Últimos temas
» Encrucijadas
por Ira Jue 19 Jun 2014, 11:49

» La noche más oscura
por Aisu Lun 09 Jun 2014, 09:38

» ◄Registro de Avatar
por Ryogi Aoi Miér 04 Jun 2014, 14:13

» ◄Registro de Grupo
por Ryogi Aoi Miér 04 Jun 2014, 14:13

» Memento
por Ichinose Hitomi Dom 25 Mayo 2014, 14:04

» Silent Mall
por Ichinose Hitomi Dom 25 Mayo 2014, 13:01

» Nessun Dorma (Que nadie duerma)
por Ichinose Hitomi Dom 25 Mayo 2014, 11:46

» Si no te gusta perder, no juegues
por Bobby Harley Mar 13 Mayo 2014, 22:56

» Flow with'eh
por Bobby Harley Mar 13 Mayo 2014, 21:14

» Aprendiendo a ¿trabajar?
por Sakurakoji Takumi Lun 12 Mayo 2014, 01:33


El saco no tiene la culpa

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El saco no tiene la culpa

Mensaje por Miyata Ukyo el Vie 24 Mayo 2013, 13:11

[15 de junio ~ noche]

Miyata prefería indudablemente acercarse al gimnasio por la noche, pasada la hora de cenar. Era cierto que sólo había un monitor para los pocos presentes, pero él no lo necesitaba. Y no porque se creyera el pro del gimnasio, sino porque le gustaba estar a su aire y desconectar por completo. El ejercicio le ayudaba a evadirse y a despejar su mente, constantemente nublada por pensamientos que él mismo se metía en la cabeza. Aquella hora era perfecta porque la sala estaba prácticamente vacía, a excepción de Yoshinaka, que trabaja mañana y tarde y sólo podía ir al gimnasio a esa hora, y de Nomura, un boxeador profesional que prácticamente vivía allí dentro.

Al entrar en la sala, Miyata los saludó con un ademán de cabeza y se dirigió directamente al vestuario. Se quitó el uniforme de policía y se cambió por un pantalón de chándal gris y una camiseta negra sin mangas. Lo guardó todo en su bolsa de deporte y salió, con una pequeña toalla anaranjada al hombro.

- ¿Muchos maleantes hoy?

Fujita, el monitor, siempre le preguntaba lo mismo cuando lo veía. Era el típico guaperas musculoso al que le encantaba fardar de su excelente condición de deportista, pero no era mal tío. Le interesaba mucho sus anécdotas de policía, pues aseguraba que le habría encantado llevar el uniforme de la justicia. Sin embargo, Miyata pensaba que Fujita buscaba más la gloria que el bienestar del prójimo.

- El mal nunca descansa - él también respondía siempre lo mismo.

Y era cierto. Sin embargo, en cuestión de minutos sí que desaparecería. Al menos, lo haría de su mente.


Última edición por Miyata Ukyo el Vie 24 Mayo 2013, 17:13, editado 1 vez
avatar


Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 19/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El saco no tiene la culpa

Mensaje por Adam Kenbo el Vie 24 Mayo 2013, 13:40

Las cosas se habían empezado a poner en su sitio, Adam había conseguido un trabajo con el que ya podía pagarle alquiler a Aoi y poner dinero para las cosas de casa y había decidido también dedicarse a algunas actividades para hacer algo de provecho, la más obvia era haberse apuntado al gimnasio pues su cuerpo no se iba a mantener sólo y era una pena perder lo que tenía, así desde hacía sólo un par de días acudía al gimnasio de la zona por las noches, ya que trabajaba casi todo el día.

Aquel sitio siempre estaba vacío por las noches y así se trabajaba más a gusto, el monitor se había quedado perplejo cuando Adam se apareció con aquel cuerpo sin saber nada de ejercicios para mantener los músculos pero tampoco quería explicarle sus problemas personales, simplemente había puesto cara de tonto y se había dejado aconsejar entre comentarios de lo más "fuera de lugar".

Hoy le tocaba hacer pecho y se puso manos a la obra con los ejercicios que le había mandado, sin embargo tan pronto como quiso preguntarle una duda había desaparecido. El gimnasio estaba desolado salvo por un par de tíos que venían a las mismas horas que Adam y a éste no le quedó más remedio que pedir ayuda al más cercano.

-Perdón, ¿podrías echarme una mano? Soy... nuevo... en esto... y no sé muy bien cómo hacer este ejercicio.

