Últimos temas
» Encrucijadas
por Ira Jue 19 Jun 2014, 11:49

» La noche más oscura
por Aisu Lun 09 Jun 2014, 09:38

» ◄Registro de Avatar
por Ryogi Aoi Miér 04 Jun 2014, 14:13

» ◄Registro de Grupo
por Ryogi Aoi Miér 04 Jun 2014, 14:13

» Memento
por Ichinose Hitomi Dom 25 Mayo 2014, 14:04

» Silent Mall
por Ichinose Hitomi Dom 25 Mayo 2014, 13:01

» Nessun Dorma (Que nadie duerma)
por Ichinose Hitomi Dom 25 Mayo 2014, 11:46

» Si no te gusta perder, no juegues
por Bobby Harley Mar 13 Mayo 2014, 22:56

» Flow with'eh
por Bobby Harley Mar 13 Mayo 2014, 21:14

» Aprendiendo a ¿trabajar?
por Sakurakoji Takumi Lun 12 Mayo 2014, 01:33


Ovonque tu vada (Dondequiera que vayas)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ovonque tu vada (Dondequiera que vayas)

Mensaje por Gyro Zeppeli el Sáb 22 Mar 2014, 16:19

[6 de Septiembre, 3:20 PM]

Tomar un vuelo desde Nápoles a Roma, esperar diez horas en un hostal, tomar el vuelo a Tokio, esperar otras 4 horas hasta abordar el vuelo a Rokai. En total era todo un día viajando, nada envidiable. Gyro había hecho la misma ruta hacía seis meses para luego llegar al apartamento que ya había reservado y empezar el proceso burocrático necesario para conseguir trabajo.

En eso se la habían ido los ahorros de un año. Pero había valido la pena;  Japón era un lugar más hospitalario de lo que parecía, aunque no había pasta igual que la de Nápoles, los tomates fueran carísimos, la gente no se saludase con tanto afecto, no había ningún familiar cerca, ni…

Gyro se cubrió el rostro con las manos. Estaba tan nervioso que había empezado a sentir una nostalgia arrebatadora mientras estaba sentado en la sala de recepción; solo quería que Cesare llegase lo antes posible. Le había hablado de Rokai desde antes de mudarse, y lo había convencido para que lo siguiera, esperando que encontrase un trabajo cómo profesor en la preparatoria; conocía bien a su primo y sabía que sería un excelente maestro, aunque tal vez demasiado serio.

Miró el tablero donde estaban registradas las entradas y las salidas de los vuelos; había tres provenientes desde Tokio que estaban a punto de aterrizar. Supuso que se demorarían entre quince y veinte minutos en aterrizar, más el tiempo necesario para pasar por el registro, recoger el equipaje… suficiente para tomarse un frappé dulce.

Luego de haberlo pedido, se sentó de nuevo: la barista lo había mirado con curiosidad, cosa que era normal para él. Desde el dueño del edificio donde vivía hasta sus pacientes lo miraban de forma extraña; ¿acaso nunca habían visto un italiano? ¿era su chaqueta? ¿su estatura? ¿su barba? ¿todo lo anterior? No lo sabía, aunque tenía el consuelo de que Cesare con su cabello rubio y las marcas lila que tenía en su rostro sería muchísimo más llamativo que él.

No había dejado de sentirse nervioso y estúpidamente emocionado por verlo de nuevo: él y Cesare eran más hermanos que primos, ya que el chico que le seguía, Salvatore, era 6 años menor que él. Recordó por un momento todas las estupideces que habían hecho de pequeños, y el reencuentro que habían tenido luego, tras haber cometido errores mucho peores y dolorosos que los normales.  Esperaba que le trajera algo de parte de su madre o del abuelo William, y que le explicara porque demonios se había cambiado el nombre de Cesare a Caesar en el pasaporte y en la identificación japonesa.

-Shiiiizaaa- dijo en voz baja, intentando descifrar cómo lo diría un japonés –Shiiiizaaaa Tseeeeperiiiii- se rió solo, haciendo que la señora que estaba a su lado lo mirase cómo si estuviera loco.

Bueno, no era su culpa que ese nombre sonara ligeramente estúpido comparado con el italiano.
avatar


Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ovonque tu vada (Dondequiera que vayas)

Mensaje por Caesar Zeppeli el Sáb 22 Mar 2014, 23:52

Ese había sido el día más largo de su vida, de no ser porque tenía bien metida en la cabeza la idea de irse quizás no hubiese soportado todo ese ajetreo; por supuesto, no podía quejarse, en todo el camino no hubo ningún percance significativo lo cuál era bastante bueno… al menos desde su punto de vista claro está.

