Jue 27 Dic 2012, 00:37

Ante la indecisión y parálisis de Endo, Rock parecía ser el único que podía ponerle fin a aquella incómoda y peligrosa situación. Y lo hizo, con creces además. Primero le dio un señor puñetazo al tipo en la cara que hizo que el hueso de su nariz crujiera sonoramente, y un segundo después estaba hundiendo su rodilla en el estómago del camello. Éste cayó al suelo abatido, pero Rock pareció no darse por satisfecho pues comenzó a darle patadas insistentemente y de forma totalmente brusca. Fue entonces cuando Endo reaccionó.

- ¡Para! ¡Para, joder! - exclamó.

Cogió a Rock del brazo para hacerle retroceder pero el rubio seguía en su intento de apalizar a aquel tipo. No es que a ella le importara su estado ni él, ni remotamente, pero sí que se temía que se le fuera de las manos y acabara matándolo de continuar así. Además, ya le había quedado claro el mensaje, eso era una razón, y la segunda era que la poli podría estar cerca merodeando por el incidente en la tienda de repuestos y les caería una buena a los dos si eran pillados de esa guisa.

Pero el guiri parecía no darse por vencido así que Endo tuvo que darle un puñetazo a él en la mejilla, no demasiado fuerte pero tampoco indoloro.

- ¡Que pares, hostia! Déjalo ya o nos vamos a meter en problemas. - exclamó furiosa - ¡Larguémonos de aquí, joder!
avatar


Avatar : X-23
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 07/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Rock Steven el Sáb 05 Ene 2013, 17:52

sangre, sangre, sangre... y sobre todo venganza.

No podía ver nada mas. Se había apoderado de mí una rabia indescriptible, una de las mas fuertes que me habían entrado en mi vida. No existía nada a mi alrededor: solo él y yo.

Y lo mas curioso es que no veía a ese desgraciado. Lo que realmente me venía a la cabeza eran todos mis problemas y frustraciones canalizados y centralizados en ese chaval. Veía en él a todos aquellos que me habían jodido la vida en algun momento. Veía todos mis fracasos y errores...

Lo veia a ÉL.

Al puto asesino que casi me quitó las ganas de vivir. De ahí que no escuchara los gritos de pánico de Endo y ni siquiera que me estuviese cogiendo del brazo. Todo en mí era un caos de emociones, sentimientos y acciones irrefrenables. Y, de repente, el guantazo.

- ¡Que pares, hostia! Déjalo ya o nos vamos a meter en problemas. ¡Larguémonos de aquí, joder!

Me quedé paralizado. En un instante todo volvióa ser como era. Desapareció la pelicula rojiza que me cegaba y fuí consciente de mis actos y de que media Rokai nos estaba mirando.Me cago en la puta ¿que mierda me habia pasado? llevaba demasiado estres y demasiados dias durmiendo una mierda. Si, tenía que ser eso.

Me encaré hacia Endo. No tenía nada que decirle, pero tampoco quería quedarme callado. Vaya un subnormal estaba hecho.

-E...esta bien... vamos de aqui- tartamudeé a la vez que me pasaba una mano por la cara. Joder, la que había liado en un segundo. Justo en ese momento fué cuando decidí que más tarde, si ella quería escucharme, le contaría mi historia. Al menos para que fuese consciente de que no era un puto lunático.
avatar


Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 18/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Endo Sayaka el Dom 06 Ene 2013, 11:29

Tras su puñetazo, el rubio pareció reaccionar por fin. Dejó de golpear al camello y la miró, accediendo a marcharse de allí con un hilo de voz tartamudeante. El corazón de Endo se había acelerado, debía admitir que se había llevado un buen susto por culpa de aquel puto guiri. ¿Es que se había vuelto loco o qué? Encima todo el puto mundo parecía mirarles desde lejos, sin nadie que se atreviera a acercarse o a gritar para persuadirles de dejar a aquel tipo en paz. Pero veía a varias personas llamando por teléfono y seguro que no estaban hablando con sus abuelitas.

- Muévete. - espetó sin más.