La misma excusa pero con un tipo diferente, sólo esperaba que no hiciera suposiciones y que fuera más discreto que el monitor.
avatar


Avatar : Chris Hemsworth
Mensajes : 124
Fecha de inscripción : 06/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El saco no tiene la culpa

Mensaje por Miyata Ukyo el Lun 27 Mayo 2013, 10:23

Por lo general, Miyata se contentaba de realizar ejercicios de musculación por el simple hecho de mantenerse en buena forma. Al fin y al cabo, era policía. Sin embargo, había días en los que sentía unas ganas locas de tomarla con el saco de boxeo, descargando toda su frustración en cada golpe. Estaba claro que él no era un tipo que destacase demasiado por su fuerza, pero eso carecía de importancia cuando lo único que se deseaba era liberar tensión.

Y esa era exactamente su intención, salvo que Nomura estaba reventando el saco de lo lindo, haciendo muestra de su monstruosa fuerza. Sus rivales debían pasarlo verdaderamente mal en los combates... Fuera como fuese, el joven resolvió que sería mejor realizar sus tablas mientras esperaba, pues ese lapso de tiempo podría alargarse demasiado.

Miyata se hizo pues con un par de pesas para trabajar los bíceps. Hasta ahora era capaz de levantar 12 kilos, cinco en cada lado más la barra de dos kilos. La verdad es que tampoco tenía la intención de incrementar mucho más su fuerza, pues rara vez se le presentaba la ocasión de encajar un golpe. Su profesión podía parecer peligrosa, pero lo cierto es que Rôkai era una ciudad más bien tranquila.

Tanto lo absorbía el ejercicio que ni siquiera se dio cuenta de que había entrado otro tío. Es más, le costó un poco captar que se estaba dirigiendo a él para pedirle ayuda. Al levantar la vista, Miyata se topó con un hombretón que era todo músculo, y posiblemente esa expresión se quedase corta. Sin embargo, y por sorprendente que parezca, lo que más le llamó la atención era sus rasgos extranjeros, y eso se debía a que recientemente había conocido a un americano. De hecho, ¿qué habría sido de Steven?

- No hay problema, tío - dejó las pesas en el banco y se sentó en la máquina que el rubio quería aprender a usar - Verás, te agarras a los mangos y colocas los brazos así. Después, sólo tienes que llevar los brazos hacia el centro y notarás enseguida cómo trabajas los pectorales. Puedes cambiar el peso detrás.

El peliverde se levantó y con la cabeza le indicó que se sentara. Lo mejor sería que lo observara en sus primeros movimientos para asegurarse de que lo había entendido, aunque la verdad es que no tenía ninguna ciencia. De hecho, era imposible que un tío estuviera así de cachas sin conocer uno de los aparatos más clásicos de un gimnasio. Ahora que lo pensaba, sí que resultaba demasiado raro.

- ¿De verdad es la primera vez que utilizas esta máquina? - preguntó como quien no quiere la cosa.
avatar


Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 19/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El saco no tiene la culpa

Mensaje por Adam Kenbo el Mar 28 Mayo 2013, 10:28

- No hay problema, tío - Ukyo no le pareció ningún problema ayudar a Adam que además lo hizo con toda la confianza del Mundo. - Verás, te agarras a los mangos y colocas los brazos así. Después, sólo tienes que llevar los brazos hacia el centro y notarás enseguida cómo trabajas los pectorales. Puedes cambiar el peso detrás.

Adam se quedó observándole con los brazos cruzados mientras le hacía la explicación, no parecía nada complicado, en realidad se empezó a sentir estúpido por haber preguntado, con sólo haber probado un poco lo habría descubierto él solo. Aunque en realidad hubiera parecido más idiota si se hubiera sentado en la máquina intentando hacer el ejercicio de otra manera.

-Ya veo...

- ¿De verdad es la primera vez que utilizas esta máquina?

La pregunta del millón de yenes, ¿de verdad pensaba Adam que se iba a ir de rositas? El joven se sentó en la máquina y siguiendo los consejos de Ukyo y poniendo en las pesas 30 Kg. empezó a muscular sin esfuerzo, como si de verdad hubiera hecho aquello en otra vida con total naturalidad y seguramente... con más peso.

- Quién sabe... Creo que me podré acostumbrar...

Adam terminó la primera serie y entonces se dio cuenta de algo muy importante. ¡No se había presentado!