Quizás lo que más le tranquilizaba era el hecho de que hubiese alguien esperándolo en aquél lugar desconocido, no por supuesto luego de una ardua tarea de convencimiento… veamos, empezando por todo el dinero que implicaba aquél lío, y luego estaba el hecho de que no le apetecía del todo irse… aunque por último decidió que era buena idea, es decir si su primo había insistido tanto es porque algo bueno tendría ese lugar ¿no? Además, si fallaba, siempre podría regresar, era una de esas oportunidades que podían tomarse.

Aunque claro, iba a llegar sin trasero, eso lo notó llegando a Tokyo… y sintiéndose en la dimensión desconocida ¡las personas eran realmente pequeñas! Es decir, esperaba que lo fueran, pero verlo era más sorprendente aún.

Decidió no darle demasiada importancia al asunto, porque evidentemente no la tenía, aunque se distrajo por unos breves segundos mientras esperaba su próximo vuelo: los enormes carteles de la ciudad nipona eran realmente llamativos, se sintió bastante aliviado al notar que podía entender el 90% de los kanjis ¡eso era sin duda un buen comienzo!

Aunque al volver la mirada notó que él no era el único curioso; la gente inevitablemente se volteaba a verlo… bien, no sabía si eso elevaba su ego o algo por el estilo, pero suponía que tenían sus razones: eran absurdamente diferentes ¡aunque podía jurar… es más! Esperaba que eso no le trajera problemas o algo.

Al fin… luego de otro rato de vuelo (un poco retrasado por cierto percance que no entendió bien) llegó al fin a su lugar de destino, donde estuvo un rato esperando a que firmaran, sellaran, revisaran, y todo este asunto burocrático, por supuesto… al apenas entrar notó a su primo, que vamos, resaltaba entre ese montón de gente bajita y callada.

- ¡Gyro! Cugino cierra ya esa bocaza que suenas ridículo, ya estoy aquí – soltó por un momento las maletas abriendo los brazos ¡tenía mucho tiempo sin verlo así que era bien requerido un abrazo! Como todas las familias deberían darlo.
avatar


Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ovonque tu vada (Dondequiera que vayas)

Mensaje por Gyro Zeppeli el Dom 23 Mar 2014, 15:50

Había seguido practicando ese nombre tan absurdo de no haber oído una voz cerca de él.
Porque ahí estaba, con cara de no haber dormido nada, el cabello revuelto, las maletas inmensas a su lado y una sonrisa que más de una vez los había sacado de problemas: Cesare Zeppeli estaba ya en Japón haciendo gala de su afecto y su increíble capacidad para regañar a cualquiera en cualquier momento. Aunque fuera en broma.

-Lo ridículo es que te hayas cambiado el nombre, cugino; de emperador romano a ensalada americana, ¿en qué estabas pensado?- Gyro se levantó, dejando el vaso medio lleno al lado de la silla, y abrazó a su primo. No había pensado que lo extrañaba tanto; supuso que había obviado su propia nostalgia a partir de incontables horas de trabajo y de la sensación de novedad que llenaba todos sus días en Japón. Pero aquí estaba al fin, abrazando a la persona más cercana a él, besándolo en la mejilla cómo se debía hacer con los familiares que venían de lejos, ganándose un par de miradas de curiosidad, otras de desaprobación, ninguna que le importase realmente.

¡A la mierda el qué dirán, un napolitano era un napolitano en Japón, en Marte o en el patio de su casa!. Y ya era hora de tener la alegría de sentir algo de casa cerca, además de las cartas y los emails.

Gyro se separó un poco de su primo, poniendo sus manos en los hombros de éste, para mirarlo a la cara. –Joder, Cesare… ¿cómo te fue en el viaje? ¿Aún tienes nalgas o ya se te consumieron? Apenas llegué aquí al aeropuerto me puse cómo un animal enjaulado a mirar todas las pantallas preguntándome si llegarías bien y si traerías algo de casa, no se consiguen ravioli decentes que no valgan un ojo de la cara, además Salvatore no le ha enseñado a mamá ni al abuelo a usar internet y sabes que mi padre no escribiría una carta aunque fuera el fin del mundo- No le iba a decir de las diecisiete veces que se le había quemado la pizza en el horno ni de sus sueños sobre el Monaciello metiéndose en su apartamento y robándole el queso, no, eso ya era quejarse demasiado.