Le dio la impresión de que tras el suceso Rock estaba algo confuso, aturdido, de modo que le cogió fuerte del brazo al tiempo que ella comenzaba a caminar con paso acelerado para largarse de allí. Si le pillaban a él, podrían pillarla a ella, así de sencillo. Cuando se alejaron un poco llegaron a una calle principal y Endo llamó a un taxi.

- Mejor alejarnos de aquí todo lo que podamos. - le dijo - A las afueras, Mirador Kito. - ordenó luego al taxista.

Se subió en la parte trasera y dejó la puerta abierta esperando a que el rubiales se subiera también.
avatar


Avatar : X-23
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 07/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Rock Steven el Dom 06 Ene 2013, 15:29

- Muévete

Seguía con la mente en otro sitio. Ya no estaba tan focalizada en mis recuerdos y mis ansias de venganza pero había áun algo que me impedía moverme con normalidad. Llegué a pensar estúpidamente durante un segundo el quedarme alli parado y que me trincara la pasma. Al menos asi ya no tendría esa presión constante de buscar y no encontrar, de no saber por donde empezar.
Agitando repetidas veces mi cabeza deseché la idea de mi cabeza. Era una gilipollez. Ya me trincarían en otra ocasión, motivos tendrían seguro.

Estaba como un espectador pasivo dejandose llevar. Noté como me agarraba del brazo y me alejaba del lugar para llegar hasta un taxi... ¿de donde coño había salido? en fin, eso era lo de menos. Pude escuchar levemente "Mirador Kito". Supuse que ese era el sitio donde intentaba que pasásemos desapercibidos. Bien, cualquier lugar valía menos en el que estaban.

Entré en el habitáculo y me acomodé pesádamente en el asiento de atras, junto a Endo.

-Venga, vamonos ya... acelera anda.

Mientras saliamos de alli con una sacudida cerré los ojos. No sabía que coño decirle ahora a la chica. Definitívamente parecería un loco de la ostia y poco de eso iba a cambiar. Casi había matado al yonki de mierda ese. Mal comienzo para una relación entre dos socios...

Vaya mierda de día. Para no variar...

Carraspeé un poco mientras me pasaba la mano por la cabeza. Nunca se me habían dado bien las disculpas. Nunca las había necesitado de hecho.

Mira... no podríamos haber empezado con peor pie. Siento mucho el espectaculo de antes. Más de una vez he hecho ese tipo de cosas, no te lo voy a negar. Pero siempre en respuesta a una trifulca contra mí o mis hermanos. Lo de ahora no tenía sentido y es la primera vez que me pasa...

Tragué saliva...

Ahora tocaba lo más difícil de la disculpa y lo que peor sabía decir.

-Lo siento...

Mi voz fué en realidad casi un susurro pero estaba seguro que lo había escuchado. A lo mejor me tachaba de blando al disculparme asi, pero no lo hacía solo por la paliza. También lo hacía porque no quería meter a nadie en lios. O al menos a alguien que aun no fuese consciente de mi vida y mis movidas.

Puta mierda...
avatar


Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 18/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Endo Sayaka el Lun 07 Ene 2013, 23:45

En cuanto el guiri se subió al taxi Endo le hizo una señal al conductor para que se pusiera en marcha, aunque el rubio también se encargó de meterle prisa para que se alejara de allí. No quería ni mirarle a la cara al muy gilipollas, así que desvió su mirada hacia un lado para quedarse mirando por la ventanilla trasera a ninguna parte. No se inmutó cuando lo escuchó carraspear, ni un ápice. Aún estaba flipando por lo que había hecho sin venir a cuento realmente.

Bufó secamente cuando comenzó a hablarle. Sí, desde luego habían empezado con el jodido pie izquierdo. Se cruzó de brazos y continuó mirando por el cristal, escuchándole aunque sin prestarle demasiada atención. No quería oírle, joder.

- Lo siento...

Dicho con boca pequeña y casi en un susurro, tan típico de los hombres. Todos igual de gilipollas. Permaneció en silencio, sin siquiera moverse. Estaba de muy mal humor, pero no sólo por la locura que había hecho el guiri, sino porque... Le debía una. Sí, odiaba reconocerlo para sí misma y por supuesto nunca se lo reconocería a él, pero de no haber reaccionado así quizá ella hubiera dicho que sí a su propuesta y habría caído de nuevo en algo de lo que aún luchaba por dejar. Si Rock no le hubiera pegado al camello y éste hubiera seguido insistiéndole... Nunca lo sabría, en realidad; nunca sabría si hubiera sido lo suficientemente fuerte como para negarse. Y por eso en el fondo se alegraba de lo que había ocurrido.