- Uy, ¿dónde están mis modales? Soy Adam, encantado y agradecido. Veo que vienes mucho por aquí, ¿no? Yo es que soy nuevo en la zona.
avatar


Avatar : Chris Hemsworth
Mensajes : 124
Fecha de inscripción : 06/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El saco no tiene la culpa

Mensaje por Miyata Ukyo el Lun 22 Jul 2013, 17:18

Casi como si quisiera responder con un gesto, el rubio dominó todo aquel peso como si se tratase de un fajo de plumas. Miyata se fijó entonces en la cifra: 30 kilos. No era una cantidad para novatos aunque, viendo la complexión física de aquel tipo, era imposible que se tratase de uno. ¿Por qué motivo le preguntaría el funcionamiento de la máquina? Y aquella respuesta tan enigmática... ¿Acaso se estaba quedando con él?

- Uy, ¿dónde están mis modales? Soy Adam, encantado y agradecido. Veo que vienes mucho por aquí, ¿no? Yo es que soy nuevo en la zona.

¿Entonces era eso? Adam era nuevo en la ciudad y tan sólo necesitaba conocer gente... por eso se había inventado aquella excusa tan penosa. Porque, sin intención de ser cruel, había sido una excusa penosa para conocer a alguien. Es decir, que un tío con pinta de armario te pregunte cómo funciona el equipo de un gimnasio...

- Sí, suelo venir cuando no hay mucha gente - respondió - Yo soy Miyata Ukyo.

La verdad es que quería esclarecer el tema de aquella pregunta porque no le encajaba del todo pero, por otro lado, estimaba que tampoco era asunto suyo. Al fin y al cabo, Adam al menos estaba haciendo el esfuerzo de acercarse a los desconocidos con el fin de volverlos, en fin, conocidos. Eso era más de lo que Miyata podía decir de sí mismo.

- ¿Y de dónde vienes? Hablas muy bien el japonés.
avatar


Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 19/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El saco no tiene la culpa

Mensaje por Adam Kenbo el Miér 24 Jul 2013, 00:55

Proseguí un poco más con la máquina y lo dejé para levantarme y volver a establecer una conversación normal con el otro hombre.

- Vaya, gracias. Era más sencillo de lo que parecía.

Antes de que volviera a hablar Ukyo miró a Adam algo incrédulo por lo que había dicho o quizás había descubierto algo que para el amnésico escapaba a su percepción. Tampoco es que le importara mucho, ya estaba acostumbrado.

- Sí, suelo venir cuando no hay mucha gente. Yo soy Miyata Ukyo.

Adam sonrió ante la presentación del joven japonés, al menos había sido simpático, nunca venía mal tener una conversación con alguien diferente, nunca se aburriría de Aoi pero tenía que ampliar su repertorio de conocidos.

- ¿Y de dónde vienes? Hablas muy bien el japonés.

-Oohh... Bueno... De aquí, de allí... viajo mucho -a veces se le hacía raro "mentir" de esa manera, pero como en realidad no sabía si era verdad o mentira se sentía mejor a medias. La cosa era que no quería compasión de todo el Mundo y un trato mejor sólo porque fuera amnésico. -Ahora he decidido asentarme aquí en Rokai y el japonés me ha venido muy bien, aunque si hubiera sabido italiano me hubiera quedado en italia seguramente y no aquí.

Demasiado obvio para decirlo de esa manera, pero no se le ocurría otra manera de darle bulto a la conversación para que no se filtraran las mentiras. Era genial, porque en vez de mentiroso parecía idiota.

- ¿Tú naciste aquí o eres de otra parte de Japón?

Normalmente Adam no le haría esa pregunta a un recién conocido pero ya que él se había tomado la libertad de hacer una pregunta similar él también podría devolvérsela.
avatar


Avatar : Chris Hemsworth
Mensajes : 124
Fecha de inscripción : 06/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El saco no tiene la culpa

Mensaje por Miyata Ukyo el Vie 26 Jul 2013, 01:17

¿De aquí y de allá? Parecía que Adam no tenía demasiadas ganas de dar una precisa respuesta y, si bien resultaba algo irritante, Miyata no podía sino comprenderlo. Al fin y al cabo, él mismo eludiría la mayoría de los detalles de su vida en una primera conversación con un completo extraño. Pero, en fin, la actitud del rubio no hacía sino generar más preguntas...