-Bah, ya estoy hablando demasiado, para variar- exclamó sacudiendo las manos: no había pasado medio año o más diciéndole a Cesare que viniera a vivir a Japón para llenarlo de quejas cuando llegara –El asunto es que estoy muy feliz de que hayas llegado, primo. Creo que podrás llevar una buena vida aquí, y cuando te hartes, o nos hartemos, volveremos a casa a contarles historias a nuestros hermanitos sobre cómo nos las arreglamos en un país tan lejano pero tan hermoso ¿no?-

Claro que iba a ser así, pensó, su vida en Japón tendría historias tan buenas como las del abuelo William en Inglaterra, aunque con menos aristócratas chiflados.
avatar


Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ovonque tu vada (Dondequiera que vayas)

Mensaje por Caesar Zeppeli el Lun 24 Mar 2014, 19:26

¿Por qué no le extrañaba que eso fuese lo primero que le iba a sacar en cara? Para variar… bueno, al menos las predicciones acerca de su primo eran tan certeras como siempre, eso como lo de saber de antemano que estaría haciendo cualquier cosa ridícula incluso en un lugar público ¡pero es que eso no era nada nuevo! De hecho, más le habría sorprendido el verlo tranquilamente sentado, como el resto de personas.

- ¡No es mi culpa cugino! Son esas cosas de la romanización, no lo entiendo aún del todo, pero era aparentemente necesario – porque él haría lo posible por mantenerse al margen, además, hablando de cosas absolutamente necesarias, por supuesto que devolvió el saludo con la misma efusividad y cariño que su primo ¡no podía ser de otro modo!

¿Qué la gente los miraba? Pues que los miraran, así a les daban una lección de cómo se supone que deben tratarse entre familia ¿Cuál era la necesidad de limitar el trato a algo formal, como si fuesen unos completos desconocidos? No señor, eso no iba con él, con ninguno de los Zeppeli y por supuesto, con ningún italiano.

- ¡Pues creo que aún me queda apenas trasero! No pienso sentarme de nuevo en unas horas, maldizzione, jamás pensé que sería un viaje tan jodidamente largo ¡pero sobreviví! – que eso era lo importante, y ahora que se lo recordaba, abrió el bolso que le colgaba del hombro - ¡Ya me imaginaba que te haría falta algo! Así que traje pasta como para un mes entero, y mira – sacó un grueso álbum de fotos – Todas casi nuevas, además, mamma te manda esto – Le entregó un recetario y un llavero de osito, ambos se veían hechos a mano – dijo que apenas te viera, te lo entregara.

Además, aquello de las historias se oía realmente tentador sin lugar a dudas, igual no es como si tuvieran que quedarse ahí para siempre, podían ir a otras partes, hacer los recorridos que su abuelo había dejado estampado en sus memorias ¿conocerían gente tan peculiar como lo hizo él? bueno, eso si no podían saberlo - ¡Claro que siempre lo haces, eres un bocazas después de todo! pero bueno ¿a donde se supone que iremos entonces?
avatar


Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ovonque tu vada (Dondequiera que vayas)

Mensaje por Gyro Zeppeli el Lun 24 Mar 2014, 21:57

-Yo no soy un bocazas, tú eres un amargado, que es otra cosa. Además  ¿absolutamente necesario? Al menos podrías decir “El abuelo se cambió el nombre también, por lo que es tradición familiar” o algo así, esa sería una buena excusa – Burlarse de su primo era uno de los gustos de la vida, además ambos sabían que Cesare era ligeramente más listo, así que podía habérsele ocurrido una respuesta mucho mejor que la que había dado. –Igual conmigo te jodes, yo te llamaré Cesare hasta que el sol deje de salir por el este- Gyro estaba seguro que a éstas alturas ya estaba sonriendo cómo un idiota.

No,  corrección, fue al ver el álbum, el recetario y el llavero que empezó a sonreír cómo un idiota: primero abrió los ojos desmesuradamente,  intentando sostener todas esas cosas precariamente. El álbum estaba lleno de imágenes de su madre y de sus hermanos sonriendo, veraneando y paseando, además de notas del tipo “La chica de la izquierda es la novia de Salvatore”, “Alessandro pasó el primer curso de ingeniería con honores”,  “Tu abuelo te manda saludos desde Lisboa” y la más importante “Ésta es la primera foto que se toma tu padre desde que nos casamos”

-Cugino…yo…- Aunque estaba sonriendo, podía sentir cómo toda esa alegría se volvería lágrimas si no cerraba el libro de inmediato y hacía algo: detestaba ponerse así de cursi es público, mucho más con alguien conocido cerca. Miró el recetario, hecho a mano y el osito –Yo….yo… ¡tengo que conseguirle un listón a la osita! Ya tengo un llavero de osito y quiero que tenga novia, ¡ha estado muy solo desde que llegué aquí, no tienes idea! Además no estaría mal devolverle el favor a mamma y fotografiarlos donde vivimos y trabajamos ¿no te parece?-  Le importaba muy poco si su primo pensaba que era una idea tonta, la llevaría a cabo sin importar la reacción de sus colegas...