- ¡Tsk! - fue su única respuesta.

No por él, sino por ella. Odiaba no tener razón, o más bien deberle algo a alguien. Por fortuna Rock no sabía nada de esto, de modo que tenía ventaja sobre él.

- Está bien... Pero no hagas ese tipo de estupideces delante mía. - añadió, mirándole al fin aunque con el ceño fruncido.


OFF: Puedes poner que llegan al mirador en tu siguiente post ;-)
avatar


Avatar : X-23
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 07/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Rock Steven el Mar 08 Ene 2013, 21:16

Un chasquido como única respuesta. Vaya mierda... definitivamente había dias que no sabía porque me levantaba de la jodida cama.

- Está bien... Pero no hagas ese tipo de estupideces delante mía.

Pues... al menos me había dirigido la palabra. Pero aun asi yo no tenía nada que decir asi que preferí cerrar el pico durante todo lo que quedaba de trayecto. No tenía motivos ni ganas de ponerme en ese momento a hablar y menos aun sabiendo que ella se lo habia tomado tan mal. Y con razón.

Asi que para evitar cruces de miradas tensas me dediqué a observar el paisaje. De los altos edificios la imagen fué dando paso a casas unifamiliares para más tarde encontrarnos ante terreno campestre. Estaba claro que el mirador quedaba a las afueras, pero no tenía ni idea de cuanto tiempo seguiríamos en ese maldito taxi. Rezaba para mis adentros para que estuviese en el siguiente kilometro.

Pero no era asi... tras casi 15 insoportables minutos y una subida que quitaba el hipo finalmente el vehículo se detuvo. A simple vista era el típico picadero americano que salía siempre en las películas pero este albergaba unos bancos y no habían coches por los alrededores. Buen sitio para huir de miradas indiscretas... y de la policía.

Nunca había estado allí y estuve pensando si ella había estado antes o no. Parecía un lugar realmente tranquilo y apartado... demasiado apartado como para venir a menudo.

Tras estos pensamientos saqué la cartera y le pagué la carrera la taxista.

- Creo que es lo mínimo que puedo hacer despues de todo...

Lo decía más para mí mismo que para la morena, pero si ella se daba por aludida mejor que mejor.

con las mismas bajé del taxi y respiré hondo un par de veces, como si ese aire puro y saludable fuese a desaparecer en la siguiente bocanada. "esto si es respirar aire de verdad" pensé mientras me estiraba un poco.

Y sosteniendo la puerta invité a la chica a salir del coche. No estaba acostumbrado a hacer ese tipo de cosas, de hecho solía pasar de todas esas cortesias de mierda, pero me sentía demasiado culpable como para no intentar arreglarlo con gestos como ese. ¿Que posiblemente ella me viera como un gilipollas al hacer eso? seguro ¿Que a mi me importara? poco menos que nada. Solo quería hacer desaparecer un poco ese sentimiento de culpabilidad. Lo demas me importaba un bledo.
avatar


Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 18/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Endo Sayaka el Miér 09 Ene 2013, 02:40

Tras su frase Endo había apartado nuevamente su mirada, y el rubio tampoco le dirigía la suya, estando concentrado mirando por la ventana del taxi. Ella hizo lo mismo y ambos permanecieron en silencio todo el trayecto restante, que duró aproximadamente unos quince minutos. A Endo no le incomodaba el silencio, de hecho lo prefería, de modo que la travesía se le hizo menos pesada.

En cuanto el taxi se paró en su destino el guiri sacó su cartera y se ofreció a pagar la carrera, ante lo que ella no se negó. No porque creyera que él debería pagar por lo que hizo sino porque, qué demonios, era dinero que se ahorraba. Y en cierta medida habían tenido que alejarse hasta allí por su culpa así que sí que era su deber pagar ahora que lo pensaba.