- ¿Tú naciste aquí o eres de otra parte de Japón?

Afortunadamente Miyata había abandonado el nicho familiar hacía años, porque de no ser así probablemente se hubiese vuelto loco. Toda su ciudad natal le recordaba a Akie, y pensar en Akie era simplemente... simplemente...

- No, yo soy de Fukuoka, pero vine aquí después de hacer las oposiciones a policía - explicó - Ya sabes, donde te toca, te tocó.

Por alguna razón sintió deseos de hacerse él también el misterioso. Es decir, ¿por qué iba a soltarlo todo por la boca de buenas a primeras? Aquel extranjero era una maraña de incertidumbres, de modo que no le daría el gustazo de darle respuestas ricas en contenido. Puede que Miyata tuviera los cables cruzados después de haber conocido a Mayumi, pero desde luego ya era hora de volver a fabricarse la guardia. ¿O no? Bah... al final uno siempre se arrepentía del camino que no había escogido.

- ¿Llevas mucho tiempo en Rôkai? Bueno, ¿y por qué aquí? Es decir, no es de las ciudades japonesas más conocidas internacionalmente...
avatar


Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 19/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El saco no tiene la culpa

Mensaje por Adam Kenbo el Lun 05 Ago 2013, 13:34

- No, yo soy de Fukuoka, pero vine aquí después de hacer las oposiciones a policía - explicó - Ya sabes, donde te toca, te tocó.

Adam se sorprendió al ver como Ukyo le sorprendía sin miramientos. La idea de vivir en un lado y tener que irte a otro por trabajo le sonaba mucho, seguramente había acabado en Japón por un viaje de negocios, el ocio en Japón solía ser para los forofos de la cultura oriental y los curiosos y Adam no parecía de ninguno de los dos tipos.

Afirmé suavemente ante su afirmación educadamente. Después de todo a Adam le había caído bien y le gustaba la idea de conocer a alguien en el gimnasio para ir ampliando horizontes, a la próxima pregunta no sería tan cerrado.

- ¿Llevas mucho tiempo en Rôkai? Bueno, ¿y por qué aquí? Es decir, no es de las ciudades japonesas más conocidas internacionalmente...

-Llevo algo más de un mes. No, no lo es, pero un día me encontré aquí y aquí estoy. La ciudad no es precisamente pequeña pero como bien has dicho no es conocida y es un buen sitio para perderse. Tiene unas preciosas playas, es un buen lugar para encontrar trabajo y sus habitantes son amables y educados, hay pocos problemas en el centro de la ciudad, aunque ya he oído hablar de las bandas que hay en las afueras, intento ir de casa al gimnasio y del trabajo a casa. Tampoco es que salga mucho... No conozco mucha gente, sinceramente.

Había esperado responder lo mejor posible a Ukyo, quizás la primera respuesta había sido un poco evasiva, pero era la pura realidad, un día se encontró allí y allí se quedó y todo lo que había dicho a continuación lo pensaba de verdad, era un buen sitio para vivir y no tenía ganas de empezar de nuevo en otro sitio.

-La verdad es que sí hay un motivo por el que me quedo en Rokai. Hay alguien... que me ayudó cuando llegué... y ciertamente no creo que encuentre a nadie igual en cualquier otro sitio, así que por eso me quedo aquí.
avatar


Avatar : Chris Hemsworth
Mensajes : 124
Fecha de inscripción : 06/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El saco no tiene la culpa

Mensaje por Miyata Ukyo el Lun 12 Ago 2013, 23:53

Miyata cogió las pesas, se sentó al lado de Adam y realizó los ejercicios mientras escuchaba su historia. De veras le sorprendía la soltura con la que el rubio se desenvolvía con el idioma japonés, ya que no resultaba nada sencillo de aprender para los que venían de fuera.

En cualquier caso, parecía que el extranjero estaba maravillado con todo Rôkai, incluso a pesar de haber escuchado hablar de los graves altercados que provocaban actualmente las bandas urbanas. Miyata tuvo que asentir con gesto sombrío ante ese comentario, pues a él le tocaba vivir de cerca todos los pleitos y las denuncias, que casi parecían haberse multiplicado por dos en los últimos meses. Sus superiores incluso habían llegado a nombrar a la Yakuza, pero por ahora no eran más que teorías.