O la reacción de Cesare, por lo que valía. Ver su cara de “primo-se-serio-por-una-vez-en-tu-vida” era otro de los placeres de la vida, más incluso que el de burlarse un poco de él, venga, si el buen hombre era tan genial que muchos lo tenían en un pedestal: Gyro le estaba haciendo un favor haciéndole ver que era tan humano cómo ellos (O al menos esa era su excusa) –Ahora, mi querido primo, vamos a casa. Debes estar harto de tanto viajar, preparé estofado de carne y le pedí al casero que comprase dos variedades de sushi para la cena. Además conseguí un poco de sake del país….-

En ese momento, se le ocurrió una idea graciosísima, una frase de verdadero aprecio, en la que le haría recordar a su primo el incidente más vergonzoso que un Zeppeli ebrio había tenido en tres generaciones –¡Aunque que láaaastima es que no haya conseguido Tequila! Con tanta incomodidad en tus músculos, no tienes nada que te recuerde los masajes de la dulce Josephine ¡vaya que soy un hombre desalmado!-

Más bien un hombre que sería golpeado en tres, dos, uno…
avatar


Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ovonque tu vada (Dondequiera que vayas)

Mensaje por Caesar Zeppeli el Miér 26 Mar 2014, 22:20

Él no era amargado… bueno, no todo el tiempo ciertamente ¿pero cómo uno reaccionaba ante Gyro, sinceramente? Aunque así habían sido desde pequeños y quizás por eso es que no se enojaba realmente con todas sus letras… a menos claro que le echase en cara cierta persona idiota en su vida, que esperaba que no lo hiciera, porque vamos… ya eso era cuestión del pasado.
En serio, en serio lo esperaba.

- Ya deja de cuestionar mis decisiones Gyro, de todas formas ambos sabemos cómo me llamo, antes de que empieces de nuevo con el show de intentar pronunciarlo como lo haría un japonés – que a pesar de todo se la hacía un tanto gracioso, porque si escuchabas con detenimiento sonaba como “pizza”… ok, no era tan bueno ahora que lo pensaba, pero que podía hacer… supuso que podía vengarse pronunciando mal el nombre de la gente que no fuese capaz de decirlo como era debido, aunque no era su culpa.

Se cruzó de brazos esperando su reacción… sabía que seguramente le gustaría… sin embargo, aquello solo logró que casi se cayera ¡él hombre cursi, en serio que no había cambiado nada! Una gotita bajo por su sien, al menos eso lo hacía feliz (lo cual ya era algo) y pues de algún modo la lógica hizo aparición… un oso necesitaba su osita, aunque aún no entendía del todo su afición por sus peluches, eran bonitos eso si… pero diablos.

Sabía que de igual forma su rostro debía estar hecho un poema; es que ¿Cómo se acostumbraba uno a alguien tan impredecible? Aun si pasaras años con esa persona eso nunca ocurriría, y menos si la persona en cuestión era Gyro Zeppeli, porque… pues porque mírenlo ¡Mírenlo! ¡Hablando de conseguirle pareja a su llavero de oso de peluche! ¡En el aeropuerto! Argh, mejor no se daba dolores de cabeza, ya le bastaba con el dolor en el trasero.

… Pero entonces llegó la mención que EN SERIO había esperado no oír.

Por supuesto, que le dio un buen zape en la cabeza bufando en voz alta - ¡Que masajes ni que nada, idiota! De paso tenías que sacar a ese otro cabeza hueca, por favor – tiempos que no quería ni por asomo recordar, grazzie – Vamos a casa mejor, que me muero de hambre, si quieres alcohol estoy bastante seguro que aquí han de vender ¿no? ¿o así de puritanos son?
avatar


Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ovonque tu vada (Dondequiera que vayas)

Mensaje por Gyro Zeppeli el Jue 27 Mar 2014, 15:23

Recibió el golpe con una sonrisa de oreja a oreja; no es que no le hubiera dolido (estúpido Cesare y sus estúpidas manos pesadas) sino que era una señal de aprecio. Una muy ruda señal de aprecio. –¡Ouch! Yo sólo intentaba pensar en cómo dirían tu nombre, no era como si hubiera tomado un micrófono y lo hubiera cantado frente a todo el mundo, Shiza-chan~- Hizo su mejor cara de ofendido, sólo para soltar una carcajada repentina  -¿Y alcohol? Ya te dije que conseguí sake, no es difícil de conseguir, además no quiero que te embriagues, ya sabemos que puede pasar, después de todo….- Oh, era tan divertido recordar esos buenos momentos.