Rock se bajó del taxi y Endo se dispuso a hacer lo mismo, pero se encontró con que el chico sostenía la puerta incitándola a que lo hiciera. ¿Quién carajo se creía, un estirado caballero inglés o qué? A ella no le iban ese tipo de mariconadas cursis. Salió del taxi y cerró la puerta con fuerza.

- ¿Qué te había dicho de las estupideces? - comentó con desgana.

Pero no añadió nada más. Se acercó hasta la barandilla de madera del mirador y contempló la vista. Podía verse la ciudad a lo lejos, con los coches diminutos pasear de aquí para allá. De ser de noche la vista sería mejor aún, pero debía admitir que de día tampoco estaba nada mal. Apoyó sus antebrazos en la barandilla y siguió mirando el horizonte en silencio.
avatar


Avatar : X-23
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 07/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Rock Steven el Dom 13 Ene 2013, 18:25

- ¿Qué te había dicho de las estupideces?

¡¡¡TATACHAAAAAAN!!! ¡¡¡sorpresa!!!

No sabía por qué pero me esperaba esa clase de respuesta. Menos mal que ya había decidido hacer caso omiso, porque sabía que una mala contestación ahora derivaría a una discusión y... como que no tenía ganas ya de peleas. Ya bastaba por ese dia.

Viendo como cerraba la puerta que le sujetaba con un portazo, la ví alejandose hasta el mirador propiamente dicho. En medio de ese cabreo veía la escena bastante curiosa. El haber acabado aqui con la chica que acababa de conocer era ya algo raro y más raro aun era que no estaba molesto por lo que acababa de pasar. Más bien intrigado ¿quien coño era esa tia? ¿por que venir a este sitio? podriamos haber escapado de la tienda e ir a cualquier lugar más cercano. La ciudad era tan grande que no sería dificil despistar a la pasma.

Tras observarla de espaldas a mí echando un vistazo a la ciudad me recreé unos segundos contemplando la escena. Melancolía y tristeza era las palabras que acudíana a mi mente. No sabía a ciencia cierta por que.

Caminando lentamente con las manos en los bolsillos me aproximé a ella y apoyé un brazo en la barandilla mientras con la otra sacaba un pitillo, me lo llevaba a los labios y lo encendía. Tras la primera calada y dejando transcurrir unos segundos de silencio mientras ambos mirabamos a la bulliciosa ciudad, giré la cabeza para observarla. ¿en que estaria pensando?

-¿Fumas?- le comenté mientras le ofrecía la cajetilla abierta y con un cigarrillo sobresaliendo.

Fué lo primero que me vino a la cabeza. Un rompehielos como otro cualquiera. La verdad era que tanto silencio me incomodaba. Era como si hubiese que romperse de alguna manera para no quedar como dos pasmarotes.
avatar


Mensajes : 163
Fecha de inscripción : 18/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Endo Sayaka el Jue 17 Ene 2013, 17:49

Notaba la presencia de Rock a su lado pero no dejó de contemplar el paisaje. Al menos no hasta que le preguntó si fumaba. Giró la cabeza para mirarle pero inmediatamente sus ojos se trasladaron hacia el cigarrillo que sobresalía de la cajetilla y que le estaba ofreciendo. Lo cogió apresándolo con suavidad entre sus dedos índice y corazón y se lo llevó a los labios. Esperó a que el rubiales le ofreciera fuego, lo cual no tardó en suceder, encendiendo así el cigarro. Le dio una larga calada y expulsó el humo con parsimonia.

- Gracias. - respondió.

Volvió a girar la vista al frente y siguió disfrutando de las vistas, sólo que ahora de forma más relajada y mejor puesto que ahora disfrutaba de un cigarrillo lleno de nicotina. Entonces se le cruzó algo por la mente durante apenas un par de segundos, pero tan pronto como su cerebro procesó la idea sus labios ya la estaban soltando.

- ¿Qué coño se te pasó por la cabeza para casi dejar a un tío en coma?

Lo había preguntado con un tono de voz neutral y sosegado, como si fuera una pregunta banal y común.
avatar


Avatar : X-23
Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 07/11/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Reparando a la niña...

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

Afiliados