Sin embargo, fue el propio Adam quien desvió el tema, nombrando a una persona misteriosa hacia la cual parecía sentir algo fuerte, o al menos eso dejaban denotar sus palabras. No hizo ademán alguno de querer articular su nombre y Miyata no estaba seguro de si era correcto preguntarle o no, ya que era un tema demasiado personal y, a decir verdad, tan sólo llevaban diez minutos hablando. Pero, por otro lado, ¿por qué Adam habría sacado ese tema sino quería hablar de ello? Igual el chaval necesitaba soltarlo y, como no conocía a mucha gente, estaría aprovechando la ocasión. Lo mejor sería responder con una frase neutral, que lo dijera todo pero a la vez no fuera demasiado directa. Sí, sí, eso iba a ser lo mejor.

- Una chica, ¿eh? - preguntó como quien no quiere la cosa, esperando haber acertado con esta medida.
avatar


Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 19/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El saco no tiene la culpa

Mensaje por Adam Kenbo el Mar 13 Ago 2013, 21:47

- Una chica, ¿eh?

Adam le miró de refilón ante aquella extraña forma de preguntar algo pero que lo decía todo a la vez.

- Siempre es una chica, ¿no? O eso dicen -le devolvió una sonrisa de complicidad. -Nah, sólo somos amigos pero ella... me salvó. De todas las maneras en que una persona puede ser salvada. Sin ella no estaría aquí, seguramente ni siquiera estaría vivo. Nadie se acordaría de mí. Pero lo que importa es que sí estoy aquí, haciendo pesas, hablando contigo, sintiéndome vivo, y todo gracias a ella, así que voy a hacer todo lo que esté en mi mano para hacerle la vida lo mejor que pueda.

A Adam no le estaba costando nada sincerarse tanto cuando apenas unos minutos antes había decidido no contarle nada al recién conocido, aunque realmente lo único que le preocupaba era que supiera porqué estaba en Rokai y cómo había llegado allí, el resto no tenía ningún motivo para ocultarlo. No se avergonzaba de ello y tampoco le estaba contando algo que pudiera usar en su contra.

- Pero aún así tengo que intentar hacer mi vida, tampoco puedo estar pendiente de ella todo el día, me convertiría en un acosador. Además en el fondo esto es lo que a ella parece hacerle feliz, que salvándome y dándome otra oportunidad sabe que la estoy aprovechando y que puedo seguir adelante... -se hizo un corto silencio hasta que Adam se dio cuenta de la situación. -Estoy hablando demasiado, ¿no?
avatar


Avatar : Chris Hemsworth
Mensajes : 124
Fecha de inscripción : 06/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El saco no tiene la culpa

Mensaje por Miyata Ukyo el Miér 14 Ago 2013, 12:20

Eso de que siempre fuera por una chica... era relativo, pero Miyata no podía sino darle la razón a su interlocutor por la simple cuenta que le tocaba. Si él era esa persona en ese mismo instante había sido, precisamente, por una chica, aunque no de la forma más positiva.

El joven policía no pudo evitar sentir cierta envidia al escuchar cómo Kenbo hablaba de su salvadora misteriosa. Al menos el rubio tenía la humildad de sentirse afortunado por albergar unos sentimientos tan fuertes, algo que muchas personas no eran capaces de valorar. Y algo a lo que otras personas no se habían aproximado jamás. Sí, Miyata deseaba que ese alguien especial entrase finalmente a su vida pero, ¿cómo hacerlo? Si a toda chica que se le acercaba la ahuyentaba como podía, en un intento de evitar un sufrimiento futuro.

- Estoy hablando demasiado, ¿no?

La verdad es que sí que estaba hablando mucho pero, en fin, él le estaba escuchando, ¿no? Si algo sabía el peliverde de buena mano era que si alguien quería cerrarse completamente en banda, lo haría por todos los medios. Y al revés. Parecía que Adam sentía la necesidad de compartir todo lo que describía con el mundo. No es que Miyata pensaba que se lo estuviera restregando, pero no podía evitar pensar que aquel tipo había salido de la nada, presentándole una vida en la que tenía todo lo que el habría querido para sí mismo, tiempo atrás: encanto, buen ver y suerte en la vida.

En cualquier caso, una pregunta seguía rondándole la cabeza. El rubio había reiterado que aquella chica le había salvado la vida. ¿Sería en sentido figurado? Por alguna razón Miyata no era capaz de imaginarse la escena en la que ella rescataba a semejante tiarrón de una tentativa de asesinato o de ser arrollado en las vías de un tren.