Pero sabía cuando detenerse,  mejor, sabía que no era una buena idea para su integridad física y emocional seguir molestando a Cesare, más que nada porque él también sabía ciertas cosas que era mejor olvidar. –Y con respecto a esos que dices sobre ser puritanos. No, no lo son, al menos no por dentro. En público la gente aquí es muy cortés y demasiado formal, nada de peleas en las calles ni de embotellamientos solucionados a botellazos. Eso sí, tienen revistas que … bueno, no quiero explicarte, sólo te digo que hacen que uno se sienta particularmente sucio luego de mirarlas- prefirió no decir más, los japoneses eran mucho menos puritanos de lo que parecía, aunque no hubiera esperado que tanto.

-Pero bueno, suficiente, tenemos que ir a casa a que descanses de una buena vez para que empieces a buscar trabajo. Me han dicho que la academia es buena y que los alumnos son bastante aplicados, están buscando un nuevo profesor de ciencias sociales...aunque seguro ya sabes eso, primo- Mientras hablaba, Gyro reacomodó las cosas que sostenía para así ayudarle a su primo con el equipaje -Por ahora vayámonos de aquí, ya hemos hecho demasiado escándalo, además que los aeropuertos siempre me dan esa sensación de que alguien se va a ir... no me gusta para nada- Era verdad, los aeropuertos eran lugares llenos de despedidas a media voz y de tristezas extrañas, nada bueno para recibir a alguien a su nuevo hogar.

-Ya verás cuando llegues a casa, Cesare, la vista es bastante hermosa y los vecinos no molestan...excepto la señora del cuarto piso, aunque no es mi culpa que odie la buena música- Gyro se quejó, esperando que esas tonterías alegraran a su primo -Eso y la chica del segundo piso estaba especialmente interesada en saber cómo eras, ahí estás pintado, conquistando mujeres sin siquiera esforzarte- refunfuñó a modo de broma -Aunque bueno...creo que todo eso son estupideces comparadas con lo feliz que estoy de verte. Ya estaba harto de sentirme tan solo en éste lugar-

Gyro era capaz de decir malos chistes, de hacer bromas estúpidas, pero no era capaz de mirar a los ojos a alguien cuando de verdad decía lo que pensaba. Ni siquiera ahora podía enfrentar lo horriblemente solo que había estado hasta ese momento.
avatar


Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ovonque tu vada (Dondequiera que vayas)

Mensaje por Caesar Zeppeli el Miér 02 Abr 2014, 00:13

Y los golpes que faltaban de ahora en adelante ¿eh? Que observaría a su primo de cerca. Si bien sabía que era un tipo maduro después de todo y por eso le respetaba, un poco de observación familiar seguro que no le caería mal ¿verdad? Al menos eso juraba y perjuraba él, que no todo era tan bueno como lo pintaban ni tan malo como podía imaginarlo, al menos esa era una lección de vida que consecutivamente aprendía tanto como por las buenas como si no.

En cuanto a lo otro en serio se sorprendió ¿con que revistas, eh? Y del modo en que lo ponía sonaba bastante convincente ¿Qué podría tener? Su curiosidad había sido encendida, aunque mejor no indagaba más con respecto a ese tema tan trivial – Me imagino que aquí ha de aplicarle que lo de que por algún lado lo cerdo sale, digo, si se privan de tantas cosas en público, por algún lado habrán de sacarse la espinita de encima – él muy seguro de eso, que ni era psicólogo ni quería serlo, pero habría que ser muy idiota como para no ver lo que era evidente.

Asintió porque de verdad ya estaba harto, y mientras más rápido viese una cama o un sillón, más feliz sería – Ja, que en eso tienes razón, seguro que los trabajadores se alegran de ya no tener que oír tu tan melodiosa voz, cugino – le dio otra palmada pero esta vez más suave antes de agarrar también parte de su equipaje – Pues más les vale serlo, porque no pienso darles notas de a gratis – vale, quizás no sería tan duro como sonaba, hasta había la posibilidad de que fuese bueno con ellos, pero lo mejor sería no darles demasiada confianza, eso se aplicaba a todo tipo de cuestiones en el mundo ciertamente.
Aunque debía admitir que había otra cosa que le intereso…

Vamos, que era hombre después de todo – Adivinaré, la pones a todo volumen ¿a qué si? – Alzó una ceja mientras lo miraba caminando a su lado, que bien conocía a este hombre, aunque eso era bueno para combatir el cansancio – Pues seguro tuviste que endulzarle el oído para que eso pasara ¿pues qué le dijiste? Aunque no es como si me molestara – por favor, en lo absoluto. Mas bien todo lo contrario.