- No te preocupes - dijo finalmente, para quitarle importancia y para intentar no hacerle esa pregunta tan directa; si Adam se veía con ganas de seguir hablando, tal vez quisiera contarlo por su propio pie - Al gimnasio viene uno a desahogarse, ya sea física o moralmente.

Es cierto que no solía tener demasiadas conversaciones con los habituales nocturnos del gimnasio, básicamente porque al final uno se daba cuenta de que todo giraba a comparar quien es el más fuerte o quien mea más largo. Bueno, esto último jamás había llegado a pasar, no al menos en presencia de Miyata. Sin embargo, no le costaba nada imaginar ese tipo de apuesta entre los socios del local.

- De todas formas, dicen que quien la sigue la consigue, ¿no?

Las intervenciones de Ukyo en aquella conversación no eran más que topicazos que ni el mismo se creía, pero de algún modo quería sonar legal. ¿Quién era él para decirle a alguien tan optimista que la vida no eran más que puñaladas y decepciones?
avatar


Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 19/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El saco no tiene la culpa

Mensaje por Adam Kenbo el Miér 14 Ago 2013, 19:45

Miyata escuchó atentamente a Adam hasta que éste le preguntó si se estaba pasando con sus confesiones a lo que Miyata contestó no sin antes rondarle por la cabeza cómo su forma de vida era algo distinta a la del rubio.

- No te preocupes. Al gimnasio viene uno a desahogarse, ya sea física o moralmente.

¿Era eso verdad? Se preguntó Adam, la verdad es que las pocas veces que había ido a ese gimnasio no había tenido muchos desahogos, solo venía a ejercitarse y si había ido en su vida pasada, que era casi seguro, tampoco se imaginaba haber tenido una conversación así con alguien.

- De todas formas, dicen que quien la sigue la consigue, ¿no?

- ¿El que la sigue? -preguntó casi inmediatamente Adam. -Yo no la sigo, ni siquiera le he dicho nada de lo que te he dicho, bueno... salvo lo obvio. Aunque no entiendo del todo qué significa ese refrán. No sé... además, hay otro chico en su vida, su mejor amigo desde siempre, no es como si pudiera competir con algo así. Aunque tampoco me importa, ni siquiera sé qué quiero yo, estoy bastante confuso, no recuerdo haber vivido algo así antes. Bueno, no recuerdo demasiados cosas... Bah, da igual, me toca a mí, ¿no?

Adam volvió a sentarse en la máquina e hizo otra serie de quince repeticiones mientras intentaba sacarse de la cabeza la idea que le había hecho plantearse Miyata en su cabeza. ¿Aoi y él juntos? Ni siquiera se le había pasado por la cabeza, tal vez en algún extraño sueño sí, pero de ahí a la realidad había un buen abismo.

Demasiados quebraderos de cabeza le habían surgido con el nuevo trabajo y con cómo iba a cuadrar todas sus deudas con Aoi para poder buscarse un piso y dejar de ser una sanguijuela y ahora tener que pensar en qué significaba Aoi más allá de cómo le había salvado... Era demasiado. La última repetición se le fue de las manos y soltó los mangos haciendo que la pesa cayera sobre las demás haciendo un tremendo ruido. Todo el gimnasio se le quedó mirando y miró alrededor para luego buscar los ojos de Miyata buscando apoyo en un momento así.

-Lo-lo siento.
avatar


Avatar : Chris Hemsworth
Mensajes : 124
Fecha de inscripción : 06/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El saco no tiene la culpa

Mensaje por Miyata Ukyo el Lun 26 Ago 2013, 14:15

Adam seguía hablando... confesándole a un completo desconocido todo lo que no se atrevía a decirle a aquella joven cara a cara. Lo primero que quiso decirle Miyata fue que dejase de actuar como un cobarde y que afrontara sus sentimientos ante la elegida de su corazón, pero pronunciar semejantes palabras lo convertirían en el ser más hipócrita de la tierra. ¿No era él quien se escudaba tras una pantalla para atreverse a revelar su verdadero ser? Es más, él mismo se había encontrado en la situación del rubio hacía tan sólo unas semanas, cuando había conocido a Mayumi.

"Pero tú no eres una muchacha que vive con la ilusión en las venas y una sonrisa en los labios" se apresuró a recordarle aquella voz taaan gentil de su cabeza.