- Por cierto ¿en serio estás tan solo? ¿Ni una chica ni nada? –que si bien le extrañaba luego recordó que su primo era médico, y esa gente a duras penas y tenía tiempo para vivir, aunque eso no le quitaba lo peculiar a la situación.
avatar


Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ovonque tu vada (Dondequiera que vayas)

Mensaje por Gyro Zeppeli el Miér 02 Abr 2014, 15:49

Lo bueno de Cesare era que lo conocía muy bien.
Lo malo de Cesare era que lo conocía demasiado bien.

-Ah, Prego! Mi voz es bastante hermosa comparada con la de la mayoría de tontos que ves intentando cantar por las calles de Nápoles, primo. Incluso al nieto de Lord Joestar le gustaba cómo cantaba y tú lo sabes- Refunfuñó fingiendo que estaba ofendido. Vale, no era ningún profesional pero tampoco era para decir que dejar de oírlo hablar era alguna especie de bendición. Además de eso, su primo se había atrevido a sugerir que su conducta era poco civil con los vecinos ¡Que atrevimiento!

-Bueno, yo sé perfectamente que tu conducta será totalmente impecable con los estudiantes y los vecinos, pero más temprano que tarde aprenderás que ésta buena gente es demasiado calmada, demasiado callada. Ahí sentirás que la sangre que te corre por las venas te pide…no, te ruega que rompas esa tranquilidad con algún sentimiento arrebatador- Hablaba con vehemencia de lo que le había pasado, desde la experiencia de soledad y confusión que había tenido los dos primeros meses en aquel país. –Es así cómo terminas cantando ´O Sole Mio a las nueve de la mañana de un sábado cualquiera y la vecina que vive justo debajo toca a tu puerta y en vez de pedirte azúcar o pedirte que bajes la voz te echa encima el agua en la que ha lavado el pescado-

Era verdad, por el amor de su madre que eso le había pasado y poco le había faltado para echar su dignidad por la borda y empezar a insultar a aquella mujer cómo un camorrista; de no haber sido porque el casero estaba bajando las escaleras en ese mismo momento, las cosas se hubieran puesto bastante desagradables.

–Pero sabemos que eso no te pasaría a ti, ¿no? ¡Claro que no! El asunto es que después de eso la señorita Sugimoto, del segundo piso empezó a saludarme más seguido cuando nos encontrábamos por la mañana, le conté que vendrías y empezó a preguntarme cosas- Aunque seguían caminando por los pasillos inmensos del aeropuerto, Gyro no dejaba de mover las manos de vez en cuando, o de hacer gestos para explicarse mejor –Le dije que eras rubio y un poco más alto que yo, que eras bastante serio y que eras el hombre más eficiente del mundo lavando ropa- No había mentido en absolutamente nada, y con sólo eso la muchacha había quedado encantada, cosa que no le molestaba en absoluto.

Ahora bien, estaba el asuntillo de la compañía, hmmm… -Si, en serio he estado solo- le dijo con la voz un poco apagada –Sencillamente ha sido difícil entablar relaciones con el resto de gente, no sé si los intimido o qué. Además no me queda mucho tiempo para hacer vida social, y tampoco es que tener pareja sea una de mis prioridades en éste momento- Bueno, ya se las arreglaría después con eso. Por ahora era sólo cuestión de tomar un taxi a casa, por fin.
avatar


Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ovonque tu vada (Dondequiera que vayas)

Mensaje por Caesar Zeppeli el Mar 08 Abr 2014, 19:55

Ah sí… el canto de Gyro, todo un descubrimiento de los Dioses, un total prodigio, si no hubiese sido médico seguramente sería todo un idol europeo, eso claro si al menos permitía que alguien más escribiese las liricas, porque… bueno, aquellas letras según recordaba eran dignas de un remix de un artista de la música electrónica moderna… argh, mejor no le discutía nada, que si al chico rubio aquél le gustaba su canto ¿pues quién era él para bajarlo de su nube? Eso sí, si lo despertaba con uno de esos bramidos por la mañana, le daría un buen golpe.

Aunque recreando la escena en su mente no pudo evitar morderse el labio para no soltar la carcajada del milenio, bueno… seguro que esa señora había hecho lo que mucha gente habría deseado en el pasado: bañar en agua maloliente a este hombre – Tampoco es que eso fuese muy temprano, pudo ser peor, pudiste haberlo hecho en plena madrugada… en el establo de los caballos, y ebrio – estaba seguro que su primo sabía a lo que se estaba refiriendo… oh la juventud, tiempo de hacer cualquier tontería sin pensar en que la policía podría venir por ti y darte una buena tunda para que dejases de ser una soberana porquería andante, aquellos sí que eran los buenos tiempos.