Pero Miyata tenía que darle la razón. Él no era como Mayumi y, de hecho, apenas si había pronunciado cinco frases desde el principio de aquella conversación. Una vez más se encontró ante la tesitura de mantenerse en sus trece y alejar a quien fuera de su lado o de atreverse a dar un descanso a los centinelas de la muralla. Con Mayumi había podido y, puede que si consiguiese recordar y poner en práctica sus consejos, una vida mejor le esperaría.

- No te preocupes - repitió ante la disculpa de Adam.

Cambiaron posiciones y repitieron las series respectivas. Entretanto, el peliverde le daba vueltas al sí y al no, encontrando tantos pros como contras. Casi le daban ganas de llamar a Mayumi para que escuchase al rubio como había hecho con él. Pero era tarde y como que no, de modo que Miyata suspiró, como cogiendo fuerzas para lo que estaba a punto de decir. Evidentemente, miró hacia las otras esquinas del gimnasio para asegurarse de que nadie más prestaba atención a lo que decían. Si alguno de repente lo veía ponerse "sentimental" con otro tío...

- No es asunto mío, pero llegas aquí y sueltas todas estas cosas personales al primero que has pillado - eso del tacto parecía que tocaría para otra ocasión - Dices que no sabes lo que quieres pero sólo has hablado de ella. Yo creo que sí lo sabes, pero lo que te falta son cojones - menudo hipócrita era - ¿Que tiene un mejor amigo? Tú mismo has dicho la función que tiene ese tío en su vida. Eso no es competencia ni nada. Échale huevos - hipócrita - Porque después llorarás por las esquinas por no haber actuado a tiempo.

Hipócrita.
avatar


Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 19/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El saco no tiene la culpa

Mensaje por Adam Kenbo el Miér 28 Ago 2013, 08:19

- No te preocupes

Adam se sintió un poco mejor después de aquello y siguieron repitiendo las series entre cruzándose, Adam seguía pensando en lo que había dicho y por alguna razón Miyata también se comía la cabeza con lo suyo aunque Adam ni siquiera se estaba dando cuenta. De pronto Ukyo habló y Adam se quedó perplejo escuchando.

- No es asunto mío, pero llegas aquí y sueltas todas estas cosas personales al primero que has pillado. Dices que no sabes lo que quieres pero sólo has hablado de ella. Yo creo que sí lo sabes, pero lo que te falta son cojones ¿Que tiene un mejor amigo? Tú mismo has dicho la función que tiene ese tío en su vida. Eso no es competencia ni nada. Échale huevos. Porque después llorarás por las esquinas por no haber actuado a tiempo.

Adam no entendió algunas de las cosas que el peliverde dijo, pero también era cierto que no sabía toda la verdad, aunque se sentía mal por haber cogido demasiado confianza y haberle contado todo sin haberle conocido, quizás se había pasado. Adam fue a abrir la boca pero entonces se le repitieron las palabras de Miyata en la cabeza

"Dices que no sabes lo que quieres pero sólo has hablado de ella... de ella... ella..."

"Tú mismo has dicho que función que tiene ese tío en su vida... su vida... vida..."

"...después llorarás por las esquinas por no haber acutado a tiempo... a tiempo..." tiempo...

Finalmente Adam abrió la boca, quizás se había pasado contándole todo aquello pero aún así Miyata había intentado darle un consejo y no se lo iba a echar en cara, simplemente había cogido la misma confianza que Adam.

- Puede ser... pero, ¿cómo se le dice a una chica que la quieres? O sea... sé que es sólo llegar y decírselo pero... ¿no debería ser de alguna manera especial? No puedo llegar y decírselo sin más, no sé si estaría dispuesto a estropear lo que tenemos sólo por querer sincerarme con ella... ¿Y si le molesta? ¿Y si cambia en cómo me ve? ¿Y sí...?

¿Y si...? Y si... En eso se resumía la vida, en "Y si..." Pero nunca lo sabríamos hasta intentarlo. Conformarse o arriesgarse, no había más...

¿Y si me pone de patitas en la calle? Eso es lo que más le preocupaba a Adam, perder todo lo que tenía por ser egoista. Y todo por algo que ni siquiera él sabía con exactitud, Miyata le había dicho que el sólo hablar de ella era motivo suficiente para darse cuenta de que la quería, pero es que no tenía a nadie más en su vida de quien hablar... ¿Realmente el peliverde había visto algo más en la manera de ser de Adam con respecto a Aoi o sólo basaba todas sus suposiciones en eso?

-Bueno, tío, siento haberte molestado con esto sin siquiera conocernos, pero me parecía peor haber empezado a hablar y dejar de contarte a medias.
avatar


Avatar : Chris Hemsworth
Mensajes : 124
Fecha de inscripción : 06/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El saco no tiene la culpa

Mensaje por Miyata Ukyo el Jue 29 Ago 2013, 16:28

A juzgar por la cara que había puesto Adam, Miyata imaginó que sus palabras le habían consternado ligeramente. Durante un instante, casi sintió ganas de pedir disculpas, pero ya era demasiado tarde para retractarse. Es decir, a lo hecho, pecho. Además, puede que por haberle dicho las cosas de esa modo, el rubio abriese los ojos frente a su situación.

- Puede ser... pero, ¿cómo se le dice a una chica que la quieres?

Aquella pregunta y las que siguieron una detrás de otra como una tropa de asalto fueron una puñalada en toda regla. El castigo a semejante alarde de hipocresía, tal vez. Miyata cerró los ojos mientras su maltrecho corazón encajaba los golpes, dolorosos como una patada en los huevos a pesar del inocente tono interrogante con el que nacían.

"¿Y yo qué coño sé? ¿A mí qué coño me cuentas? A ti al menos no te dirá que eres gay. Vete a llorarle a otro, joder" quiso decirle. Quiso gritarle.

¿Quién coño era este tío para recordarle el momento más doloroso de su vida? Es que, ¿qué coño pretendía? ¡Menudo gilipollas había sido por animarlo! ¿Qué coño quería, ¡enserio!? ¿Que le escribiera un guión para conquistar a su chica paso a paso? ¡Como si él supiera algo! Miyata era la última de las personas a la que Adam tendría que haberle preguntado eso porque él se había atrevido y lo habían humillado hasta el punto de...

-Bueno, tío, siento haberte molestado con esto sin siquiera conocernos, pero me parecía peor haber empezado a hablar y dejar de contarte a medias.

Quería gritarle. Vaya si quería gritarle. ¿Cómo podía aparecer de la nada y desequilibrarle una noche de tranquilidad perfecta? Sólo con verle con esa cara de perro abandonado le daban ganas de, ¡ARGH! Enserio, ¿de dónde había salido este tío?

- Deja de lamentarte por todo, coño - bufó - Ya te he dado una lección moral gratis, ¿qué más quieres? Búscate la vida.
avatar


Mensajes : 75
Fecha de inscripción : 19/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El saco no tiene la culpa

Mensaje por Adam Kenbo el Vie 27 Sep 2013, 05:35

Durante un momento Miyata se quedó callado y Adam le miró esperando una respuesta que no tardó demasiado en llegar aunque no de la forma que Adam esperaba.

- Deja de lamentarte por todo, coño. Ya te he dado una lección moral gratis, ¿qué más quieres? Búscate la vida.

"Pe-pero..." se dijo a sí mismo Adam en la cabeza. En el fondo nada de eso tenía sentido, Adam ni siquiera había sacado el tema en un principio, y ahora se cabreaba con él ¿por algo que ni siquiera había hecho?

No se lamentaba de nada, de hecho prefería que las cosas siguieran como estaban, todo siempre era más complicado cuando tenías que demostrar tus sentimientos. Él era feliz así. Si alguien le había estropeado la noche de tranquilidad, era Miyata a Adam, pero a él le daba igual. De hecho, al final siempre pasaba lo mismo, Adam la cagaba y la gente se enfadaba con él, al principio pensaba que sólo le pasaba con la gente cercana a Aoi pero ahora también hasta con la gente que acababa de conocer. ¿Qué coño pasaba en su cabeza?

Desde el momento en que Adam intentaba esforzarse por hacer bien a los demás, todo iba en caída libre, así que optó por hacer caso a las palabras de Miyata y las siguió al pie de la letra.

Se levantó de la máquina, cogió su toalla y su botella de agua y se fue a otro lado para dejar al peliverde con sus pajas mentales mientras él corría un poco en la cinta para montarse las suyas.

-No lo entiendo... -suspiró al ritmo de sus piernas.
avatar


Avatar : Chris Hemsworth
Mensajes : 124
Fecha de inscripción : 06/08/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El saco no tiene la culpa

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

Afiliados