… El hombre más eficiente del mundo lavando ropa, de todas sus buenas cualidades, de todas las que ostentaba y era digno de admirar, a este hombre se le ocurrió decir que era el más eficiente lavando ropa, con esperanzas la señorita no esperaría quien sabe ¿un camarero? Argh, tenía que dejarse la nota mental de no dejar que Gyro fuese quien estuviese al pendiente de su vida y estatus con las féminas, porque eso iba a acabar mal, por donde lo vieran eso iba a acabar mal.

- Bueno, ya sé a quién no dejaré a cargo de mis relaciones diplomáticas – apremió saliendo al fin de aquél lugar, aunque con un poquito de culpa por haberle alicaído… eso no le gustaba, miren que este idiota era de esos que se la vivían de buen humor y haciendo los chistes más pésimos jamás escuchados, y pues así lo quería – Bleh ¡pues ellos se lo pierden! Además tú estás bien, o bueno, eso es lo que aparentas ¿lo estás? De todas formas aún queda tiempo, y si no, siempre hay más medidas que tomar al respecto - ¿Qué cuáles? Eso lo pensaría después.

Afuera aún estaba bastante claro, lo cual le hacía disfrutar un poco del paisaje frente a ellos… no se parecía en nada a casa, aunque eso no quitaba en lo absoluto lo bonito del lugar – Creo que ese esta libre… no habrá que hacer fila ¿verdad? – porque lo que menos quería en esos momentos era una fila, por el amor de Dios, no.
avatar


Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ovonque tu vada (Dondequiera que vayas)

Mensaje por Gyro Zeppeli el Sáb 12 Abr 2014, 18:34

Cesare, el vengativo y amargado Cesare con su trasero plano y su cara de modelo, creía que podía burlarse de él con facilidad. Gyro hizo un mohín de molestia, sabiendo que era mejor quedarse callado mientras su primo le recordaba algo en lo que ni quería pensar –No, su señoría, no hay que hacer fila. Los taxis esperan en la rotonda de allí- le señaló más allá de las gigantescas puertas acristaladas, refunfuñando y pensando en lo que había dicho, sin poder contener la catarata de excusas que saldría de él rápidamente.

-¡Esa vez no fue tan terrible y tú lo sabes! Todo fue culpa de Joseph y sus juegos de quién podía beber más vodka sin respirar, y yo no iba a dejar que pateara el orgullo de la familia deteniéndome sólo porque estábamos en la Villa del abuelo, ¡no señor! Si me levanté ebrio y a medio vestir al lado de Slow Dancer y canté fue porque quería que se despertara sabiendo cual de los dos era el mejor- Era cierto, sin duda, aunque habían tenido suficiente tiempo para arrepentirse: Lord Jonathan no aceptó que su nieto se hubiera puesto a tomar alcohol con sólo 15 años y les dio un sermón que los puso a llorar de arrepentimiento. Su familia, por otra parte, no le había tenido un ápice de compasión y lo había puesto a cuidar a sus hermanitos todo el día. Con resaca.

-¡Bah, Ya me estás recordando tonterías y regañándome! Yo he hecho todo lo posible por que la gente del edificio te conozca, ya están felices porque al menos alguien más va a hacerles el favor de animarles la vida e invitarlos a comer de vez en cuando. Además~ - Habló con propiedad, feliz de haber encontrado al fin a alguien con quien compartir la vida –Ya les he aclarado bastante que no necesitarán hacer nada para detenerme cuando hago alguna tontería porque ahí estarás tú haciendo mala cara y recordándome el honor familiar, la decencia y esas cosas de las que me olvido a veces, cuando me siento solo, cómo si fuera la almeja dañada del plato-

Salieron del aeropuerto, maletas en mano, dirigiéndose hacia la zona de taxis. No había mucha gente, ya que no era la época de los viajes y las vacaciones;  ni corto ni perezoso, Gyro fue a hablar con uno de los conductores, y rápidamente se puso a la tarea de poner las maletas en la cajuela. –Eh, cugino! Vamos a casa!- Le dijo a Cesare en su idioma natal, con una sonrisa en la cara y teniéndole la puerta del taxi abierta, mientras pensaba que él y su primo podían insultarse todo el día, echarse en cara sus errores toda la tarde, pero aún así, no podían dejar de ser familia, de ser corteses el uno con el otro
avatar


Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ovonque tu vada (Dondequiera que vayas)

Mensaje por Caesar Zeppeli el Miér 16 Abr 2014, 03:28

Asintió con rumbo a la dirección indicada, menos mal, porque era capaz de sobornar a alguien con tal de que los llevasen a casa pronto, su bolsillo celebró de que este no sería el caso por lo menos ahora que no tenía… mucho luego de haberlo gastado en todo los preparativos que conllevaba el viaje, sin embargo ya eso era lo de menos, ubicando al fin un auto libre se dirigió hacia él, aunque no sabía del todo que dirección pedir aun.

Por suerte su primo le tomó la delantera, dejando entonces su equipaje en la parte trasera del auto – Ya, no es la mejor escena de tu vida – no pudo evitar reírse recordándolo, era la viva imagen de “Que no se debería hacer si se quiere tener por lo menos una mínima de dignidad y reputación en compañía de los amigos más cercanos” pero de eso ya hacía mucho tiempo que había pasado, y estaba seguro que el resto lo recordaba más con humor que otra cosa… aunque en aquél entonces fue motivo de una buena cólera para los mayores.

… Pero si a alguien le constaba en el mundo que Joseph era un idiota, ese era él.

- No es mala cara, pero mientras funcioné para ponerte por el buen camino, no habrá poder humano que me restrinja de hacerla – era gracioso ver al mayor intimidándose por esas cosas, aunque siempre igual podían caerse a buenos golpes, y eso no hacía gran diferencia si tenían que ser honestos – Ya verás, lo primero que tenemos que hacer es una comida que podría entregarse de lo deliciosa que quedará como ofrenda a Dios, pero evidentemente será para nosotros, y si alguien quiere unirse, ya veremos que hacemos – que sabía que si entraba a una cocina, lo único que saldría de allí era el olor a un evidente manjar.

Montándose al fin, sintió algo de molestia por tener que sentarse de nuevo, sin mencionar que sus piernas quedaban un poco apretadas ¡Joder con los autos compactos! Pero bueno, algo más a lo que acostumbrarse a fin de cuentas - ¿Y qué tal es el lugar? ¿Grande? ¿Pequeño? ¿Más amplio que la cochera de los Joestar? - y lo decía porque eso no parecía una cochera, aquello era como una mansión dentro de una mansión solo para… ahora que lo pensaba ¿Qué guardaban ahí? Bueno, eso no importaba ya.
avatar


Mensajes : 14
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ovonque tu vada (Dondequiera que vayas)

Mensaje por Gyro Zeppeli el Vie 25 Abr 2014, 04:17

Comida, vaya que la necesitaba, en ese momento su estómago le hizo el muy hermoso y ruidoso favor de gruñir para recordarle a Gyro que el almuerzo había sido más bien magro y que necesitaba llenarse antes de siquiera ayudarle a Cesare con la ropa. –Ugh, tengo hambre, maldición….- farfulló sintiéndose algo avergonzado; ya su primo había tenido una oportunidad de burlarse de él y que su cuerpo le diera otra en bandeja de plata era demasiado. O al menos eso daría a entender.

-Ah, el apartamento- Dijo rápidamente para cambiar de tema, acomodándose bien en aquel espacio tan reducido, diciendo la dirección rápidamente y en japonés al taxista para poder llegar lo más rápido posible –No es más grande que la cochera de los Joestar, eso seguro, ese lugar era demasiado grande y demasiado oscuro, parecía la guarida de un vampiro… y tu sabes que detesto esa clase de espacios- le explicó temblando al final; la clase de lugar al que se referían parecía más de una casa de terror que de la villa veraniega en la que estaba situada, pero eso no importaba. Se había distraído demasiado con recuerdos.

-Es un apartamento bonito, en el quinto y último piso de una torre. Apenas entras ves la sala con el televisor y los libreros, a la derecha está  la cocina, aunque está separada de la sala con una repisa de madera que uso cómo comedor. Al fondo está el balcón y a cada lado de la sala están las habitaciones, cada una con su baño. La tuya es la de la izquierda, la pinté de turquesa la semana pasada- dijo con cierto orgullo; a decir verdad se preciaba de ser bastante ordenado y de encargarse muy bien de su propia casa. El taxista iba a una buena velocidad, y el clima era lo suficientemente agradable para recostar la cabeza y cerrar los ojos -Sé que te va a gustar, es un lugar bonito, y el casero es un tipo bastante responsable, aunque tremendamente curioso, ya lo verás cuando te pregunte si estuviste en el ejército o algo por el estilo para darte la bienvenida-

Plano:
http://illiweb.com/fa/pbucket.gif (¿Escalas? ¿que es eso, se come?)
avatar


Mensajes : 44
Fecha de inscripción : 20/03/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ovonque tu vada (Dondequiera que vayas)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.

Afiliados